null: nullpx
Juicios

Jurado se atasca con el veredicto del caso Medrano

Isidro Medrano García se enfrenta a una pena de hasta 19 años de cárcel por presunto secuestro y violación, además de abuso de menores
3 Mar 2016 – 3:39 PM EST

Los 12 miembros del jurado que determinarán el futuro del mexicano Isidro Medrano García, acusado de secuestrar y abusar sexualmente a una compatriota durante una década, comunicaron este jueves al juez que no están siendo capaces de ponerse de acuerdo respecto al cargo de violación.

Medrano, de 42 años, enfrenta cinco cargos: secuestro, violación, y tres por abuso sexual. El jurado informó al magistrado, Michael Leversen, que solamente les faltaba llegar a una decisión sobre si el acusado violó o no a la denunciante, Mayra, de 26 años.

Leversen podría entregar al jurado mañana una documentación que les ayudara a aclarar lo que legalmente se entiende como violación, con el fin de desbloquear la situación y evitar la nulidad del proceso. Fiscalía y defensa abordarán esos documentos con el juez en la sesión del viernes para que continúe la deliberación.


Isidro Medrano García, de 42 años, fue detenido en 2014 después de que Mayra, persona con la que convivió en aparente normalidad -según los vecinos- desde 2004, le denunciara por haberla tenido secuestrada durante esa década.

Según Mayra, Medrano abusó de ella desde que tenía 15 años y ambos vivían con Rosa, la madre de Mayra, y sus dos hermanas. Medrano por entonces era el novio de Rosa.

Después de una discusión en la casa, Medrano García y Mayra desaparecieron. La joven contó que fue drogada y retenida en contra de su voluntad, aunque durante el juicio su versión de los hechos quedó seriamente cuestionada por los testimonios de quienes les conocieron y fueron a sus fiestas.

En los años siguientes vivieron bajo identidades falsas, se casaron y tuvieron una hija. Ella tenía libertad de movimientos, auto y teléfono, iba a parques, clases de informática y baile no muy lejos de donde vivió con su madre, sus hermanas y Medrano, en Santa Ana.

Ella aseguró al tribunal que no abandonó a Medrano por miedo a su reacción y porque si denunciaba a la policía -como finalmente hizo-, podría ser deportada. Ahora podría lograr el permiso de residencia por haber sido víctima de violencia doméstica.

Medrano podría ser sentenciado a hasta 19 años de cárcel, además de una posterior deportación ya que es un residente indocumentado en Estados Unidos.

Más contenido de tu interés