null: nullpx
Caso "Affluenza"

Joven 'affluenza' Ethan Couch permanecerá casi dos años en una cárcel de adultos

Al comparecer ante un Juez y con 19 años de edad recién cumplidos, fue sentenciado a 180 días en prisión por cada uno de los muertos.
13 Abr 2016 – 12:00 PM EDT
Reacciona
Comparte

Ethan Couch, quien se declaró culpable de matar en 2013 a cuatro personas mientras conducía ebrio en Burleson, Texas permanecerá tras las rejas dos años y con más restricciones, según ordenó el Juez Wayne Salvant, quien le recordó que ahora que cumplió 19 años el pasado lunes, su condición cambió y será juzgado como adulto.

La sentencia es de 180 días en prisión por cada uno de los cuatro muertos en el accidente por la irresponsabilidad de Couch, quien ahora pasará dos años en la cárcel por el momento, hasta que sea probablemente puesto en otro periodo de prueba en el cual no podrá beber alcohol, no podrá manejar y tendrá que buscar un empleo, entre otras restricciones.

Los abogados de Ethan Couch tendrán dos semanas para apelar la sentencia.

Pero la organización Madres en Contra de Conductores Ebrios ( MADD) quienes han estado luchando para que reciba un castigo severo, expresaron su satisfacción por esta decisión que en nada se compara a la actuación de la Jueza Jean Boyd quien lo otorgó libertad condicional.

De cualquier forma, ellas siguen recolectando firmas para presionar a las autoridades de que definan la fecha del juicio como adulto y sea castigado severamente. Al momento, han recogido más de 50,000 firmas.

Cargando Video...
Dos años de cárcel para joven 'affluenza'


¿Enfermedad o excusa?

Su defensa argumentó que era víctima de '' affluenza'' el síndrome de niño rico. Un término que ha enojado a miles de personas porque la consideran una excusa, no una enfermedad.

Algunos psicólogos y consejeros, rechazan totalmente el uso del término ya que argumentan que no es un diagnóstico válido y no debería ser utilizado para justificar un delito.

"Los criterios que tenemos para definir un desorden emocional, una enfermedad emocional, no existe. La affluenza, un término inventado o creado para entender un fenómeno y explicar una situación, no existe (...). Este joven necesita estar en algún tipo de prisión, tiene que haber consecuencias sobre lo que hizo, este muchacho no puede quedar libre", precisó la psicoterapeuta Rosalinda Weiz.

Y es que el término se popularizó a finales de 1990, cuando Jessie O'Neill, la nieta de un antiguo presidente de General Motors, escribió el libro " The Golden Ghetto: The Psychology of Affluence'' .

Se ha utilizado para describir una condición en la cual los niños y jóvenes que pertenecen a familias adineradas son irresponsables, se justifican fácilmente por su mal comportamiento que la mayoría de las veces se asocia con el uso de drogas y consumo de alcohol. Usar el término es una vil excusa'', explica Irene Salas, consejera escolar.

Para algunos abogados simplemente "es un tipo de defensa que han inventado algunos abogados defensores para tratar de limitar la responsabilidad que sus clientes han tenido en cometer algún delito. Porque una sentencia justa no solamente se toma en cuenta el resto de la vida del acusado, sino también, digo como fiscal uno pide que se tome en cuenta la vida de las víctimas y de los allegados a las víctimas'', refirió Manuel Díaz, un abogado de Dallas.

El término es válido bajo la ley texana que permitió que el joven de 16 años, proviente de una familia pudiente, no era conciente de sus acciones y sólo recibiera 10 años de libertad condional. Jamás pisaría la cárcel. Esto implicaba que tampoco probaría ni la más mínima cantidad de alcohol, pero presuntamente lo hizo, según un video publicado en Twitter en diciembre del 2015.

Esto provocó que se girara una orden de aprehensión contra Couch, pero ya había escapado junto con su madre, Tonya Couch, a México.


Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés