null: nullpx
Marlen Ochoa-Urióstegui

Recuerdan a Marlen Ochoa-Uriostegui el día en que hubiera cumplido 21 años

"Fui con mi hijo al cementerio, a rezar una oración y a cantarle las mañanitas", dice el marido de Marlen Ochoa-Uriostegui, la joven asesinada de 19 años a quien le cortaron el vientre y le sacaron al bebé del útero.
19 Nov 2020 – 01:40 PM EST
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
Cargando Video...

CHICAGO, Illinois. – El 16 de noviembre Marlen Ochoa-Uriostegui, habría cumplido 21 años. Sin embargo, sus restos descansan en el cementerio Auburn Memorial Park.

En una entrevista con Noticias Univision Chicago, el esposo de Ochoa, Yovanni López, dijo que fueron con su hijo de 4 años al cementerio a rezar una oración y a cantarle las mañanitas.

"Estamoos saliendo adelante, mi hijo con la escuela a distancia y yo con mi trabajo", aseguró López.

El marido reconoce que para sobrellevar el asesinato de su esposa y su hijo, tanto él como su hijo están yendo a terapia.

"Los profesionales no están ayuadando a sobrellevar todo el dolor que tenemos, todo lo que nos pasó", dijo el marido de la joven asesinada el 23 de abril ed 2019.

Yovanni lamenta que la investigación se está demorando por el coronavirus. "No podemos ir a los juzgados y a veces el juez tampoco se presenta por miedo al virus", declaró. "Quiero que la gente la siga recordando", finalizó López.

Hace 19 meses, el cuerpo de Marlen Ochoa-Uriostegui, una joven embarazada que había sido reportada como desaparecida, fue encontrado en el suroeste de Chicago. Las autoridades forenses revelaron que a la adolescente de 19 años de edad le cortaron el vientre y le sacaron al bebé del útero.

Los médicos forenses confirmaron que los restos encontrados en una casa en el barrio de Scottsdale correspondían a la joven que fue reportada como desaparecida el 23 de abril de 2020 con más de 8 meses de embarazo.

Al parecer Ochoa-Uriostegui fue contactada en redes sociales por una persona que la habría invitado a una casa en el mismo barrio donde fue hallada muerta con el fin de obsequiarle artículos para bebés.

Hay tres personas detenidas en relación al caso y que aún siguen recolectando evidencia.

Los sospechosos son Clarisa Figueroa, de 46 años, quien fue acusada de asesinato en primer grado y asalto agravado a un niño menor de 13 años. Su hija, Desiree Figueroa, de 24 años, enfrenta los mismos cargos. El tercer arrestado es Piotr Bobak, de 46, novio de Clarisa Figueroa, es acusado de ocultar el homicidio de una persona.

El 23 de abril, último día que la familia tuvo contacto con Marlen Ochoa-Uriostegui, se suponía que la joven saldría de su escuela secundaria, Latino Youth High School, ubicada en La Villita, e iría a recoger, como era costumbre, a su otro hijo.

Según las autoridades, ese mismo día en la tarde, una llamada de emergencias dio aviso de una mujer que acababa de dar a luz y que el recién nacido no respiraba.

La familia de Ochoa-Uriostegui perdió comunicación con la adolescente. Por eso, comenzaron a buscar el vehículo en el que iba, un Honda Civic negro.

El 14 de mayo la policía de Chicago allanó la casa donde vecinos aseguraron haber visto entrar a la joven y cerca de donde se recuperó su vehículo. Luego de esto, los investigadores logran detener a varias personas de interés para interrogarlas sobre la desaparición.

El martes 15 de mayo en la mañana, la policía de Chicago le confirmó a la madre y al esposo de Marlen Ochoa-Uriostegui que un bebé que se encuentra el Hospital Christ sería el hijo de la mujer que estaba desaparecida, según los resultados de una prueba de ADN.

Los familiares de Ochoa-Uriostegui han expresado tristeza e indignación por la trágica muerte de la joven.

"Perder a mi hijo es algo más que no me cabe en el corazón. Le pido mucho a Dios que no pase esto porque, la verdad, yo siento que ya no soportaría más”, dijo el esposo de Marlen, Yiovanni López, en una entrevista con Univision Chicago.

Yadiel López Ochoa es el nombre del bebé, quien estuvo en cuidados intensivos en el Advocate Christ Medical Center por semanas, pero desafortunadamente falleció. El niño llegó a este centro médico de los brazos de la Clarisa Figueroa, la sospechosa de asesinar a Marlen Ochoa-Uriostégui y quien según las autoridades mintió al asegurar que el neonato era su hijo.

La mexicana indocumentada, quien llegó al país cuando tenía 2 años, estaba en sus últimas semanas de embarazo. Fue a través de un grupo de Facebook que conoció a Clarisa Figueroa, quien le ofreció ropa nueva y un coche de bebé, pero todo fue una trampa para matarla y robar el bebé, según la acusación de los fiscales del caso.

Loading
Cargando galería
Cargando Video...
"Me sentía derrotado y con el corazón partido": esposo de Marlen Ochoa, la joven a quien le arrancaron el bebé del vientre
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés