null: nullpx
Represa de agua

“Todos estaban contra mí”: habla el esposo de la joven embarazada asesinada Marlen Ochoa-Urióstegui

Yiovanni López, esposo de la joven embarazada asesinada para arrancarle el bebé, llora al recordar que algunas personas cercanas a su entorno familiar lo consideraban sospechoso de la desaparición de su pareja. "Me preguntaban que dónde la tenía, que si yo debía droga, que si yo me metí en pandillas. Hasta lloré porque… yo no soy gente mala”, explica.
23 May 2019 – 1:23 PM EDT

CHICAGO, Illinois. – “Perder a mi hijo es algo más que no me cabe en el corazón. Le pido mucho a Dios que no pase esto porque, la verdad, yo siento que ya no soportaría más”, dice entre lágrimas Yiovanni López, quien dice estar sufriendo un dolor terrible tras el asesinato de su esposa Marlen Ochoa-Urióstegui, quien tenía 8 meses de embarazo y fue estrangulada para arrancarle el bebé de su útero.

López, de 20 años de edad, cuenta ahora que durante las tres semanas que Marlen Ochoa-Urióstegui era buscada por las autoridades, personas de su entorno familiar lo consideraban sospechoso de la desaparición. “Estaban contra mí mis suegros. Todos estaban contra mí, pero yo no le había hecho nada a mi esposa”, relata.

“Ellos (los suegros) me preguntaban que dónde la tenía, que sí yo debía droga, que sí yo me metí en pandillas”, dice López, quien asegura que colaboró en todo momento con las autoridades. "Yo me sentía derrotado, con el corazón partido porque no encontraba a mi esposa. Yo la buscaba por todos lados y no la encontraba", explica.

Yadiel López Ochoa es el nombre del bebé, quien en estos momentos está en cuidados intensivos en el Advocate Christ Medical Center. El niño llegó a este centro médico de los brazos de la Clarisa Figueroa, la sospechosa de asesinar a Marlen Ochoa-Uriostégui y quien según las autoridades mintió al asegurar que el neonato era su hijo.

Según el reporte policial, Marlen Ochoa-Uriostégui fue estrangulada por una mujer que la invitó a su casa, quien la engañó ofreciendo regalarle ropa para su hijo que estaba a punto de nacer. La víctima había ido en dos oportunidades a la casa de sus presuntas asesinas.

La mexicana indocumentada, quien llegó al país cuando tenía 2 años, estaba en sus últimas semanas de embarazo. Fue a través de un grupo de Facebook que conoció a Clarisa Figueroa, quien le ofreció ropa nueva y un coche de bebé, pero todo fue una trampa para matarla y robar el bebé, según la acusación de los fiscales del caso.

Este jueves inician los servicios fúnebres de Marlen Ochoa-Uriostégui, quien será enterrada el próximo sábado.

Así fue como Clarisa Figueroa usó las redes sociales para atraer a Marlen Ochoa, asesinarla y quitarle su bebé

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:Represa de agua

Más contenido de tu interés