Inundaciones

En canoa se trasladan los residentes por las inundaciones al norte de Chicago y se esperan más lluvias este fin de semana

En algunos suburbios en el condado de Lake, el agua ya subió más de cinco pies del nivel de inundación mayor, por lo que las evacuaciones podrían continuar a medida que se acerca una segunda tanda de lluvias.
14 Jul 2017 – 2:14 PM EDT

CHICAGO, Illinois. Este viernes por la mañana, dos días después de que el condado de Lake declarará estado de emergencia, Bruce Rauner, gobernador de Illinois y James Joseph, director de la Agencia de Manejo de Emergencias de Illinois (IEMA) recorrieron las zonas afectadas por las inundaciones al norte de Chicago.

"El peligro aún no ha desaparecido. La gente piensa que porque ya no está lloviendo, las cosas están bien o están mejorando, pero no lo están. De hecho, para muchas de nuestras comunidades y para los residentes a lo largo del río, la cresta aún no ha llegado", dijo Rauner quien alertó que las evacuaciones podrían seguir este fin de semana mientras el agua siga subiendo.

De acuerdo con las autoridades, por el momento no se repartan heridos en la zona, pero aún se desconoce a cuánto ascienden las pérdidas económicas en el área, donde cientos de familias han sido evacuadas y caminos y carreteras permanecen cerrados.

Según el gobernador se estima que más de 6,800 construcciones han sufrido daños.

Este fin de semana, las cifras podrían ir en aumento a medida que se acerca una segunda tanda de lluvias y sigue subiendo el nivel del agua.


"Esperamos que los ríos Des Plaines y Fox tengan una cresta por encima del nivel de inundación mayor el sábado 15 de julio", dijo Aaron Lawlor, presidente del consejo del condado de Lake en un comunicado. "El Centro de Operaciones de Emergencia del Condado de Lake está monitoreando activamente los niveles de los ríos y las previsiones meteorológicas".

El Departamento de Recursos Naturales de Illinois comunicó que la precipitación de los cauces en Wisconsin podrían provocar que los niveles de los ríos del condado, que ya alcanzan niveles históricos, suban aún más.


En el suburbio de Gurnee, uno de los más afectados por las inundaciones, el miércoles por la noche, el río Des Plaines ya había alcanzado los 10.5 pies de altura, el equivalente a 3.2 metros. Se espera que suba aún más esta noche y el sábado, por lo que el agua podría llegar hasta los 12.5 pies de altura, el equivalente a 3.8 metros.

Estos niveles de agua no se habían visto en décadas. Según el Chicago Tribune, la última vez que se habían visto niveles de esta magnitud en Gurnee fue en 1986 cuando el agua llegó a las 11.9 pies, el equivalente a 3.6 metros.

En este suburbio a unas 40 millas al norte de Chicago, se estima que más de 100 viviendas han sido afectadas y los residentes están usando kayaks y lanchas para transportarse.

Además, desde hace varios días los equipos de emergencia y residentes de la zona empezaron a llenar bolsas de arena para tratar de frenar la subida del agua y autoridades están solicitando más voluntarios para seguir llenando sacos.

En otros suburbios como en Grayslake, dos complejos de departamentos tuvieron que ser evacuados ayer por la tarde por las inundaciones.

“Tenemos miles de dólares en pérdidas, tenemos que reemplazar todo”, dijo Stephanie Hocin, una damnificada.

“Me siento con mucho estrés por este problema. No puedo dormir”, dijo Oscar Hernández, otro residente afectado quien asegura que solo le queda esperar para evaluar los daños.


Las inundaciones fueron tan severas en esta zona al norte de Chicago que el aeropuerto privado Campbell tuvo que cerrar sus pistas de aterrizaje.

La Cruz Roja ya abrió albergues en el condado de Lake y McHenry para los afectados por las inundaciones y apagones.

Precisamente por problemas con intermitencias eléctricas, desde el miércoles por la noche el hospital Northwestern Lake Forest tuvo que evacuar más de 70 pacientes y anunció en su página de Facebook que seguirá cerrado este viernes mientras se arregla la infraestructura que fue dañada por la tormenta.

"Las últimas 24 horas han sido muy desafiantes para los residentes del condado de Lake. Una vez que las aguas retrocedan, la recuperación, limpieza y evaluación de daños continuarán durante semanas. Es importante recordar que estamos todos juntos en esto”, dijo Lawlor, quien agradeció a la comunidad por su esfuerzo en lo que ya es una inundación histórica.


Fuertes tormentas causan inundaciones y otras afectaciones en suburbios al norte de Chicago

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés