null: nullpx
Sexualidad

Sexercise: El poderoso ejercicio de hacer el amor

Tener sexo sí quema calorías y trabaja los músculos, pero no cualquier sexo. Los encuentros deben ser regulares, potentes e impetuosos.
26 Abr 2016 – 06:02 PM EDT
Reacciona
Comparte

El sexo es bueno para todo. Si a salud se refiere, estabiliza la presión arterial, mejora el control de esfínteres en las mujeres y, en los hombres, reduce el riesgo de un ataque al corazón y de cáncer de próstata. Además es un tratamiento eficaz para los trastornos de sueño, disminuye la depresión y fortalece el sistema inmunológico. La actividad sexual, por si fueran pocos sus beneficios, también ayuda a controlar el estrés y, por ende, a bajar de peso.

Diversos estudios coinciden en que en una sesión apasionada y vigorosa de media hora es posible quemar entre 85 y 150 calorías. Sin embargo, la investigadora estadounidense Kerry McCloskey asegura, en su libro The Ultimate Sex Diet, que un encuentro sexual puede quemar entre 150 y 350 calorías, y que al besarse durante una hora se disminuyen hasta 200 kilocalorías. Además, propone 29 ejercicios específicos para ejercitarse y adelgazar mientras se disfruta de uno de los más grandes placeres de la vida.

Si para perder una libra de peso corporal, es necesario quemar alrededor de 3.500 calorías, las 100 calorías promedio que se eliminan con cada cita tendrían que multiplicarse por 35 faenas amorosas, según el libro “ Don't put that in there, and 69 other sex miths debunked”. Sin embargo, sus autores, los doctores Aaron Carrol y Rachel Vreeman, señalan que no en cualquier encuentro sexual se queman calorías. Los expertos se refieren a episodios intensos, y frecuentes, de cerca de 30 minutos cada uno. Pero la mayoría de las personas no tiene sesiones de pasión tan largas, incluso el promedio de tiempo no supera los 5 minutos.

Estos científicos estudiaron el comportamiento de hombres jóvenes y descubrieron que el aumento de la frecuencia cardíaca durante el sexo prácticamente corresponde a lo que sucede al subir dos tramos de escaleras. Calcularon que ejercicio sexual es una actividad física leve a moderada, cuyo ritmo cardiaco rara vez rebasa las 130 pulsaciones. Así que concluyeron que el sexo por sí solo no equivale a la cantidad recomendada de ejercicio para adelgazar.

En el mismo sentido de evaluar la eficacia del sexo como entrenamiento físico, en 2013 la Universidad de Quebec en Montreal, Canadá, se dio a la tarea de comparar el running con el sexo para comprobar qué actividad quema más calorías. El equipo de investigadores con la guía de Antony Karelis, profesor de Ciencia del ejercicio, estudió una muestra de 20 parejas heterosexuales de entre 18 y 35 años, quienes hicieron el amor una vez a la semana durante un mes. Previamente, también por un mes, las mismas personas habían realizado 5 minutos de calentamiento y 30 de ejercicios continuos en una corredora, al 65% de su umbral máximo de rendimiento.

Tras dichas actividades, las pulseras medidoras de pulso, ritmo cardíaco y gasto calórico evidenciaron que durante el acto sexual los hombres consumieron un promedio de 4,2 kilocalorías por minuto mientras que redujeron 9,2 kilocalorías corriendo. Asimismo, con el sexo las mujeres quemaron 3,1 kilocalorías por minuto frente a las 7,1 (más del doble) que al correr. Se infirió, también, que las relaciones sexuales sí son un ejercicio de intensidad moderada, pero no el mejor sustituto del deporte.

De cualquier forma, y aunque hacer el amor no sea un reemplazo equiparable de hacer deporte, hoy son tendencia los estilos de vida “fitnessex”, “sexing”, “sexercise” y “sex diet”, es decir, aquellos que resaltan los beneficios físicos de tener sexo disciplinado y regular. El norteamericano Richard Smith, autor de “ The Dieter's Guide to Weight Loss During Sex” (2006), recopila cifras específicas al respecto.

Según Smith, desvestir a la pareja gasta 12 calorías; tener un orgasmo, 27; hacer cosquillas, 30; besar apasionadamente, 60; y un striptease, también 60. A su vez, la sexóloga estadounidense Jaiya Kinzbach, en su publicación “ Red Hot Touch: A head-to-toe handbook for mind-blowing orgasms” dice que, en una hora de besos se queman 90 calorías; de masajes, 80; y de hacer sexo oral, 100.

Calorías más, calorías menos, lo cierto es que durante este ejercicio ancestral pasan muchas cosas en nuestro cuerpo. Se trabajan todos los grupos de músculos: glúteos, cuádriceps, bíceps, tríceps. El corazón se acelera hasta llegar a 180 latidos por minuto y se agita la frecuencia respiratoria. Se reducen los niveles de cortisol, causante de la grasa abdominal. Aunque el deporte y el sexo no se sustituyen entre sí, sino más bien se complementan, no sobra aplicarse para incorporar el sexing a la rutina de entrenamiento.

También ve:


Reacciona
Comparte
Publicidad