publicidad

Cuatro pasos esenciales para tener una vagina feliz

Cuatro pasos esenciales para tener una vagina feliz

Pasamos incontables horas en el salón de belleza para cambiar nuestro estado de ánimo, invertimos la mitad del sueldo en blusas de temporada o zapatos para la colección, la otra mitad de nos va en cremas humectantes, manicuras y exfoliantes. En resumen, vivimos para consentirnos porque nos lo merecemos, pero ¿dónde dejamos a nuestra amada vagina?

Vagina 2

Más allá de depilarla para que luzca apetitosa y se mantenga fresca o de vestirla en ropa interior que nos haga sentir como diosas de la sensualidad, en general es poca la atención que prestamos las mujeres a ese órgano tan importante. ¿Te has detenido a pensar todo lo que le debes a tu vagina? Desde los placeres del sexo, pasando por los incomparables orgasmos y hasta la llegada de una nueva vida, la pareja que conforman la vagina y la vulva, tienen un estado importantísimo de labores que cumplir y merecen ser consentidas.

Para asegurarle tu bienestar, te recomendamos los siguientes pasos.

1- Ejercítala:

Nuestra vagina también tiene músculos que como los de cualquier otra parte del cuerpo terminarán flácidos y caídos sino los ponemos a trabajar. Aquí tienes dos opciones, o la mantienes en un régimen regular de orgasmos o le dedicas un par de minuticos al día a los ejercicios Kegel. El más sencillo de estos lo puedes hacer cuando vayas al baño, sólo tienes que dejar salir la menor cantidad de orina que puedas y detener el flujo, y dejar salir otro poquito. Así estarás estimulando las paredes internas de tu vagina. ¿Para qué te sirve esto? Para tener más y mejores orgasmos, aumenta tu sensibilidad sexual y ayuda a retardar la incontinencia que llega con los años. Si crees que este incómodo problemita no te pasará a ti, piensa de nuevo, más de 13 millones de estadounidenses padecen de pérdida de control de la vejiga y las mujeres la sufren con el doble de frecuencia que los hombres.

publicidad

2- Déjala libre:

¿Quién no ama la libertad? Tu vagina no es la excepción, en la medida de lo posible permítele andar por ahí sin ropa interior. Si no tienes de otra, opta por la que está hecha de algodón, o por lo menos la que tiene la franja de la entrepierna en este material. El algodón permite que tu vagina respire y absorbe la humedad que produce naturalmente manteniéndola fresquita. Evita prendas muy apretadas que hagan que tu vagina se sienta incómoda y siempre cambia tu ropa interior después de ir al gimnasio.


3- Protégela:

Which colour are you? #condomchoices

Una foto publicada por Durex UK (@durex) el

Tú y tu vagina disfrutan del sexo, si es bueno, pero allí es donde más cuidado debes tener. Dile sí al condón, no sólo te ayudará a prevenir embarazos indeseados, sino mantendrá a raya las enfermedades de transmisión sexual, el VIH y el virus del papiloma humano, que puede provocar cáncer cervical. Este tipo de cáncer es el segundo más común entre las mujeres a nivel mundial, y el 85% de los casos se presentan en países desarrollados, como Estados Unidos, según datos de la Organización Mundial de la Salud y sí, su principal forma de contacto es a través del sexo. Ten lubricante a mano, eso evitará que termines lastimando seriamente a tu vagina si por algún motivo ella no lograra hacer el trabajo de lubricarse solita. Dile un rotundo ¡no! A las duchas vaginales. Todos los ginecólogos están de acuerdo, las duchas no solo son una pérdida de dinero, sino que pueden terminar afectando el pH natural de tu cuerpo. Déjale la tarea de limpiar tu vagina a la experta, ella misma.

4- Consiéntela:

La salud de tu vagina depende mucho de lo que comas, mantener una dosis saludable de probióticos, y consumir una dosis diaria de yogur ayudará a mantener el equilibrio natural de la vagina. Además el yogur sirve como una barrera de protección contra las bacterias que la enferman generando infecciones vaginales. Si tienes o has tenido una infección vaginal no es para nada motivo de vergüenza, ¡son muy comunes! Alrededor de 10 millones de visitas anuales al ginecólogo se hacen por esta causa. Como alternativa puedes hacerte baños con yogur en la parte externa de tu vagina para mantener una vagina bellísima y saludable.

Ver también:

Relacionado
Con 31 años no conocía lo que era un orgasmo.
Tuve mi primer orgasmo a los 32 años y no fue gracias a un hombre
El sexo no era divertido ni gustoso, sino pecaminoso y sucio; esa fue la idea con la que crecí yo.
publicidad
publicidad
El punto de vista femenino se enfrentó al sentir masculino en este panel que discutió, muy honestamente, si es válido tener intimidad en la primera cita. ¿Hacerlo podría arruinar o fortalecer una futura relación?
La actriz venezolana aseguró estar feliz de poder compartir la noticia de su casamiento con el cantante español. La boda sería discreta, pues Rosanna dice que prefiere mantener su vida privada alejada de las cámaras.
La sexóloga Myriam Balbela habla sobre la importancia de dejar las intenciones claras y evitar situaciones incomodas al momento de conocer a otra persona. Explica la importancia de tener coherencia entre las palabras y los actos.
Promocionando su nuevo tema ‘Cuando Llego a Casa’, canción principal de la novela ‘Papa a Toda Madre’, el artista colombiano entró en detalle sobre como las curiosidades tiene una participación directa en su trabajo.
publicidad