Papás y Mamás

Yo quiero otro bebé, pero mi pareja no

La decisión de tener un hijo es un asunto de dos. Un asunto de pareja.


¿Qué hacer si tu pareja no quiere tener más hijos y tú deseas por lo menos uno más? La decisión de tener un hijo es un asunto de dos. Un asunto de pareja. No de lo que piensen los demás y, lamentablemente, tampoco de lo que pienses tú mismo. Sí, un asunto complicado, pero cierto.


A tí también te pasa que casi a diario te preguntan, o dan a entender las personas que te rodean, que ya es tiempo de tener otro bebé. Te dicen que sería buenísimo que tuvieran “la parejita” (ya sabes niño y niña), que necesita compañía y que lo mejor es que tenga hermanos. ¡Sabes qué, olvídate de eso!. Deja que tu corazón y tu razón te hablen, escucha a tu pareja y decidan juntos.


Tienes demasiados deseos de tener otro bebé, te has ilusionado, has pensado cómo sería tu vida con otro hijo o hija, la familia crecería, tu peque tendría a alguien con quien contar en el futuro y no se criaría como hijo único. Que no es algo por lo cual sentirse mal tampoco, no será ni la primera ni la única persona en no tener hermanos y no por eso no podrás enseñarle a compartir o su vida será vacía, rara, distinta o tendrá problemas en el futuro por eso.


Vienes de una familia con varios hermanos y/o hermanas y piensas que tal vez el hecho de tener por lo menos dos hijos es lo mejor que puede pasar. ¿Pero qué piensa tu pareja al respecto? Si te dice que no, creo que es hora de ponerte en sus zapatos. ¿Cuáles son sus razones para negarse? Tal vez porque cree que es suficiente, porque prefiere enfocar todo su amor, sus energías en una sola personita (porque se necesita mucha para la árdua labor de la crianza). Y si es mayor de 40 o 50 y no quiere perderse los detalles más importantes como verlos graduarse, casados y conocer a sus futuros nietos. ¿Si ese fuera tú, qué harías? Si se trata de que lo ha pensado muy bien y cree que sería demasiado complicado después de fijarse en lo duro de batallar con una enfermedad crónica como en mi caso, no mortal, pero dolorosa. O sencillamente cree que ya la familia está completa.


Si lo que te preocupa es que tu hijo o hijos no puedan contar con familiares si algún día llegas a faltar, seguro que habrá una solución si eso pasa. ¿No crees que si tu cónyuge muere o decide abandonarlos sería más complicado? Perdón, por plantear escenarios no muy agradables, pero lo peor sería si se quedan huérfanos siendo pequeños y lo más probable es que los separen y no puedan criarse juntos. Hay que tener en cuenta muchas cosas y creo que como padres responsables hemos pensado en todo lo anterior, aunque no lo digamos o seamos muy positivos, creo que siempre hay que contemplar lo mejor o lo peor que pueda ocurrir.


¿Qué pasará? Es imposible saberlo, y no tendrás las respuestas hasta que vivas lo que decidas vivir. Así que ánimo, piensa positivo y trata de decidir y hablar con sinceridad con el papá o mamá.

Si llega a haber un embarazo “por descuido” sería genial no tener un cargo de conciencia si sabes que no fue 100% un accidente. Que los niños siempre sean bienvenidos, que el amor fluya, que la unión permanezca.

RELACIONADOS:Bebés