Un hermano, el mejor regalo que le puedes dar a tu hijo

Un hermano o hermana es el mejor regalo que como padres le podemos dar a nuestros hijos ya que son las personas que más le enseñarán durante su vida.
Univision
11 Oct | 8:00 AM EDT
  1. Cuando era pequeña, recuerdo que a veces fantaseaba con ser hija única y tener toda la atención de mis padres sólo para mí, no tener que compartir ni mis juguetes ni mi ropa y tener una racámara para mi sola. No fue sino hasta que crecí que pude apreciar el regalo que es tener hermanos. Yo soy la mayor de cuatro mujeres quienes son mis compañeras de vida.

    Un hermano o hermana es el mejor regalo que como padres le podemos dar a nuestros hijos ya que son las personas que más le enseñarán durante su vida, con esto no quiero decir que un hijo único tenga una vida incompleta, todas las personas tengan o no hermanos son igualmente capaces de tener vidas familiares felices. Pero hoy voy a resaltar las ventajas de la vida con hermanos:

    Te enseñan a compartir: Empezando por los padres, los hermanos comparten muchas cosas entre sí, los juguetes, la recámara, la comida y hasta la ropa; aprendes muy rápido que no existe el mío y que los turnos son importantes y funcionan siempre y cuando sepas cómo ganar el primero.

  2. Repartes las presiones y expectativas de los padres con alguien más: Siendo madre me he dado cuenta de todo lo que esperamos de nuestros hijos, siendo un sólo hijo, todo eso que los padres quieren ver en sus retoños se centra en una sola persona lo que puede llegar a ser demasiado presionante, pero si esa presión se reparte entre dos o más entonces siempre habrá alguno que cumpla con alguna de las expectativas.
  3. Tienes compañía de por vida (para bien y para mal): la vida se puede volver muy solitaria pero no para quienes tienen hermanos con quienes compartir sus buenos y malos momentos, aunque sea la persona con quien uno más se pelea también son de las pocas personas con las que siempre podemos contar sin importar la circunstancia.
  4. En la adolescencia son esenciales: esta es la etapa en la que los padres caen del pedestal en el cual estuvieron durante la infancia, dejan de ser los héroes para convertirse en el enemigo número uno, pero si tienes hermanos que te acompañen durante esta transición y sean parte de tu equipo cuando sientes que todo está en tu contra puede ayudar a que esos sentimientos de aislamiento no sean tan intensos ni tan duraderos.
  5. Son los tíos de tus hijos y tú el de los suyos: Cuando creces y tienes hijos, tus hermanos y hermanas se vuelven los seres más tiernos del planeta, y cuando ellos tienen hijos sientes un amor nuevo qué sólo es comparable con el que se tiene por los propios hijos. Es toda una nueva forma de conectar con tu familia.

Si estás leyendo esto y tienes hermanos, háblales y diles lo importantes que son para ti, y si tienes más de un hijo y todo el tiempo se pelean y acaban llorando piensa que incluso la tolerancia a la frustración es una lección que se aprende mejor entre hermanos. Este post se lo dedico a mis tres hermanas que son las mejores maestras, amigas, rivales y compañía que podría pedir, no sé qué haría sin ellas.