Juegos para tus hijas: cómo fomentar la cooperación entre hermanas

Lo que siempre busco fomentar es que no sólo compartan lo material, sino que compartan sus experiencias, aprendizajes y que se motiven mutuamente.
Univision
24 Oct | 12:45 PM EDT

Mis hijas se llevan un año y medio de diferencia. Se la pasan juntas y son mejores amigas. Si le doy algo a una, me pide que le de otro para su hermana. Siempre se abrazan cuando se despiden en la escuela, y también cuando se reencuentran. Son maravillosas hermanas.

Pero también, como es típico entre hermanas cercanas, se pelean, se quitan los juguetes, se enojan, se contentan y así sucesivamente.

La relación entre hermanas no sólo es hermosa, sino que a lo largo de la vida tiene un rol fundamental: las hermanas se cuentan todo, son confidentes, se escuchan, están atentas unas de las otras, y aunque compitan o se enfaden, siempre se hacen sentir acompañadas. Yo lo sé, porque tengo dos hermanas, con las que tuve siempre una relación cercana, con altos y bajos, pero siempre llena de amor, charlas y canciones (ellas saben de qué les hablo).

Éstas son algunas de las actividades o juegos a través de los cuales mis hijas aprenden a compartir y a hacer su relación aún más fuerte:

Jugando se aprende: Ya sea con las muñecas, dibujando o disfrazadas, mis hijas disfrutan de jugar juntas por horas. Ellas mismas se dan cuenta que si no comparten, el juego se acaba. Y si bien muchas veces se pelean por la misma muñeca o porque una le quitó el lápiz a la otra, busco hacerles entender que si se reconcilian más rápido y comprenden que la clave del juego está en compartir, prestarse los juguetes, y confiar en que la otra persona los cuidará y los devolverá sin problemas, pasarán un mejor rato y no habrá que interrumpir la jornada con los no deseados “time out”.

De una a la otra: Otra forma en la que las dos hacen crecer su relación es enseñando a la otra lo que aprendieron en la escuela, en la clase de danza, etc. Por ejemplo, cuando la más pequeña comenzó ballet, la mayor, que tenía “experiencia” la ayudaba a practicar y le decía “muy bien” cada vez que la más chiquita aprendía un paso nuevo. Ese tipo de conductas es lo que siempre busco fomentar, es decir, que no sólo compartan lo material, sino que compartan sus experiencias, aprendizajes y que se motiven mutuamente.

Aprender a escuchar: Hay momentos en que las dos quieren mi atención al mismo tiempo y se pelean por hacerse escuchar o se interrumpen. Otra forma de ayudarlas a tener una relación más fuerte y sana es enseñándoles a escuchar y a darle tiempo a la otra persona para que termine lo que está diciendo.

Festejos especiales: Una fecha importante para que las hermanas se apoyen es cuando celebramos el cumpleaños de una o de la otra. Para evitar celos, siempre le pido a la hermana que no es la cumpleañera que me ayude a preparar algo especial para la fiesta, y le doy la responsabilidad a ella, para que se sienta importante y que vea cómo su esfuerzo puede hacer que su hermana tenga una fiesta hermosa, y que oportunamente también le tocará a ella.

¿Qué actividades o juegos usas para fomentar una buena relación entre las hermanas?