null: nullpx
Papás y Mamás

Suplementos vitamínicos en el embarazo: ¿un gasto innecesario?

Un estudio reciente asegura que muchas embarazadas están tirando el dinero con el consumo de vitaminas prenatales que realmente no tienen ningún beneficio. Pero entonces ¿qué deben tomar?
15 Jul 2016 – 10:31 AM EDT


En vez de tomar suplementos vitamínicos, las embarazadas deberían optar por una dieta más balanceada, con alimentos nutritivos. Y sólo agregar vitaminas D y ácido fólico, dice un estudio difundido esta semana y hecho por expertos en el Reino Unido.

“No encontramos ninguna evidencia que nos haga recomendar que las mujeres embarazadas deban tomar suplementos prenatales o complejos vitamínicos, más allá del ácido fólico y la vitamina D, que en sus versiones genéricas son relativamente económicos”, dijeron los autores del estudio en el reporte publicado de Drogas y Terapeúticos.

Según el estudio, los complejos multivitamínicos no aportan beneficios especiales a las mujeres embarazadas, por lo que su consumo prácticamente es un gasto innecesario de dinero.

Lo que sí ayuda a la embarazada es una dieta equilibrada, con nutrientes esenciales para que tanto ella como el bebé no sufran deficiencias que podrían tener impacto en el desarrollo del bebé o generar complicaciones en el embarazo.

El estudio reconoce que las mujeres embarazadas necesitan vitamina D y ácido fólico, vitaminas que siempre son recomendadas por las ginecólogas, inclusive para aquellas mujeres que quieren quedar embarazadas, pero remarca que una dieta equilibrada y nutritiva es mucho más beneficiosa para el embarazo que cualquier multivitamínico en el mercado.

La nutricionista Gabriella Iturralde coincide en un parte del estudio y que es que la alimentación es clave para un embarazo saludable y para que el bebé nazca y se desarrolle con buena salud.

El embarazo es una etapa en la que las demandas no solamente energéticas aumentan, sino las de los micronutrientes como algunas vitaminas y minerales. Como lo he comentado ya en varios artículos, el consumo de vegetales de hojas verdes aumenta para aumentar la ingesta de ácido fólico, así como la necesidad de incrementar más frutas para cubrir ciertas vitaminas. No existe duda que no existe mejor suplemento que las vitamina y minerales que encontramos en los alimentos de manera natural”, explica la experta en charla con Papás y Mamás.

¿Pero es importante agregar vitaminas?

Sin embargo, la experta en nutrición recuerda que en el embarazo hay ‘obstáculos’ que a veces impiden comer de la manera que debiéramos. “No hay que olvidar que en la etapa del embarazo aparecen obstáculos que en algunos casos, impiden llevar una alimentación ideal. Aparecen antojos, achaques, náuseas, vómitos y todas estas condiciones hacen que muchas veces las madres quieran comer los más saludable posible pero no se haga de manera efectiva”.

“Por lo tanto si partimos de la idea que es difícil (no imposible) que una mujer embarazada tenga una alimentación perfecta y balanceada… mi recomendación es que sí se debe consumir suplementos extras, sobre todo ácido fólico antes y en el primer trimestre de embarazo, DHA, grasa que ayuda al desarrollo cerebral, hierro que permite llevar oxígeno a todas las células, calcio, vitamina D, entre otros. Por eso puede ser necesario tomar un multivitamínico a partir del segundo trimestre de embarazo y asegurar el consumo de esos necesarios micronutrientes, que ayudan a suplir los nutritientes que no se cubren con la alimentación diaria”, remarcó, diferenciándose con las conclusiones del estudio.


Iturralde insiste en que todo depende de cómo sea el embarazo y la salud en general de la mujer. “Habrá también mujeres que llevan una alimentación de lo más limpia y saludable y que quizá no encuentren beneficio extra de tomar un multivitamínico, ya que logran cubrir esas necesidades. Sin embargo es una realidad que las necesidades aumentan y por lo tanto para asegurarnos de mantener un embarazo saludable, es mejor tomar prenatales según lo que recomiende cada ginecólogo”, explicó.

Y finalmente recordó, que que no hay mejor vitamina que la vitamina O,… la que encontramos en la Olla.

Las recomendaciones oficiales

Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) recomiendan a las mujeres embarazadas tomar 400 mg de ácido fólico en forma diaria durante el embarazo para prevenir defectos de nacimiento.

De hecho, los CDC recomiendan a las mujeres tomar ácido fólico si están planeando embarazarse, ya que la mayoría de los defectos ocurren en las primeras semanas de embarazo, cuándo aún algunas mujeres ni siquiera saben que están embarazadas.

En tanto, el Congreso Americano de Ginecólogos y Obstetras también recomienda el consumo de 400 mg de ácido fólico por día y también 1,000 mg de calcio, algo que regularmente se consigue a través de los alimentos. Además recomienda el consumo de vitamina D.

En todos los casos, los expertos aseguran que las mujeres embarazadas solo deben tomar vitaminas y suplementos que sean prescritos por sus médicos, ya que cada embarazo es diferente . Y también recuerdan que una alimentación sana y nutritiva es el primer paso para un embarazo saludable.

RELACIONADOS:Papás y MamásEmbarazoNutrición
Publicidad