null: nullpx
Papás y Mamás

Niño con síndrome de down hace 'touchdown' mientras su madre, con cáncer terminal, celebra desde las gradas

Aguatero del equipo cumple su sueño, entra a la cancha y anota touchdown. La emoción de su madre te conmoverá.
19 Sep 2016 – 3:23 PM EDT

Robby Heil ha sido parte del equipo de los Novi High School Wildcats de Michigan durante 4 años. Conocido como el 'water boy', o más bien, el ‘administrador de hidratación’ del equipo por sus compañeros, Robby ha soñado con entrar a la cancha desde siempre. Y gracias a un 'plan' de equipo, finalmente lo logró.

Robby ha estado pasando un mal rato desde que su madre fue diagnosticada con cáncer en etapa terminal y por ello, sus compañeros de equipo querían demostrarle su apoyo y afecto, por lo que decidieron prepararle una sorpresa para su mamá.

La sorpresa, que dejó a esta mujer de rodillas en el piso, tuvo lugar el viernes pasado, durante el segundo tiempo contra los South Lyon East. En un momento, se suspendió el tiempo de juego y Robby entró a la cancha. Tal como habían practicado, el equipo entregó la pelota a Robby y corrió un poco más de veinte yardas hasta anotar un touchdown. El otro equipo sabía de la condición de la madre de Robby y estuvo más que feliz de ser incluidos en este momento tan especial.

La jugada fue creada por el entrenador para que Debbie, la mamá, pudiera ver a Robbie anotar un 'touchdown'. Si bien es punto no tuvo efecto en el resultado final del partido, el equipo de los Novi ganó el juego.

El momento fue increíblemente emocionante para la madre de Robby. En una entrevista a medios locales, Debbie comentó que verlo a Robby anotar la emocionó tanto que se derrumbó al piso entre lágrimas. El ver a su hijo cumplir su sueño fue más de lo que pudo aguantar.


“Criar a Robby es difícil a veces y se necesita de un pueblo y este ha sido realmente fuera de serie”, dijo Debbie al recordar que los compañeros de equipo de su hijo la han ayudado mientras ella está en quimioterapia.

El equipo quería regalarle a Robby y a su madre una maravillosa memoria en el campo de juego y eso fue exactamente lo que logró. El día del partido de su vida, Robbie banderín en mano, lideró a su equipo en la cancha. Por esta vez, las botellas de agua las 'administraría' alguien más.

Más contenido de tu interés