null: nullpx
Papás y Mamás

“¡Necesito una nanny para que cuide de mis hijos!”. Cómo encontrar la mejor

Escoger a la niñera ideal es una tarea compleja que puede crear ansiedad y angustia en los padres. En este artículo encontrarás consejos útiles que te ayudarán a seleccionar una nanny de acuerdo a tus necesidades, intereses y te ofrezca la seguridad de que con ella tus hijos estarán bien atendidos.
15 Nov 2016 – 1:02 PM EST

Conciliar la vida familiar y laboral no es fácil especialmente cuando ambos progenitores trabajan fuera del hogar durante prácticamente todo el día y los hijos están en una edad en la que requieren la presencia permanente de sus padres para sus cuidados.


Las opciones con las que cuentan entonces los papás y las mamás para cuidar de sus niños mientras se ausentan se reducen a: llevarlos a la guardería (si los pequeños todavía no tienen edad para ir a la escuela), pedir ayuda a los abuelos, otros familiares, amigos o vecinos (en el caso de que puedan contar con ellos), o contratar los servicios de una nanny (niñera).


Si estás interesada en contratar a una niñera en este artículo encontrarás consejos útiles que te ayudarán a seleccionar una nanny de acuerdo a tus necesidades, intereses, etc. y te ofrezca la seguridad de que con ella tus hijos estarán bien atendidos. Tu sentido común e intuición como madre serán claves también a la hora de tomar la mejor decisión al respecto.


1. Antes de buscar una niñera has de tener muy claros los siguientes aspectos:

  • El horario durante el cual vas a requerir sus servicios: a tiempo completo o por horas.
  • Los servicios que necesitas: cubrir las necesidades de higiene, alimentación y sueño de tus hijos, que los ayude con sus deberes, que prepare la comida y haga algunas tareas de casa, etc.
  • Requisitos concretos que desees que cumpla: hablar un idioma determinado, estar formada en áreas relacionadas con la puericultura, que su domicilio esté próximo al tuyo, que su escala de valores y su concepto de la educación sean afines a los tuyos, que tenga conocimientos en primeros auxilios, que cuente con determinados años de experiencia trabajando con niños, que no fume, que maneje un automóvil, que no tenga cargas familiares, etc.

2. ¿A través de qué medios puedes localizar a una nanny? Preguntando a familiares, amistades y conocidos, consultando anuncios en prensa o agencias especializadas de niñeras. En este link puedes encontrar las mejores agencias de nannys de EEUU.


Recuerda contrastar toda la información que te proporcionen. Revisa cada una de las referencias que aparecen en los currículums y comprueba que son totalmente veraces. Si las niñeras te han facilitado teléfonos de personas con las que ha trabajado anteriormente no dudes en llamarlas para que te informen sobre cómo han sido sus experiencias con ellas.

Cuanto más sepas de tus candidatas mejor. Ten presente que la nanny que selecciones será la que se encargue de cuidar de tu hijo y quieres lo mejor para él.

3. Una vez que tienes algunas candidatas seleccionadas llega el momento de las entrevistas.

Recuerda que las entrevista debes hacerlas mucho antes de que te incorpores al trabajo para que te dé tiempo a conocer a las candidatas y comprobar cómo se desenvuelven con tus hijos durante el periodo de prueba que estimes oportuno.


Prepara con tiempo todas las preguntas que deseas hacer. Pensar en tu día a día con tus hijos puede ayudarte a la hora de formular cuestiones que te proporcionen información muy valiosa de las entrevistadas (tus preocupaciones durante la rutina del sueño, berrinches, etc.).

Aquí tienes algunos ejemplos de cuestiones o temas sobre los que puedes preguntar:

  • ¿Qué estudios tienes? ¿Dejarías tu trabajo de niñera si te surgiera un puesto relacionado con tu formación académica?
  • ¿Qué idiomas hablas?
  • ¿Cuáles son tus aficiones?
  • ¿Por qué has decidido ser niñera?
  • ¿Durante cuántos años has estado trabajando con niños y qué edades tenían? ¿Con cuántas familias has trabajado? ¿Qué responsabilidades tenías?
  • ¿Tienes conocimientos en primeros auxilios? ¿Cómo actuarías ante situaciones como un atragantamiento, vómito, caída, fiebre, etc.
  • ¿En qué situaciones sentirías la necesidad de llamarme mientras trabajo para comunicarme algún tema relacionado con mis hijos?
  • Gestión de la disciplina. ¿Cómo actuarías en el caso de que mi hijo tuviera un berrinche porque no quiere ir a dormir, hacer los deberes o comerse el plato de comida, por ejemplo?
  • ¿Qué actividades lúdicas alternativas a la tecnología (televisión, tableta y videojuegos) plantearías como entretenimiento?
  • ¿Cómo te desenvuelves cocinando? ¿Qué platos son tu especialidad?
  • ¿A la hora de cuidar a un niño qué es lo que te resulta más difícil?
  • Etc.

Presta mucha atención a sus respuestas pues no solo te proporcionarán información sobre su experiencia en el cuidado de niños sino también sobre su personalidad (si es amable, cariñosa, responsable, paciente, respetuosa, discreta, resolutiva, prudente, etc.).
4. El Período de prueba.

Durante el período de prueba observa el grado de empatía que existe entre tu hijo y la niñera. Es fundamental que se lleven bien. Permítele que haga alguna actividad cotidiana con él como darle de comer, vestirle, jugar, etc. y presta atención a cómo trata a tu hijo y sus habilidades en el desempeño de esas tareas. Observa cómo se comporta tu hijo, su actitud y reacciones hacia la niñera, etc.

5. “¡Contratada!”

Una vez que ya has decidido quién va a ser la niñera que vas a contratar, es importante que dediques un día a pasar tiempo con ella y con tus hijos en casa para comentarle aspectos fundamentales de su vida diaria y otros temas de interés: normas de obligado cumplimiento, horarios y rutinas (hora de levantarse, de ir al colegio, de las actividades extraescolares, etc.), localización de determinadas cosas ( juguetes, ropa, medicinas en el caso de que tenga que administrar medicamentos, etc.), teléfonos de contacto por si sucede algún incidente en casa que tenga que comunicar, etc.


Es fundamental que le dejes claras cuáles van a ser sus responsabilidades y funciones, así como la modalidad de contratación, sus días de descanso y su período de vacaciones, etc.


A partir de ahora tus hijos estarán al cuidado de su niñera mientras trabajas, pero eso no significa que tengas que involucrarte en menor medida en sus cuidados:

  • Hazles saber que los tienes siempre presentes: llámalos por teléfono cuando puedas, déjales una notita con palabras de afecto bajo la almohada para que la vean al despertar, disfruta con ellos cuando tengas tiempo libre (léeles un cuento, vayan al cine, al parque, etc.).
  • Pregunta a tus hijos cómo se sienten con la niñera (si su comportamiento y hábitos no han cambiado y te hablan afectuosamente de ella es indicativo de que todo marcha bien).
  • Consulta a la niñera cómo ha ido el día con los niños, cómo se han comportado, qué actividades han realizado, etc.

Es muy importante que mantengas una relación fluida y de confianza con la nanny. No olvides que pasará mucho tiempo con tus hijos y, en cierta manera, acabará convirtiéndose en un miembro más de la familia al que seguro tus hijos y tú tendrán mucho cariño.

Más contenido de tu interés