Papás y Mamás

Dime qué clase de padre eres y te diré cómo será el futuro de tus hijos

¿Estricto o relajado? ¿Con muchas o pocas reglas?. Mira cómo la forma y el tiempo que pasas con tus hijos impacta en su éxito profesional y su estado emocional cuando son adultos.
20 Jun 2016 – 11:38 AM EDT


Los niños que reciben atención positiva y cuidado por parte de sus padres son más propensos a tener mejores ingresos, mayores niveles de felicidad, éxito escolar y profesional y un gran sentido de moralidad, según revela una investigación difundida esta semana.


Los resultados corresponden a un estudio liderado por Nishimura Kazuo, profesor del Centro para Sistemas Sociales Innovadores de la Universidad de Kobe y Yagi Tadashi, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad de Doshisha.


Las conclusiones del estudio no son una sopresa, pero sí son un recordatorio de la importancia que tiene el tiempo que compartimos con los hijos y la forma en la que apoyamos sus iniciativas.


Los investigadores hicieron una encuesta que involucró 5.000 hombres y mujeres, a los que se les preguntó acerca de su relación con los padres durante la infancia a través de opciones como ‘Mi padres confiaban en mí’ o ‘Sentía que mis padres no tenían interés en mi persona’.

Usando esa información, los investigadores identificaron 4 factores claves: interés, confianza, reglas e independencia. Con estos datos crearon seis categorías diferentes de modalidad de crianza (parenting style)

Padres que apoyan a sus hijos

Aquellos que le dan a sus hijos cierta independencia, le tienen confianza y demuestran gran interés en el niño y en sus iniciativas. Además pasan mucho tiempo juntos.


Estrictos

Aquellos que brindan bajos niveles de independencia, niveles medios de confianza, le dan muchas reglas y muestran bastante o mucho interés en lo que hacen los hijos.


Indulgentes

Muestran altos o medios niveles de confianza. No son para nada estrictos. El tiempo que pasan con sus hijos es un poco más que el promedio.

Relajados

No son para nada estrictos, no tienen reglas, muestran poco interés en los chicos y no pasan mucho tiempo con ellos.


Duros

Muestran pocos niveles de confianza y de interés con respecto a los hijos. Tienen reglas y son estrictos.


Promedios

Son aquellos que tienen niveles promedio de todos los factores claves.

Los resultados demostraron que las personas que habían experimentado una crianza llena de apoyo, en la que los padres prestaron mucha atención positiva, reportaron tener mejores salarios, buen desempeño profesional y altos niveles de felicidad.


En tanto, los hijos que consideraron a sus padres ‘e strictos’ reportaron también buenos niveles de ingreso y éxito profesional, pero menores niveles de felicidad y más de estrés.

Más contenido de tu interés