Papás y Mamás

Advierten que muchos padres siguen poniendo a sus bebés en riesgo a la hora de dormir

Durante una investigación, la mayoría de los padres, aunque sabían que los están grabando, colocaron a sus bebés a dormir en sus estómagos, de costado,o en superficies blandas, formas consideradas de riesgo, ya que pueden causar la muerte de los bebés.
17 Ago 2016 – 1:09 PM EDT

Pese a las recomendaciones de los médicos y especialistas, la mayoría de los padres siguen colocando a sus bebés en entornos inseguros para dormir y asociados con riesgos mayores de muerte, según reveló esta semana la Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés).

El estudio fue hecho en hogares con bebés de 1, 3 y 6 meses, en los que se colocó una cámara para grabar en video la forma en la que los adultos ponían a dormir a sus pequeños.

“La mayoría de los padres, aunque sabían que los están grabando, colocaron a sus bebés en entornos con riesgos establecidos que pueden causar la muerte de los bebés, tales como ponerlos a dormir en sus estómagos o de costado; en superficies blandas para dormir, con artículos sueltos en la cama o compartiendo la cama”, advirtió la AAP en un comunicado que difundió esta semana.

El estudio, titulado ‘Evaluación de videos nocturnos de entornos del sueño de los bebés’ , será publicado en el número de septiembre de la revista Pediatrics.

Los resultados del reciente estudio sugieren, que es necesario mejorar los esfuerzos para educar al público sobre las prácticas seguras del sueño.

Boca arriba, la forma más segura

La muerte súbita (SIDS por sus siglas en inglés) es la principal causa de muerte de menores de 1 año en Estados Unidos. Los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) y la Academia de Pediatras recomiendan a los padres poner siempre a los bebés boca arriba para dormir. , en colchones firmes y sin frazadas ni objetos dentro de la cuna. También aconsejan a las mamás embarazadas dejar de fumar.

Los médicos hacen especial hincapié en que NO se coloquen mantas sueltas, animales de peluche, almohadas, protectores o almohadones en las cunas, porque esto representa un peligro para los bebés, que pueden asfixiarse, quedar atrapados o estrangularse.

En el 2016, la APA también emitió un comunicando aconsejando no envolver con frazadas a los niños que ya pueden rodar sobre sí mismos (alrededor de los 3 o 4 meses) y si se hace, estar en forma constante supervisando al bebé. Esto basado en las conclusiones de un estudio que reveló que si los bebés duermen envueltos en sábanas o frazadas, los riesgos de morir por el síndrome de muerte súbita de lactantes son más altos, en especial si están durmiendo boca abajo.


Tanto los CDC como la Academia de Pediatras recomiendan seguir estas guías a la hora de poner a los bebés a dormir:

. Coloca al bebé boca arriba: los bebés de hasta 1 año siempre deben colocarse boca arriba para dormir durante la siesta y por la noche. Sin embargo, si el bebé gira y se pone de lado o boca abajo por sí mismo, puedes dejarlo en esa posición.

. Si tu bebé se duerme en el car seat o portabebés debes pasarlo a una superficie firme tan pronto como sea posible. La AAP también recuerda que es importante que el bebé duerma en una superficie firme.

. La cuna, el moisés, la cuna portátil deben cumplir con los estándares vigentes de seguridad. Verifica que el producto no haya sido retirado del mercado. No uses una cuna que esté rota o a la cual le falten piezas o que tenga barreras laterales que se puedan bajar.

. Cubre el colchón que viene con el producto con una sábana ajustada a la medida. No coloque mantas ni almohadas entre el colchón y la sábana ajustada a la medida.

. Nunca pongas al bebé a dormir en una silla, un sofá, una cama de agua, un almohadón ni una manta de piel de carnero.

. Las almohadas, las colchas, los cojines de protección y los juguetes de peluche pueden hacer que el bebé se asfixie. No las dejes en la cuna.

. Si quieres que tu bebé duerma cerca, la AAP recomienda poner la cuna en la misma habitación pero no en la misma cama, ya que los bebés que duermen en la misma cama que sus padres corren riesgo de sufrir asfixia, síndrome de muerte súbita o estrangulación. Los bebés pueden enredarse en las sábanas o los mismos padres, dormidos, pueden rodar sobre ellos.

El pecho y el chupete

Otras formas de ayudar a los bebés a dormir en forma segura es amamantandolos y dándole un chupete a la hora de acostarse.

Y no vale la pena invertir en productos que dicen reducir los riesgos de síndrome de muerte súbita, ya que los pediatras advierten que no se ha comprado ninguna efectividad y que, en algunos casos, han dañado la salud de los bebés.


Más contenido de tu interés