publicidad
Una vez más sorprenda la primera dama con sus apuestas estilísticas.

Michelle Obama y su optimismo hecho vestido

Michelle Obama y su optimismo hecho vestido

En la alocución del SOTU los ojos se posaron sobre el vestido amarillo de Michelle Obama. Aquí, un análisis de lo que hubo detrás de su escogencia.

Una vez más sorprenda la primera dama con sus apuestas estilísticas.
Una vez más sorprenda la primera dama con sus apuestas estilísticas.

Por: Angélica Gallón S.

En el mundo de la política no hay ningún elemento que obedezca a la casualidad o al antojo, más bien, la política, como quizás ningún otro universo, es un engranaje perfecto en donde todo obedece a una razón mayor, una razón de Estado. La transmisión de anoche del esperado SOTU (El discurso del Estado de la Unión) no es más que un ejemplo perfecto de esto.

Mientras el presidente Barack Obama hablaba por octava vez -en una transmisión que alcanza casi la popularidad del Super Bowl- sobre la reforma a la ley criminal que espera ayudar a la gente con abuso de drogas, y sobre puntos en los que se quiere concentrar en su ultimo año de mandato, su esposa, que lo acompañó de cerca, parecía reforzar su discurso con el poder de su vestido.

Lea también: Cuatro claves del discurso de Obama


La señora Obama

10 momentos de la moda de Michelle Obama

Para nadie es un secreto que durante toda la trayectoria política de Barack Obama, su mujer ha jugado un rol importante y que la moda sin duda ha ocupado un lugar relevante en esas funciones. Ayer su escogencia de un sutil vestido amarillo soleado, (también se ha hablado de un amarillo mango, amarillo canario o "marigold") parecía obedecer a una función específica, resplandecer en el escenario y dejar la impresión de que este ha sido un buen año.

Lejos de los tonos grises que ha usado en otras ocasiones (como el vestido gris de Michael Kors en la alocución de principios de 2015), Michelle Obama celebraba con su escogencia de un vestido de corte sin mangas, silueta sencilla y color brillante los buenos datos que su esposo iba lanzando a la audiencia: “EU tiene la economía más fuerte y más duradera del mundo”.

publicidad

El vestido, del que nadie podía desprender la mirada, además fue creado por el diseñador americano-cubano Narciso Rodríguez, un elemento no menor si se tiene en cuenta que esa es una de las grandes apuestas y legados que dejará Obama: las negociaciones con Cuba.

Desde el inicio de sus apariciones públicas, Michelle Obama ha apostado por una serie de diseñadores americanos con la firme convicción de esa es una manera también de hacer política: es apoyar la industria local y, sobretodo, hacer universal el gusto que se teje en Estados Unidos, pero su cercanía con Narciso Rodríguez ha sido especial. Lo eligió para la posesión de su esposo como Presidente de los Estados Unidos en 2008 y también lo ha había escogido para un discurso anterior del SOTU.

Michelle Obama siempre elige diseñadores americanos para sus galas.
Michelle Obama siempre elige diseñadores americanos para sus galas.


El rey sol

El vestido amarillo, elegido como si se tratara de cerrar con un literal broche de oro, estaba inicialmente valorado en Neiman Marcus en $2.095, pero una vez se convirtió en la elección de la Primera Dama bajó a un precio de $628 y, como es costumbre con todas las escogencias que hace Michelle Obama, se agotó en todo el país.

El amarillo finalmente y, no hay que desconocerlo, es un color de temporada, aparece tímidamente en los reportes de invierno, pero con fuerza en las predicciones de la primavera que se avecina, como se pudo ver en las chaquetas de Emporio Armani, en los suits masculinos de Gucci, en los vestidos de Balmain y Emilia Wickstead.

Es más, hace solo un par de noches, dos latinas sacudieron la alfombra roja de los Golden Globes con este color: la siempre controversial Jennifer López y la querida America Ferrara. Una apuesta sin duda para brillar, para no pasar desapercibidas y quizás, como lo hizo Michelle Obama, para invocar un universal optimismo.


publicidad
publicidad
El actor confiesa que muchas marcas lo llaman para trabajar durante el fin de año, pero diciembre es el mes en el que el colombiano puede visitar a su familia. Además, habla de lo que busca para salir de su soltería.
Un tentempié que puedes poner sobre una galleta, una tostada o un pan con tomate: champiñones al ajillo en salsa verde de perejil, receta de nuestro chef Miguel Rebolledo.
El Chef Miguel Rebolledo preparó en en santiamén este bocadillo típico de su tierra, el cual no solo es delicioso, también es muy nutritivo y sumamente sencillo de preparar.
Cierra con broche de oro tu velada con estos pequeños postres que encantarán a todos. La chef Lorena García le da un giro a la receta tradicional de buñuelos, agregándoles ralladura de limón y salsa de chocolate blanco.
publicidad