null: nullpx
Foodies

La casa de Julia Child, las vacaciones soñadas de un foodie

En el sur de Francia, entre olivos y vinos locales, hay un pequeño retiro para amantes de la cocina (y puedes reservarlo en Airbnb).
11 Abr 2016 – 06:42 PM EDT
¡Nuevo!

Presiona aquí para reaccionar

Reacciona
Comparte
La cocina de Julia Child, pieza de museo Crédito: Larry French / Getty Images

La casa del sur de Francia en la que Julia Child pasaba —cocinando, desde luego— los veranos al lado de su esposo Paul, fue subastada y quedó en manos de la familia Johnston, que se ha encargado de mantenerla y convertirla en un espacio de retiro gastronómico, cuya renta ya es posible en Airbnb. Una noticia noticia feliz para los fans de Julia y para los Johnston, ya que la demanda ha sido tan alta que no hay disponibilidad hasta septiembre de este año (es estadías de al menos cinco noches, para un máximo de seis huéspedes y por más de $600 dólares la noche).

La cocina de la casa es parte sustancial del atractivo del hospedaje: un espacio abarrotado por sartenes, ollas, palas, cuchillos y una gran variedad instrumentos de cocina que acompañaron la historia de esta cocinera en este sitio que en la década de los setenta, fue el punto de reunión de personajes clave de la escena culinaria norteamericana (como James Beard o Simone Beck, coautora de Mastering the Art of French Cooking ).


Gracias al esfuerzo de sus actuales propietarios, la casa se convirtió en las instalaciones de La Peetch, o La Pitchoune (el nombre que los amigos de los Child daban a la cocina), un proyecto que ofrece un espacio para retiros culinarios y que para 2017 tiene preparado un formato de vacaciones que incluye clases de cocina, excursiones a lugares locales, muy buena comida, vino para toda la estadía y hasta clases de yoga matutinas.

Como Julia Child diría: Bon appetit!

Lea también:


Reacciona
Comparte
Publicidad