null: nullpx
bienestar emocional

7 razones por las que dar (sin esperar nada a cambio) transforma tu vida

Publicado 23 Feb 2017 – 08:30 PM EST | Actualizado 5 Abr 2018 – 01:47 PM EDT
Reacciona
Comparte

Dar sin recibir nada a cambio es un hábito que muy pocas personas tienen. Este tipo de personas dan no porque obtendrán algo a cambio; lo hacen porque saben que algo bueno saldrá de eso, ya sea para sí mismos o para otros.

¿Quieres saber cómo dar te beneficia a ti y los demás? Sigue leyendo:

#1 Reduce tu apego a las cosas

Cuando desarrollas el hábito de dar, aprendes a reducir el apego que tienes por las cosas. Este apego a lo material es una gran causa de infelicidad en la sociedad. Si puedes superarlo, te sientes más satisfecho y feliz en tu vida.

#2 Te da mucha felicidad

Se ha demostrado que el acto de dar influye en nuestra fisiología, al promover la liberación de la endorfina y oxitocina, que son esencialmente responsables de hacernos felices.

#3 Ayuda a poner las cosas en perspectiva

Como alguien que da a menudo, te darás cuenta de dos cosas: a) cuánta gente necesita ayuda, y b) lo afortunado que eres por la vida que tienes. Esto ayuda a poner la vida en perspectiva y te hace un poco más sabio.

#4 Anima a la gratitud

Como alguien que da, tendrás una apreciación de ambos lados de la moneda, dando y recibiendo. Esto animará un sentido de gratitud dentro de ti mismo así como en otros.

#5 Te ayuda a ser un ejemplo

Si tienes hijos o miembros de la familia que pasan mucho tiempo contigo, van a adoptar este hábito de dar y se convertirá en algo natural para ellos. En este sentido, estarás creando un mundo mejor.

#6 Te ayuda a esparcir felicidad

Cuando das a una persona en necesidad, pones una sonrisa en su cara y los haces felices. También aprenden a apreciar la importancia de dar y retribuir el acto en el futuro, dando felicidad a más personas en el proceso.

#7 Algún día eso te ayudará

Aunque no debes dar y esperar cosas a cambio, es verdad que si das, más tarde o más temprano también recibirás. Así es como funciona el mundo. Y a veces, lo recibes cuando estás en una necesidad extrema.

No lo olvides: dar es un hábito maravilloso que esparce la felicidad.

Reacciona
Comparte