null: nullpx
Curiosidades

7 grandes momentos de Mad Men que merecen ser recordados

Publicado 22 Feb 2015 – 12:00 PM EST | Actualizado 26 Mar 2018 – 10:34 AM EDT
Reacciona
Comparte

¿Qué mejor que recordar algunos pequeños pero inolvidables momentos de las series que más nos gustan? Una muy buena idea para revivir y entender por qué motivo seguimos una serie y no nos aburrimos de ella.

Hoy, al igual que ya lo hemos hecho con algunas otras tantas, es el turno de Mad Men. Sí, la serie de "publicistas" de New York, ambientada décadas atrás.

¿Estás listo? Aquí te presentamos algunas escenas inolvidables de Mad Men que vale la pena ver una vez más: 

#7 Roger canta Frere Jacques

¿Queda alguna duda de por qué teníamos que recordar esta escena en la lista? Uno de los momentos más ocurrentes de Roger, quien nos demuestra otra faceta de su talento:

#6 La inspiración de Paul

A veces la inspiración no llega naturalmente y hay que ayudarla... ¿El resultado? Bueno, a veces suelen suceder cosas no tan planificada como estas y Paul termina cantando con su dealer, bajo los efectos de la marihuana. 

#5 El filete de Lane

Todos sabemos que el personaje de  Lane Pryce rara vez se suelta en escena, por cierto son pocas las veces que lo vimos con tanta euforia como en este momento. Un personaje que pasa desapercibido pero que cuando aparece nos regala estas reacciones geniales. 

#4 Joan y su enojo

Algunas personas suelen ser rudas y otras un poco despistadas de más, lo que hace que su ausencia no sea una pena, como en el caso de la joven recepcionista con quien Joan pierde los estribos.

#3 El saludo de Bert Cooper

Si alguna vez quieren dar un saludo de cumpleaños que sea inolvidable entonces sigan estos pasos. Tal vez interrumpir un brindis por unos segundos, expresar sus buenos deseos y retirarse no sea tan mala idea. Aunque nadie cumpla años, da igual.

#2 Peggy puede tomar tu pedido

Una de las tantas formas que pueden emplear para desviar una llamada que no quieren atender, quizás no la más eficaz, pero escuchar a Peggy –aburrida de la insistencia de Don– haciéndose pasar por la telefonista de una pizzería fue un momento gracioso. 

#1 La cortadora de césped

Nadie querría tener una maquina de estas en una oficina, o por lo menos nadie quisiera que verla en manos de una persona que no sabe cómo conducirla. Una situación totalmente descabellada que nos causa mucha gracia al verla. Salvo al personaje de Guy MacKendrick:

¿Qué otro momento inolvidable de Mad Men agregarías a nuestra lista?

Reacciona
Comparte