publicidad
Julián Gil y Marjorie de Sousa

Marjorie de Sousa tiene las de ganar en el pleito con Julián Gil y te contamos por qué

Marjorie de Sousa tiene las de ganar en el pleito con Julián Gil y te contamos por qué

Más allá del acuerdo que finalmente se alcance en los tribunales por la custodia y manutención del hijo de ambos, la actriz venezolana ha demostrado llevar la voz cantante en este proceso, mientras que el actor parece limitarse a reaccionar al discurso de su ex.

Julián Gil se quebró cuando Tanya Charry le preguntó qué es lo que más extrañaba de Matías Univision

En el pleito entre Marjorie de Sousa y Julián Gil, ella marca los tiempos y él reacciona. Ella pone los argumentos sobre la mesa, por escrito, y él exhibe sus emociones ante las cámaras. Ella hace una sesión de fotos con su hijo para una revista, y él responde con imágenes del bebé en redes sociales. En esta historia, Marjorie va dos pasos por delante y Julián sigue la senda de la venezolana. En la audiencia judicial del martes ella llegó primero y se fue la última, pero porque ella así lo quiso.

Más allá de los detalles jurídicos en el caso por la custodia y manutención del pequeño Matías Gregorio, el niño que nació en enero fruto de una relación aparentemente idílica entre los dos actores de telenovela, el guion de esta novela está contado desde el punto de vista de Marjorie aunque Julián dé la falsa impresión de ser protagonista.

"La gente no es tonta Julián", los nuevos chats de Julián Gil y Marjorie de Sousa sobre su separación

En los chats de WhatsApp a los que tuvo acceso ‘El Gordo y la Flaca’ se lee claramente cómo Marjorie es quien lleva la voz cantante, ya sea para recriminarle por sus comportamientos como para establecer las prioridades. Ella parece tener siempre las cosas más claras que Julián.

La opinión pública


Él, no obstante, está ganando la batalla de la opinión pública al menos en el corto plazo; no en vano se está entregando a ello. En televisión, en la radio, en las redes sociales, en sus eventos comerciales y hasta en la calle posando con los fans, el actor dispara su sonrisa de galán tan rápido como tuerce el gesto, preocupado, por la dirección que está tomando el pleito. En su demanda, ella lo califica de violento y consumidor de drogas, una persona a la que no le confiaría el cuidado de Matías. Él niega las acusaciones. Así, Julián se vuelve una víctima de este proceso para muchos de los que siguen con interés el día a día de este conflicto.

publicidad

Lo interesante de este asunto es que Marjorie, a su manera, también encarna ese rol. La mujer golpeada por un hombre incapaz de incumplir sus promesas, que la abandona tras nacer Matías para irse de viaje a Japón, que se va del hogar que compartían porque no aguanta a su madre, que se encarga de comentar una y otra vez en público lo que ella comunica a través de sus abogados.

Cuando Marjorie ha comparecido ante los medios recientemente, lo ha hecho de una forma más exclusiva, con entrevistas en profundidad sobre su vida y su familia. Ahí se ha mostrado más vulnerable. Sus redes sociales son una celebración de la maternidad. Comunica un único mensaje: por encima de todo, soy una mamá.

Cuestión de prioridades


El discurso que se desprende de las acciones de Julián es más confuso, quizá debido a sus múltiples actividades públicas que transmite en Instagram. Tenemos el Julián empresario, el Julián actor, el Julián deportista, el Julián coqueto, el Julián viajero y el Julián papá, una misma persona con prioridades que se solapan.

¿Juicio o circo?: los gestos de Julián Gil y Marjorie de Sousa en su cara a cara en México

El martes, en los juzgados de la Ciudad de México, ella estuvo rodeada por guardaespaldas, oculta tras unas gafas de sol. Seria, casi sin tiempo para entrevistas, mostrándose incómoda, como una diva de Hollywood en medio de un escándalo, como una madre luchando por su hijo contra viento y marea. Si hubiera querido, podría haber acaparado toda la atención mediática, pero no quiso. De hecho, le dejó vía libre a él.

Julián salió ofuscado por la puerta, pero se le pasó pronto, le cambió la cara y brilló el galán amable. Ella salió rauda. Él no tenía prisa y hasta se detuvo a comerse unas quesadillas y bromear. La gente estaba encantada.

En la corte no hubo acuerdo, lo que en el fondo supone una derrota para ambos, pero en especial para Matías, la verdadera víctima de esta historia.

Marjorie de Sousa y Julián Gil llegan a la corte en México Medio Tiempo
publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad