null: nullpx
Snacks Delicioso

Más allá del guacamole: 5 snacks para acompañar los partidos del mundial

Recetas para compartir, para apaciguar los nervios, para celebrar los triunfos o pasar las penas. En esta temporada mundialista por comida no paramos.
21 Jun 2018 – 7:27 PM EDT


1 Dip de pepita de calabaza
Conocido como 'sikil pak' en el sureste de México, territorio de la cocina yucateca y de platos como la cochinita pibil. Este es un dip espeso que puedes comer solito —a cucharadas— o usarlo para bañar cualquier carbohidrato que tengas a la mano. Nuestra sugerencia: invierte unos minutos adicionales en hacer chips caseros, la combinación de un triángulo de tortilla frita con esta salsa es ganadora.


2 Empanadas colombianas
A riesgo de parecer repetitivos vamos a decir que no hay nada más irrestible que una fritura de maíz. Estas empanadas son un ejemplo brillante: rellenas de un guiso de carne con pure de papa —una redundancia de carbohidratos siempre bienvenida—, sazonada con achiote, culantro y, justo antes de pegar una mordida, unas gotitas de limón.


3 Salsas de molcajete
El molcajete es ese mortero de piedra volcánica indispensable en las cocinas mexicanas. Un utensilio en el que se preparan salsas combinando chiles de diferentes colores, tamaños y grados de picante con tomates, cebollas, ajos, frutos secos, ingredientes cocidos o tatemados. Más que una receta, una salsa de molcajete es una técnica que, te prometemos, vale la pena poner en práctica. Aquí te dejamos cuatro ejemplos para comenzar.


4 Esquites caseros
Esta es la adaptación de un plato mexicano clásico de banqueta. Los esquites son un snack que se prepara con un caldo de granos de maíz sazonado con hierbas aromáticas como el epazote o, como verás aquí, el cilantro. El sabor de los granos se combina con un menjurge de mayonesa con queso fresco, chile en polvo y unas gotas de limón.


5 Croquetas de papa con queso y tocino
Los tres ingredientes que participan en esta receta forman un combo clásico, una cobinación que tiene como resultado una de las texturas más agradables y adictivas de la cocina.


Si después de leer esto consideras que hace falta el guacamole, lo entendemos y aquí te dejamos cuatro versiones para darle un twist a la versión tradicional.


Publicidad