null: nullpx

Más allá de Tesla: Elon Musk y su millonaria colección de carros

Antes de convertirse en la mente maestra detrás de Tesla Motors, Elon Musk estuvo al mando de otras empresas que lo convirtieron en una persona sumamente próspera. Desde entonces, como gran amante de los carros, se ha dado el gusto y lujo de tener una grandiosa colección de vehículos; y que sin duda dicen mucho de su personalidad y fortuna.
31 Ago 2020 – 01:00 PM EDT
Reacciona
Comparte
1/20
Comparte
Algunos de estos carros terminaron totalmente destruidos, mientras que otros sirvieron de inspiración para los modelos que Tesla fabrica hoy en día.

Echamos un vistazo a los carros que a lo largo de los años han formado parte del millonario garaje de Elon Musk.
Crédito: Univision A Bordo
2/20
Comparte

BMW 320i 1978



Este fue el carro que lo inició todo. En 1994, Musk pagó por él un equivalente a 1,400 dólares, aunque confesó que posterior a la compra tuvo que hacerle algunas reparaciones adicionales. Lo tuvo durante 2 años, hasta que uno de sus pasantes en Zip2 tuvo un desafortunado incidente, una de las ruedas se soltó mientras iba en movimiento.
Crédito: BMW
3/20
Comparte
En Estados Unidos, la Serie 3 de BMW llegó con un motor cuatro cilindros de 2.0 litros a gasolina con 110 caballos de fuerza y tracción en las ruedas traseras. Musk claramente quedó encantando con la ingeniería alemana, por lo que más adelante se haría con otros modelos de este país europeo. Crédito: BMW
4/20
Comparte

Jaguar E-Type 1967



Tras recibir una bonificación inicial de 40,000 dólares por trabajar en Zip2, la compañía que él y su hermano fundaron, Musk lo único que consideró fue usar ese dinero para comprar un Jaguar E-Type de 1967.
Crédito: Jaguar
5/20
Comparte
Musk explicó que cuando tenía 17 años recibió un libro de convertibles clásicos y que de todos los modelos que vio el que más le gustó fue el E-Type de Jaguar. Fue entonces cuando Musk se dijo a sí mismo que si en un futuro llegaba a tener la oportunidad de comprarlo, no dudaría y lo haría. Crédito: Jaguar
6/20
Comparte

McLaren F1



Uno de los superdeportivos más espectaculares y con un gran peso en la historia de McLaren y de la industria automotriz en general. Muchos de los dueños de este modelo prefieren conservarlo como una joya en su garaje, pero en el caso de Musk fue muy distinto, pues lo usó como medio de transporte diario, llegando a recorrer más de 11,000 millas.
Crédito: McLaren
7/20
Comparte
Lamentablemente, tras varios años de uso, este McLaren F1 quedó destrozado luego que Musk y Peter Thiel, cofundador de Paypal, sufrieran un fuerte accidente a bordo de él. Lo peor de todo es que el superdeportivo no estaba asegurado. Una máquina con un costo de casi un millón de dólares. Crédito: McLaren
8/20
Comparte

Lotus Esprit



¿Quién no soñó con tener uno de esos carros exóticos de las películas de James Bond que tras presionar un botón se transformaba en submarinos? Musk fue uno de ellos y pagó 920,000 dólares para hacer ese sueño realidad.
Crédito: Lotus
9/20
Comparte
En 2013, el empresario adquirió un Lotus Esprit, aunque dijo sentirse decepcionado cuando se enteró que no se transformaba como el de las películas. Crédito: Lotus
10/20
Comparte

Ford Model T



En 2017, Musk reveló a través de su cuenta de Twitter que un amigo le había obsequiado un Model T de Ford. Se desconoce si aún lo conserva, esperemos que sí, pues se trata de uno de los carros más emblemáticos de la historia. Este fue el vehículo con el que se popularizó la producción en cadena, lo que permitió que la clase media tuviera acceso a este tipo de medio de transporte tras bajar sus precios.
Crédito: Wikipedia
11/20
Comparte
El Model T fue fabricado por Ford entre 1908 y 1927. En ese entonces, la intensión de Henry Ford era crear un vehículo práctico, versátil y duradero. En total produjeron 15 millones de unidades. Crédito: Wikipedia
12/20
Comparte

Audi Q7



Tal vez se trate del modelo más convencional en su colección, pero uno que sirvió, de alguna manera, como inspiración para incorporar las puertas de alas de gaviota en modelos que ahora Tesla comercializa. A Musk le pareció un vehículo ‘particularmente horrendo, incluso en el mejor de los escenarios, tienes que ser una especie de enano alpinista para llegar a los asientos de atrás’.
Crédito: Audi
13/20
Comparte
Musk quería un vehículo que pudiera abrirse en espacios reducidos y que además le permitiera acceder a la tercera fila sin tener que reclinar la segunda, algo que no encontró en la Audi Q7. Crédito: Audi
14/20
Comparte

Hamann BMW M5



El segundo BMW en su colección pero esta vez con un tratamiento especial del preparador Hamann para verse más agresivo.
Crédito: Hamann
15/20
Comparte
Este BMW M5 lo adquirió en 2007.
Crédito: Hamman
16/20
Comparte

Porsche 911



Otro deportivo alemán en el garaje de Musk y de hecho uno de los favoritos de las celebridades. No es ninguna sorpresa, pues el empresario siempre ha reconocido a los modelos de Porsche como “carros de alto rendimiento”. Pero, ¿te imaginas a Musk siendo dueño de un Porsche Taycan? Eso sí sería sorprendente.
Crédito: Porsche
17/20
Comparte
Se sabe que Musk ha sido dueño de este vehículo desde el año 2012. Crédito: Porsche
18/20
Comparte
Por supuesto, ser el Director Ejecutivo de Tesla trae consigo el beneficio adicional de poder conducir cualquiera de los modelos en el portafolio de vehículos, incluso aquellos que aún no salen a la venta. Crédito: Marcio Jose Sanchez/AP
19/20
Comparte
Desde el Model S, al Model 3, sin dejar a un lado al Model X y mucho menos a la extravagante Cybertruck. Crédito: Tesla
20/20
Comparte
El único que Musk no puede conducir es el Roadster, pues en estos momentos se encuentra en el espacio tras haber sido lanzado en 2018 con los cohetes de SpaceX, una empresa de la cual también es Director Ejecutivo. Crédito: Tesla
Reacciona
Comparte

Más contenido de tu interés