null: nullpx
ISIS

Líder del grupo Estado Islámico pide en un mensaje a sus combatientes resistir en Mosul

En una supuesta grabación atribuida a Abu Bakr al Baghdadi y difundida por una agencia afiliada a ISIS, el líder del grupo yihadista les exhorta a que hagan frente a los ataques de la coalición internacional e invadan Turquía.
3 Nov 2016 – 4:43 AM EDT

El jefe del grupo yihadista Estado Islámico, Abu Bakr al Baghdadi, lanzó este jueves un mensaje a sus combatientes para que resistan el asalto de las fuerzas iraquíes contra Mosul y no se retiren de la ciudad.

El llamamiento fue hecho en una grabación de audio publicada en internet y atribuida al líder del grupo Estado Islámico ( ISIS, por sus siglas en inglés).

"No se retiren" dice una voz presentada como la del líder yihadista en el mensaje publicado por Al-Furqan Media, una agencia afiliada a ISIS. "Mantenerse firme con honor es mil veces más fácil que retirarse con vergüenza" añade Baghdadi.

El supuesto mensaje de Baghdadi también transmite a sus combatientes confiar en la victoria, y les insta a invadir Turquía.

"Esta fiera batalla y guerra total, y la gran yihad que el estado del Islam está luchando hoy sólo fortalece nuestra firme creencia, si Dios quiere, y nuestra convicción de que todo esto es un preludio de la victoria", dijo en la grabación

Las agencias AFP y Reuters no pudieron comprobar de inmediato la autenticidad de la grabación de 31 minutos de duración, titulada: "Esto es lo que Dios y su mensajero nos han prometido", pero varios expertos en yihadismo no tenían dudas sobre ella.


Se trata de su primer mensaje este año. El anterior atribuido a Baghdadi, divulgado en diciembre del 2015, fue una grabación de audio en la que garantizó a sus seguidores y partidarios que los ataques aéreos de Rusia y la coalición liderada por Estados Unidos no habían debilitado al grupo en Siria.

Baghdadi, un iraquí cuyo nombre real es Ibrahim al-Samarrai, llamó a la población de la provincia de Nínive, cuya capital es Mosul, a "no debilitar la yihad" contra los "enemigos de Dios".

"A toda la gente de Nínive, especialmente a los combatientes, les digo que tengan cuidado con sus debilidades a la hora de enfrentarse al enemigo", dice Baghdadi en referencia a la provincia que tiene como capital Mosul.

También pidió a los atacantes suicidas del grupo a "convertir las noches de los impíos en días, causar estragos en su tierra y hacer que su sangre fluya como ríos".

Se desconoce donde se encuentra exactamente el líder del grupo terrorista y hay informaciones contradictores sobre su salud y su movimientos.

En junio de 2014, pocos días después de que los yihadistas se ampararán de vastos territorios en Irak, Baghdadi hizo una de sus pocas apariciones públicas en Mosul y anunció la creación de un 'Estado' islámico con territorios iraquíes y sirios.

Ministro británico: líder ya no se encuentra en Mosul

Tras la aparición de Al Bagdadi, el ministro de Exteriores británico, Boris Johnson, señaló que cuenta con información de inteligencia que sugiere que el líder del grupo yihadista pudo haber salido de la ciudad iraquí de Mosul, asediada por las fuerzas iraquíes.

"Es una cruel ironía que alguna información que poseemos apunte a que el caballero en cuestión ha abandonado la escena, aunque continúa utilizando internet para animar a la gente a tomar parte en la violencia", dijo Johnson en la Cámara de los Comunes.

Johnson afirmó que el grupo extremista está "cayendo y desintegrándose" y se mostró confiado en que Mosul camine hacia la "estabilización".


La batalla será larga

El pasado 17 de octubre las fuerzas iraquíes lanzaron una gran ofensiva contra Mosul con apoyo terrestre y aéreo de la coalición liderada por Estados Unidos

Desde el año pasado el 'califato' ha ido perdiendo terreno y esta semana las fuerzas iraquíes llegaron a Mosul, el principal feudo de los yihadistas en Irak.

La batalla se está convirtiendo en la mayor que se ha registrado en Irak desde la invasión liderada por Washington en el 2003.

La coalición evalúa e entre 3,000 y 5,000 el número de combatientes de ISIS dentro de la ciudad y advierte que su reconquista podría ser larga y difícil.

En la salida este de Mosul, en la localidad de Gogjali, unidades de yihadistas intentaban el miércoles resistir a las tropas del Comando Antiterrorista Iraquí (CTS), la fuerza de élite del ejército.

En el sector se escuchaban los disparos de armas automáticas detrás de la línea del frente, situado a unas 656 yardas (600 metros) de la segunda ciudad de Irak.


Abusos contra la población

La principal preocupación de las organizaciones humanitarias es ahora la suerte de más de un millón de civiles atrapados en Mosul, en cuya periferia se intensificaron los combates.

"Me confiscaron mi tractor y me pusieron en prisión seis días. Me pegaron y cuando salí y no podía trabajar", explica Yusef Fariq, un agricultor de 40 años que vive en Gogjali con su mujer y sus dos hijos.

Aunque los yihadistas ya no están todavía lleva la larga barba que le obligaban a llevar.

"Nos estaban matando, siempre nos pedían dinero, no podíamos ir a ningún sito, fue un infierno", asegura su madre.

Desde la llegada al pueblo de las fuerzas iraquíes, el cortabarbas eléctrico se ha convertido en el objeto más usado por los hombres que finalmente podrán afeitarse.

En su huida, ISIS se habría llevado a miles de civiles para utilizarlos como escudos humanos, una práctica condenada el miércoles en la ONU por los quince países miembros del Consejo de Seguridad.

Fue desde Gogjali que el martes, según el ejército, las tropas iraquíes ingresaron en Mosul por primera vez desde la toma de la ciudad por el grupo terrorista en junio de 2014.

Las tropas, apoyadas por la coalición internacional liderada por Estados Unidos, todavía no lograron establecer una cabeza de puente en la ciudad, pero su presencia lanza la "verdadera batalla" de Mosul, indicó un responsable militar del frente este.

Más contenido de tu interés