null: nullpx
Apple

Caso Apple: Autoridades podrían pedir desbloqueos de teléfonos de inmigrantes

Afectaría a casos en la frontera, reingresos ilegales y otros. “Hay que preocuparse mucho”, dice ejecutivo de la empresa.
9 Mar 2016 – 9:11 PM EST

Por Diego Graglia @TheDailyDG, corresponsal de Silicon Valley
Los inmigrantes podrían ser el siguiente blanco si Apple pierde su pelea judicial contra el gobierno por un teléfono bloqueado.

Si la Justicia obliga a la empresa tecnológica a desarrollar un sistema que vulnere la seguridad de sus propios teléfonos, las autoridades podrán buscar esa misma solución en otras investigaciones, incluidos casos de inmigración.

“Cualquier ley que le da tanta autoridad y habilidad (al gobierno) de llegar a la información de una persona, es una cosa que hay que preocuparse mucho y hay que mirar muy bien”, dice Eddy Cue, vicepresidente senior de Apple, en una entrevista exclusiva con Univision Noticias. “¿Adónde va a parar? ¿En un caso de divorcio, en un caso de inmigrantes, en un caso de impuestos? ¿Algún día, alguna persona me va a prender el teléfono, el micrófono?"

"Eso no debe pasar en este país”.

Una organización de defensa de los derechos civiles y un profesor de Derecho especializado en inmigración y vigilancia confirmaron a Univision Noticias que la interpretación de Apple es correcta.



Un precedente legal
El FBI busca que Apple desarrolle una solución tecnológica que saltee las medidas de seguridad de su propio producto, el iPhone, para poder acceder a los datos del teléfono bloqueado de uno de los autores de la masacre de San Bernardino en diciembre.

Una jueza federal ordenó a la empresa con sede en Cupertino crear ese sistema, pero Apple se negó. Las dos partes se deben presentar ante la corte el 22 de marzo.

Cue asegura que Apple llevará su resistencia hasta la Corte Suprema, si es necesario.

El ejecutivo hijo de cubanos, uno de los latinos más encumbrados en la industria tecnológica, asegura que la orden judicial sentaría un precedente que se aplicaría a muchos casos.

“En este país, cuando vas a una corte y un juez da una decisión, enseguida van otros jueces y tienen la oportunidad de dar la misma decisión —dice—. Así que, en un caso de inmigrante, puede llegar a un juez y el juez dice que la misma ley que aplicó en este caso aplica aquí. (...) seguro que va a pasar”.

“Todas las agencias federales”
La batalla entre el FBI y Apple ha sido en gran parte una de relaciones públicas en que ambos presentan diferentes visiones de lo que el caso significa.

Pero el impacto en las investigaciones de inmigración no es una cortina de humo de la empresa.

La abogada Esha Bhandari, especialista en tecnología y privacidad dentro de la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU, en inglés), confirma que una victoria legal del FBI sobre Apple permitiría que otras agencias consiguieran las mismas órdenes judiciales para desbloquear teléfonos.

“Absolutamente. La autoridad que el gobierno busca no se limita sólo a este caso ni sólo a esta agencia, no se trata sólo del FBI”, dice. “El precedente que sienta aplicaría a todas las investigaciones de agencias de seguridad federales”.

“No hay nada que detenga a la agencia antidrogas o a la agencia de inmigración de buscar órdenes similares en los casos que involucran a sus investigaciones”.

Bhandari recordó que hay otros ochenta casos —de los que no se conocen detalles— donde el gobierno ha pedido este tipo de órdenes judiciales. Es decir, hay una larga fila de fiscales esperando poder desbloquear teléfonos.

El propio director del FBI, James Comey, dijo hace poco en una audiencia en el Congreso que las fuerzas de policía de diversas ciudades y estados esperan poder usar este tipo de medidas en sus investigaciones.

En un caso similar al de San Bernardino, un juez de Brooklyn rechazó hace una semana otro pedido del gobierno de desbloquear un teléfono.

Teléfonos en la frontera
“Lo que el gobierno le pide a Apple podría tener impactos bastante amplios”, concuerda Anil Kalhan, profesor de Derecho de la Universidad Drexel que estudia leyes de inmigración y casos de privacidad y vigilancia. “Cualquier agencia de seguridad que está observando lo que el FBI intenta hacer en este caso, estaría interesada, sin duda”.

Kalhan dice que hay algunos casos específicos de inmigración en que las autoridades podrían querer usar el desbloqueo de teléfonos.

Uno es el de las requisas de aparatos electrónicos en la frontera, donde el gobierno hace tiempo puede acceder a los contenidos de cualquier computadora sin una orden judicial.

Dentro del territorio nacional, la Cuarta Enmienda protege a los ciudadanos contra una requisa de ese tipo. Pero, dice Kalhan, esa regla constitucional “es más flexible en la frontera”.

Allí, el gobierno no necesita demostrar una sospecha específica para acceder a una computadora.

“Si pueden hacer eso con computadoras portátiles —dice el académico—, no hay razón para que no lo hagan con los teléfonos”.

Explica que, si Apple se ve obligada a crear un sistema que vulnere la seguridad de sus teléfonos, los agentes fronterizos tendrán tanto el mecanismo tecnológico como la autoridad legal para revisar cualquier teléfono.

Reglas flexibles para el gobierno
El otro escenario que se imagina Kalhan es que la agencia de inmigración ICE ( Immigration and Customs Enforcement) use el desbloqueo de teléfonos en caso donde un inmigrante es blanco de una investigación criminal o está procesado por reingreso ilegal al país, que es considerado un delito y no una falta civil.

“En un caso de inmigración normal, las reglas y protecciones normales que aplican en procesos criminales, de requerir órdenes judiciales de cateo y otras, también son más flexibles hacia el gobierno”, explica.

Sin embargo, aclara, la vigilancia electrónica no es tan común en los casos de inmigración. Sería inusual que las autoridades usaran desbloqueos, por ejemplo, en procedimientos de deportaciones en hogares o lugares de trabajo.

ICE declinó hacer declaraciones sobre este tema ante una consulta de Univision Noticias.

Poca claridad
Mientras el caso de Apple avanza en las cortes, no hay ningún proyecto de ley en el Congreso que intente abordar la cuestión de fondo: ¿debe el gobierno tener acceso a los datos que la gente guarda en sus teléfonos?

Cuando llegue ese debate, es poco probable que los inmigrantes sean tenidos en cuenta, dice Bhandari, de ACLU.

“Es importante que las comunidades inmigrantes tengan una voz en este debate”, dice. “Los grupos de la sociedad que son blanco de más vigilancia que el resto son grupos como las comunidades inmigrantes y otros grupos vulnerables y marginalizados. Éstos son los que enfrentan el riesgo verdadero de un aumento del poder de vigilancia del gobierno”.

Publicidad