Virus del Zika

¿Qué tan alto es el riesgo de desarrollar microcefalia a causa del zika?

El riesgo de microcefalia y otras malformaciones congénitas relacionadas con el virus podría ser de hasta 14%, según el mayor estudio sobre el asunto realizado hasta la fecha.
26 May 2016 – 3:13 PM EDT

Se sabe que el virus del Zika sigue avanzando en el mundo y que sus efectos se han extendido a más de 1,300 niños que han nacido con defectos congénitos en ocho países: el más afectado es Brasil. Lo que aún no se sabe es qué tan alta es la probabilidad de que una mujer embarazada e infectada por el virus tenga un bebé con microcefalia. Sin embargo, la respuesta parece estar cada vez más cerca.

El mayor estudio que se ha hecho hasta ahora sobre el tema acaba de publicarse y habla de que el riesgo de que ocurra un defecto congénito especialmente severo es “sustancial”: entre 1% y 14% de probabilidad. El rango es inusualmente amplio porque los investigadores todavía dependen de información imprecisa e incompleta.


El estudio fue desarrollado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por su sigla en inglés) y refuerza el conocimiento de que las mujeres infectadas en las etapas iniciales del embarazo afrontan los mayores riesgos. El mes pasado, ya los CDC habían adelantado que hay evidencia suficiente para asegurar que el zika causa microcefalia y otros defectos cerebrales.

Estas estadísticas son posiblemente apenas la punta del iceberg”, dijo a la agencia AP el doctor Neil Silverman, profesor de obstetricia en la UCLA y quien ha sido asesor del Departamento de Salud Pública de California en asuntos relacionados con el zika.

El estudio se enfocó en Bahía, un estado de Brasil donde evaluaron cerca de 400 bebés con microcefalia diagnosticados entre julio de 2015 y febrero de 2016. Los investigadores hicieron cálculos basados en las estadísticas que pudieron conseguir, pero enfrentaron desafíos, como no tener la certeza de que todos los casos de microcefalia fueron diagnosticados correctamente, la cantidad de madres de niños afectados que tuvieron zika, ni cuántas mujeres embarazadas en total estuvieron infectadas con el virus durante ese periodo.

Otras estadísticas procedentes de Bahía y correspondientes a dos brotes previos de zika sirvieron de apoyo a la investigación y así pudieron definir escenarios distintos: uno que supuso que la mayoría de las personas estuvieron infectadas y otro en el que las infecciones de zika fueron poco comunes.

En el estudio se determinó que el riesgo de que un feto desarrolle microcefalia oscila desde aproximadamente 1%, cuando la mayoría de las personas se infectaron, a casi 14%, cuando sólo una pequeña parte lo había contraído.


“Esto nos dio una apreciación de que el riesgo es sustancial”, dijo Michael Johansson, biólogo de los CDC que fue el principal autor del estudio.

Anteriormente, el mejor cálculo sobre el riesgo de microcefalia relacionado al zika pertenecía a un estudio muy pequeño basado en ocho casos ocurridos durante un brote del virus en la Polinesia Francesa en 2013 y 2014. El estudio calculó en 1% el riesgo de que una mujer tuviera un hijo con microcefalia si se había infectado en el primer trimestre del embarazo.

Otras investigación hecha en Río de Janeiro y publicada a principios de año había dejado entrever que existe un riesgo de casi 30% de que se presente algún defecto congénito relacionado con el zika, así como muerte fetal. La nueva investigación no necesariamente contradice esa conclusión, dijo Silverman, quien no participó en la investigación más reciente.

El nuevo estudio fue difundido el miércoles por la publicación New England Journal of Medicine y ha sido recibido positivamente en la comunidad científica internacional, que está ávida de respuestas. Margaret Chan, directora de la Organización Mundial de la Salud, había resumido esta semana la dura realidad del desconocimiento sobre el zika y las embarazadas en su reciente discurso ante la 69ª Asamblea Mundial de la Salud:

"Para proteger a las mujeres en edad fértil, lo único que podemos ofrecer son consejos. Eviten las picaduras de mosquitos. Demoren los embarazos. No viajen a áreas con transmisión activa".


Publicidad