null: nullpx
Vehículos Autónomos

Accidente a alta velocidad causa suspensión de programa de pruebas de vehículos autónomos de Uber

El gigante del transporte privado compartido sufre un duro revés en la feroz carrera por ser el primero en transportar pasajeros comercialmente en vehículos 100% auto conducidos.
26 Mar 2017 – 10:32 AM EDT

Un accidente a alta velocidad de un vehículo autónomo de Uber causó la suspensión del programa piloto de pruebas de automóviles auto conducidos de esa compañía llevado a cabo en la ciudad de Pittsburgh en el estado de Pensilvania, así como en varias localidades del estado de Arizona.

La suspensión se mantendrá hasta obtener los resultados de una investigación que está siendo conducida sobre las causas del accidente que tuvo lugar el viernes pasado en la ciudad de Tempe en el estado de Arizona.

Según el Departamento de Policia de Tempe el accidente ocurrió cuando un segundo vehículo no le cedió el paso a la camioneta auto conducida Volvo XC90 de Uber al cruzar una esquina. Los vehículos chocaron haciendo que el auto de Uber se volteara sobre las puertas del lado opuesto al choque.

El accidente no ocasionó lesiones que lamentar, excepto al programa de conducción autónoma de Uber que recibe un nuevo golpe, literal y figurativamente. En septiembre pasado un programa limitado de transporte de pasajeros en vehículos autónomos fue expulsado de la ciudad de San Francisco por operar sin permiso luego de varios incidentes peligrosos entre los que se cuentan la intromisión en los canales de ciclistas de esa ciudad.

Los 10 eventos que transformaron a Uber en 2016

Loading
Cargando galería

La camioneta de Uber, que circulaba en modo autónomo al momento del accidente, estaba tripulada por dos “operadores de seguridad” en sus asientos delanteros lo cual es un requerimiento de seguridad de la compañía. Los asientos traseros estaban vacíos al momento del accidente.

Google, Uber, Tesla, Ford entre otras grandes compañías envueltas en la investigación y desarrollo de sistemas de conducción autónoma mercadean a la tecnología como una nueva frontera en materia de seguridad vehicular. Elon Musk, presidente y fundador de Tesla, llegó al extremo de decir el pasado mes de octubre en una conferencia de prensa que aquellas personas que cuestionan la tecnología “ están matando gente”.

Nadie en Uber ha hecho una declaración tan dramática pero la compañía si ha desafiado a las autoridades en relación a la legalidad y la oportunidad de sus programas de pruebas de conducción autónoma. La carrera por transportar pasajeros comercialmente en vehículos 100% auto conducidos se ha convertido en una competencia feroz y Uber parece determinada a llegar primero. Sin embargo, ese esfuerzo acaba de sufrir un duro revés como consecuencia del accidente en Arizona.

El accidente es el evento más reciente de una serie de una mala racha de acontecimientos inesperados para el gigante del transporte privado compartido entre los que se encuentra la reciente renuncia de su presidente Jeff Jones después de solo seis meses de su nombramiento, la demanda incoada en su contra por Waymo, la filial de Google dedicada al desarrollo de sistemas de conducción autónoma, por robo de tecnología y la suspensión de los permisos de circulación a su flotilla de vehículos autónomos por parte del Departamento de vehículos de motor del estado de California.


Lea también:

Más contenido de tu interés