null: nullpx
Tesla

¿Irresponsabilidad o progreso? Ciertos modelos Tesla podrán cambiar de carril sin indicación del conductor

Con cada actualización de su sistema Autopilot de asistencia semiautónoma al conductor, más que ningún otro fabricante, Tesla pone a prueba las fronteras de lo que es legalmente posible en la materia.
4 Abr 2019 – 1:50 PM EDT

El pasado miércoles Tesla lanzó una actualización del software de su sistema Autopilot que capacita al vehículo a cambiar de carril sin ningún tipo de confirmación de parte del chofer.

Desde 2018 el Autopilot de Tesla, uno de los sistemas de manejo semiautónomo más avanzados disponibles para el público, había capacitado a los vehículos para cambiar de canal por si mismos, pero siempre con la autorización previa del conductor. Dicha autorización era transmitida al vehículo activando las luces de cruce o moviendo la palanca de cambios. Como las actualizaciones previas, la nueva versión de Autopilot está siendo transmitida a los vehículos elegibles, por lo que no hay necesidad de acudir a un centro de servicio para obtenerla.

La nueva versión de Autopilot enfrenta el problema desde otro punto de vista. Ahora el carro cambiará de carril a menos que el conductor le diga al sistema que no lo haga, nuevamente activando la palanca de luz de cruce o apretando la opción de cancelar el cambio de carril en la pantalla de instrumentos y controles del vehículo. Según Tesla la nueva capacidad del sistema proveerá “una experiencia de guiatura activa más perfecta”.

Este es el Tesla Model 3 en imágenes

Loading
Cargando galería


Para quienes no se sientan preparados para asumir la responsabilidad de delegar decisiones de navegación en Autopilot, el nuevo software permite al conductor seleccionar una opción que le indica al vehículo requerir una confirmación para el cambio de canal, convirtiendo la decisión en una mera sugerencia, y dejando efectivamente las cosas como estaban en la versión previa. Básicamente, la actualización permite al conductor del vehículo optar por autonomía parcial de Nivel 2, y autonomía condicional de Nivel 3.


Tesla indica que el cambio de carril no ocurrirá si las manos del conductor no están sujetando el volante, lo cual les permite decir también que Autopilot no convierte a los vehículos en carros de manejo autónomo, lo que sería una violación de la leyes vigentes. Tesla ha implementado una serie de alertas sonoras incrementales, y hasta vibraciones en los volantes de los vehículos construidos después de agosto de 2017, a fin de evitar que los conductores suelten el volante por mucho tiempo. Estas alertas son tan persistentes que la comunidad de dueños de autos Tesla las han bautizado como “el regaño de Autopilot”.


Tesla está formalmente en el lado correcto de la ley cuando alega que Autopilot no convierte a sus carros en vehículos de manejo autónomo, pero también es cierto que con cada actualización del sistema, más que ningún otro fabricante, Tesla pone a prueba las fronteras de lo que es legalmente posible en la materia. El sistema Autopilot ha sido criticado por el aspecto engañoso de su nombre y por convertir a sus usuarios como conejillos de indias en situaciones reales en vías públicas. El sistema también ha sido señalado como la posible causa de varios accidentes, algunos de ellos mortales, aunque fue exonerado por la Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unidos (NHTSA por sus siglas en inglés) después de una investigación de las causas del primer accidente mortal en un vehículo con el sistema Autopilot activado.

A pesar de las críticas y de los accidentes, Elon Musk el fundador y jefe supremo de Tesla, tiene como meta última convertir a Autopilot en un verdadero piloto automático con capacidad total para conducción autónoma. Musk ha sido elocuente en indicar su convicción de que la conducción autónoma será el elemento primordial para salvar vidas en las vías públicas en el futuro.

RELACIONADOS:TeslaVehículos Autónomos

Más contenido de tu interés