null: nullpx
Univision Investiga

NXIVM: una cofradía de ricos y famosos

En las aulas de clase de NXIVM cerca de Albany, al norte de Nueva York, era común toparse con actrices de Hollywood, herederos de grandes fortunas y personalidades del jet-set mexicano.
8 Jul 2018 – 7:00 PM EDT

A medida que se han ido conociendo nuevos detalles de la secta, como se refiere el gobierno de Estados Unidos a la organización de Keith Raniere, han surgido detalles de cómo su fundador tenía un especial interés en conquistar el corazón y el bolsillo de descendientes de familias acaudaladas y con poder.

Las hermanas Clare y Sara Bronfman, herederas del magnate de los licores Seagram’s Edgar Bronfman Sr., cayeron bajo el encanto del carismático líder de la superación personal y aportaron millones de dólares a la organización.

El mundo del espectáculo también buscó acomodo, primero en los cursos de éxito ejecutivo (ESP) y luego en DOS, como se conocía el programa de esclavitud sexual. La actriz canadiense Sarah Edmonson relató su experiencia con el doloroso tatuaje cerca a la pelvis al que se sometió; la actriz de Hollywood, Catherine Oxenberg, protagonista de la serie Dinastía, se entusiasmó también. En un principio acudió con su hija India, pero meses despues se retiró. Su hija sí quedó prendida con los cursos y luego se enroló en el programa sexual, según lo ha denunciado su madre.

Catherine y la abuela de India, la princesa Isabel de Yugoslavia, se han dedicado a convencerla que abandone la organización, pero su hija poco quiere saber de ellas, según relatan.

“Ella no ha despertado’’, dijo la princesa dijo la princesa de Yugoslavia a Univision, en una afanosa entrevista después de acudir a una audiencia de Keith Raniere, en la corte federal de Brooklyn. “Todavía ella piensa que todo está perfectamente bien, que no hay nada de negativo. Nosotros sabemos que no es así, que es muy peligroso pero lamentablemente ella no se da cuenta’’.


Un equipo de Univision intentó una entrevista con India en un restaurante de Nueva York donde trabaja, pero ella se negó.

Según la acusación del FBI que tiene a Raniere tras las rejas, y sin la capacidad de salir bajo fianza, “el acusado ha pasado su vida obteniendo ganancias de esquemas piramidales y ha recibido apoyo financiero de mujeres independientes y adineradas”.

Los investigadores estadounidenses se refieren, entre otras, a Clare Bronfman, quien ha “financiado a Raniere repetidamente durante años con millones de dólares incluyendo gastos de avión privado hasta por 65 mil dólares el trayecto. También ha pagado numerosos abogados para demandar a varios críticos de NXIVM. Bronfman es propietaria de una isla en Fiji que ha sido visitada por el acusado, y ambos, Bronfman y Raniere, tienen contactos por todo el mundo”, asegura la acusación.

Allison Mack, protagonista de la serie Smallville, basada en el personaje de Superman, esta acusado junto con Raniere, y según información recogida por Univision Investiga, era la persona que vivía en la casa donde se realizaron la mayoría de los rituales de marcación a las mujeres del grupo DOS. Tanto Raniere como Mack, se declararon inocentes en una corte federal de Nueva York.

La casa, ubicada en la tranquila población de Clayton Park, al norte de Nueva York, está desocupada. Estay otra casa de la zona fueron incautadas por la fiscalía federal alegando que que fueron usadas para cometer los delitos de los que se acusa a Ranier y Mack, según documentos de la corte. Una de las actrices que fue tatuada sostuvo que Mack pasaba varias semanas del año en una de estas residencias para estar cerca de Raniere.


Algunos de los seguidores con poder y dinero, como lo explicó Maayan Tuati Saraga, una exaprendiz de ESP en Monterrey que abandonó los cursos decepcionada, eran ejecutivos que buscaban un sentido diferente de sus vidas. Según ella, estos hombres y mujeres relativamente jóvenes no tenían problema en revelar a Raniere y los instructores sus vulnerabilidades, una condición para tomar los cursos de ESP.

La clave del éxito

Una de las claves del éxito de los programas de superación personal ESP (Executive Success Programs) que ofrecía NXIVM, era vincular a su organización a personas famosas y adineradas, convertirlas en voceras y mostrarlas como buenos ejemplos de las metodologías creadas por Keith Raniere y su socia Nancy Salzman.

Este fue el gancho que llevó a Pedro, un empresario mexicano, a matricularse a ESP y tomar varios cursos en Albany, en los que gastó cerca de 50 mil dólares. Pedro pidió que su nombre real no fuese revelado por temer a represalias.

“Fui a una plática de ellos y me vendieron algo que me gustó. El ambiente que ves aquí en México es de personas exitosas, ves personas económicamente muy poderosas porque para pagar esos cursos no hay forma de que lo hagas si no tienes como un poder adquisitivo bueno”, relató Pedro.

De hecho, México se convirtió en un mercado muy importante para NXIVM. Ahí Raniere consiguió poderosos aliados y admiradores como Emiliano Salinas Occelli, hijo del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Salinas, junto a su socio, el empresario Alejandro Betancourt Ledesma, lograron consolidar una red de seguidores de Raniere en centros de estudio ubicados en la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara. Cerca de 8 mil estudiantes asistieron a los cursos de superación personal de ESP.


Muchas personas de la clase alta mexicana fueron seducidas para convertirse en miembros y mentores de ESP, y era habitual verlos entre estudiantes, o dictando talleres de auto superación como el caso de Rosa Laura Junco, hija del magnate de los medios y dueño del Grupo Reforma, Alejandro Junco de la Vega, y Alejandra González Anaya, la hermana del actual Secretario de Hacienda y Crédito Público, Jose Antonio González Anaya.

Personalidades como la actriz María Colla, esposa de Pablo Monroy, fundador de la multinacional farmacéutica Genoma Lab, fue una de las alumnas satisfechas de los cursos de éxito creados por Raniere, según reportaron medios mexicanos en febrero de 2017.

“ESP me ha generado un montón de efectos y un impacto impresionante y precioso en todo lo que me rodea, he visto como nada más yo he logrado tener una vida mucho más libre y armónica…”, aseguró Colla.

Otras personas influyentes como el abogado Federico de la Madrid Hurtado, y su esposa Fabiola Sánchez de la Madrid, así como el empresario Jack Levy, fundador del Grupo VEQ, han participado en estos cursos que pueden llegar a ser más costosos que una maestría en administración de empresas (MBA) en Harvard.

Para Pedro el esfuerzo y dedicación que le puso a ESP fueron en vano:

“Me me siento un poco estafado porque yo no aprendí absolutamente nada. Económicamente también porque ese dinero y mi tiempo lo pude haber invertido en otras cosas”.


Publicidad