null: nullpx
Univision Investiga

Exembajador de Estados Unidos: "El Presidente Varela tiene un problemón en sus manos"

A través de sus abogados en Panamá, la Organización Trump envió una carta a Juan Carlos Varela para que intervenga en una disputa comercial de la Torre Trump.
9 Abr 2018 – 07:53 PM EDT
Comparte
Cargando Video...

La carta enviada por los abogados de una filial de la Organización Trump en Panamá, advirtiéndole al presidente de ese país que un caso judicial privado podría tener consecuencias negativas para el gobierno, constituye "un claro conflicto de intereses" de Trump y pone al mandatario panameño en un incómodo dilema de relaciones bilaterales, aseguró el exembajador de Estados Unidos en Panamá, John Feeley.

“Lo que sí sé es que el presidente Varela ahora tiene un problemón en sus manos’’, dijo Feeley quien renunció en marzo pasado.

La filial de la Organización Trump, según el exdiplomático, ha puesto al presidente Varela en la disyuntiva de saber con quién está tratando, si con el presidente de Estados Unidos o con una empresa más de este país.

La firma Trump Panamá Hotel Management LLC que administraba una torre de apartamentos y un hotel en Panamá, envió el mes pasado al presidente Juan Carlos Varela y varios de sus ministros, una carta en la que advertía que, de no solucionarse los problemas creados por una decisión de una jueza panameña, será el gobierno el que pagará los platos rotos.

La carta, fechada el 22 de marzo, fue revelada por el diario La Prensa de Panamá. El abogado Eric Britton, de la firma Britton & Iglesia alegó que la juez Miriam Cheng se negó a dar un trato justo y equitativo a las peticiones de la firma que fue separada de la administración de la torre. El abogado se quejó de la celeridad excesiva de la juez al practicar las diligencias judiciales y de impedir el ejercicio del derecho de defensa.

Estas conductas, según el abogado, violan el convenio entre Panamá y Estados Unidos sobre el “trato y protección’’ de la inversión.

“Agradecemos sus buenos oficios a fin de evitar que estos daños le sean atribuidos ya no a la contraparte sino al Estado Panameño por virtud de una clara violación a las protecciones del tratado específicamente por denegación de justicia’’, concluyó la carta.

Univision Investiga entrevistó a Feeley quien estuvo en su cargo de embajador durante dos años, y actualmente es consultor de Univision.

¿Cómo interpreta esta carta?

Yo lamentablemente lo veo como un claro conflicto de interés. No digo que el presidente Trump sabía de la carta, pero como el presidente no hizo un fideicomiso con la Organización Trump y su relación como el jefe de la Organización Trump cuando él comenzó su presidencia, nosotros tenemos una situación muy difícil. Ahora él sigue manteniendo control sobre la Organización Trump, pero no maneja las actividades cotidianas pero sus hijos sí.

¿Usted como embajador no cree que esas cosas generalmente se consultan en este caso con la Organización Trump en Estados Unidos o con el propio presidente?

Ahí tenemos otra situación que nunca he visto antes. Normalmente no tenemos esta situación porque un presidente siempre hace un fideicomiso de manera irrevocable a ciegas, "blind trust", como se dice en inglés, para precisamente no confundir sus intereses personales con los intereses comerciales de una compañía americana.

¿Cómo puede este asunto afectar las relaciones entre Varela y Trump?

En una semana vamos a tener la Cumbre de las Américas en Lima. Tanto el presidente Trump como el presidente Varela tienen pensado estar allá. Ahora, ¿qué debe estar pensando Juan Carlos Varela cuando vea a Trump? Me imagino que él va a estar pensando, "Dios mío ojalá que él no suba ese tema del hotel". Juan Carlos Varela y el Gobierno de Panamá son buenísimos amigos con los Estados Unidos. Buenísimos amigos, y ahora nosotros por este conflicto de interés en términos de los intereses comerciales y personales de presidente Trump, tenemos un conflicto y un problemón.

¿Qué opina de que la embajada de Estados Unidos de Panamá pida a los periodistas que llamen a la Casa Blanca cuando preguntar por el litigio?

La Casa Blanca es la sede de los intereses de los de los americanos, del pueblo americano, no de una organización que pertenece al presidente y a su familia y ahí está el problema. Yo creo que en cuanto a la forma de haber hecho la carta, de enviar copias a casi todos los estamentos del gobierno panameño, eso simplemente refleja la naturaleza agresiva de los representantes legales. No voy a comentar sobre si es correcto o no pero lo que sí sé es que los diplomáticos americanos en Panamá están entre la espada y la pared. Lo más importante y más penoso, francamente, y más difícil para mí ver, es que el mismo presidente Varela y su gobierno, que repito son buenísimos amigos del Gobierno Trump, también se encuentran entre la espada y la pared.

¿El tono de la carta en términos legales podría considerarse amenazante?

La confusión que esta carta ha causado es gran parte del problema. ¿Cómo deben leer la carta el presidente Varela, su vicepresidente, el presidente de la Asamblea, el presidente de la Corte Suprema panameña? ¿Qué es lo correcto en este caso? No se sabe. La verdad es que no se sabe porque no hemos tenido esta situación, hasta donde sepa yo, en las relaciones bilaterales entre Estados Unidos y Panamá en el pasado, y entonces el tono de unos abogados que puede sonar difícil o puede ser agresivo, se puede confundir con el tono que el mismo presidente asuma respecto a la relaciones bilaterales.

Pero en condiciones normales, ¿esta carta sería una opción de una empresa que se siente marginada?

Son entes privados y no hay normas o leyes que los prohíban a escribir cuáles son sus intereses y avanzar en ellos. Pero hay una gran diferencia entre el mensaje y el mensajero. En este caso el mensaje de abogar a favor de los intereses de la Organización Trump respecto al hotel en Panamá, eso es pan de cada día. Pero ¿quién envía esa carta y en nombre de quién se envía? El mismo Presidente de los Estados Unidos. Y ahí es donde el presidente Varela, como receptor de esa carta, tiene que pensar dos, tres o cuatro veces si es simplemente una compañía norteamericana más.

Ver también:


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés