Tormentas Tropicales

Después de azotar el noroeste de Florida, la tormenta Colin se dirige a Georgia

Un total de 34 condados de Florida están declarados en emergencia debido a los daños causados por las torrenciales lluvias que deja la tormenta a su paso. El gobernador Rick Scott teme que se dispare un brote de zika.
7 Jun 2016 – 5:08 AM EDT

Lo que deja la tormenta tropical Colin a su paso por Florida

Loading
Cargando galería

El noroeste de Florida se alista para la llegada del centro de la tormenta tropical Colin, cuyos efectos ya se han hecho sentir en esta parte del estado y que se espera toque tierra "en las próximas horas", informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Con 34 condados declarados en estado de emergencia, la zona de Florida conocida como Big Bend, en la costa noroeste y en donde ya se registran fuertes vientos y lluvias, se halla en la primera línea de llegada de Colin, que mantiene vientos máximos sostenidos de 50 millas por hora, según el centro meteorológico.

La tormenta tropical se halla a 35 millas al sur-sureste de Apalachicola, en el noroeste de Florida, y a 95 millas al oeste de Cedar Key Tampa, en la costa oeste del estado, de acuerdo al último parte del centro meteorológico, con sede en Miami.

La proximidad de Colin motivó que el gobernador de Florida, Rick Scott, declarara el estado de emergencia en 34 condados y cancelara una serie de actos que tenía previstos para esta jornada, entre ellos una reunión en Nueva York con el precandidato presidencial republicano Donald Trump.

Los efectos de la tormenta tropical pusieron en vilo incluso la realización de algunas jornadas de la Copa América, como fue el caso del partido entre Panamá y Bolivia, que finalmente arrancó esta tarde en Orlando sobre un terreno de juego en perfectas condiciones y superados los contratiempos previos de lluvia y fuerte viento.

Según un probable patrón de trayectoria, el centro de Colin tocará tierra en las próximas horas en la zona del Big Bend y "luego se moverá sobre el norte de Florida y el sureste de Georgia temprano en la mañana del martes", para luego proseguir durante ese día a lo largo de la costa sureste de EEUU, según el CNH.

Colin, que presenta una velocidad de traslación de 23 millas por hora, ha generado un aviso de tormenta desde Indian Pass hasta Englewood, en la costa suroeste de Florida, y en el caso de la costa atlántica, el aviso se extiende desde la ensenada de Sebastian hasta Oregon Inlet, en Carolina del Norte.


La proximidad de la tormenta tropical obligó a que varios distritos escolares de Florida cancelen sus actividades y que la Guardia Nacional del estado disponga de más de 6,000 efectivos a fin de que sean desplegados en las comunidades en las que haga falta.

Durante una alocución con los medios, Scott expresó incluso su preocupación de que las grandes acumulaciones de agua que puedan producir las fuertes lluvias, y que se estima alcancen hasta 6 pulgadas, dispare un brote de zika en la región.

En ese sentido, lamentó que el Congreso en Washington entró en receso por el periodo estival sin aprobar una propuesta que destinaba más fondos para combatir el virus del zika. "Zika no toma vacaciones", declaró.

Colin, que se encuentra cerca de la latitud 29.3 norte y la longitud 84.7 oeste, mantiene una trayectoria con dirección noreste.

Ronald P. Milligan, de 74 años, hizo alto en un parque en St. Petersburg donde se distribuirían bolsas con arena. Dijo que se llevaría algunas porque una zanja frente a su casa se había inundado durante la lluvia de la noche anterior.

"Si lo ocurrido anoche 'no era una tormenta' —y el agua subió casi hasta el nivel del montículo en mi jardín— me preocupa", declaró Milligan, mientras indicaba con señas que el líquido casi le llegaba a la rodilla.

Él ha vivido en Florida desde finales de la década de 1970 y jamás había emprendido preparativos anticipados para una tormenta tempranera.

Se distribuyeron también bolsas con arena en Tampa, así como en ciudades y condados en toda la región.


Aunque no la tormenta tropical no pasará por el sur de Florida, los servicios meteorológicos locales prevén fuertes lluvias e inundaciones en esta parte del estado, incluidos los cayos, para los próximos días.

Las fuertes lluvias que trae consigo el sistema producirá acumulaciones de agua de hasta 6 pulgadas, con acumulaciones máximas de 8 pulgadas en áreas aisladas del noreste de la Península de Yucatán, el oeste de Cuba, del oeste al norte Florida, sureste de Georgia y en zonas costeras de las Carolinas, señaló el CNH.

Los expertos del CNH advirtieron que la combinación de marejadas y marea pueden causar inundaciones en zonas cercanas a la costa normalmente secas, por el aumento del nivel de las aguas.

Colin, que se formó el pasado domingo sobre el norte de la península de Yucatán (México), es la tercera tormenta tropical que se forma este año en la cuenca atlántica, en donde la temporada ciclónica comenzó el 1 de junio y se prolongará hasta el 30 de noviembre.

Hasta el momento se han formado tres tormentas tropicales en la cuenca atlántica, Alex (que se transformó en huracán), Bonnie y la actual, Colin, las dos primeras formadas antes del comienzo de la temporada de huracanes.

La Administración Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) precisó la semana pasada en un informe que se prevé para este año la formación de 10 a 16 tormentas tropicales, de las cuales entre 4 y 8 llegarían a huracanes.

El organismo precisó que entre 1 y 4 de los huracanes previstos para 2016 lo serán de categoría mayor en la escala de intensidad de Saffir-Simpson, de 5 niveles.

Publicidad