"Viviremos con daño psicológico por lo que ocurrió el resto de nuestras vidas", dice una sobreviviente mexicana de la masacre de Parkland

Amy Bronzwaig, una estudiante de 17 años de Marjory Stoneman Douglas de Parkland, cuenta en primera persona cómo vivió el ataque en su escuela secundaria y por qué cree que la tragedia está generando un cambio que durará para siempre.
Opinión
Amy Bronzwaig es una estudiante de origen mexicano que sobrevivió a la matanza de Parkland.
2018-02-22T17:20:30-05:00

PARKLAND, Florida. - Me llamo Amy Bronzwaig, tengo 17 años y estudio en la escuela secundaria Marjory Stonman Douglas. Mis padres nacieron en Ciudad De México y emigraron a los Estados Unidos en 1997 en busca de una una vida mejor. Aunque no nací en México, me considero mexicana porque toda mi familia es de allí, mis papás me enseñaron a hablar español en casa y crecí yendo a México cada verano.

Yo nací en San Diego, California, donde viví durante 16 años hasta que, con mi familia, nos mudamos a Florida por mejores oportunidades de trabajo para mis papás. Llevamos aquí un poco más de un año y medio. Mis padres decidieron venir a Parkland porque, después de analizar la zona, creyeron que era el lugar más seguro para nuestra familia.

Eso lo sentimos así hasta que el 14 de Febrero. Ese horrible miércoles, el Día de San Valentin, me tocó correr junto a mis compañeros para proteger nuestras vidas. Se suponía que era un día de amor, pero este hombre, Nikolas Cruz, mostraba el mal y el odio de una forma que nadie podía imaginar. Yo tuve la suerte de escapar sin ningún daño físico. Pero, al igual que el resto de mis compañeros de clase y maestros, viviremos con daño psicológico por lo que ocurrió el resto de nuestras vidas.

"Tenemos miedo de ir a cualquier lugar"

Fácilmente puedo decir que el 14 de febrero del 2018 fue el peor y más terrible día de mi vida. Nunca olvidaré la llamada a mi madre mientras huía y escuchaba los disparos del atacante. Le dije que la amaba porque no sabía lo que estaba sucediendo ni si iba a salir viva. Él nos quitó algo de cada uno de nosotros ese día: nos quitó nuestra sensación de seguridad.


Aunque el pistolero quiso atacar a Stoneman Douglas, hirió a toda la comunidad de Parkland. Mi comunidad se ha unido de una forma que nunca podría haber imaginado. Tenemos la bendición de haber tenido grupos de socorristas, policías y bomberos tan increíbles que entraron en una situación de la que la gente huía con el objetivo de salvar vidas.

A todos quienes nos socorrieron, les quiero agradecer desde el fondo de mi corazón por todo lo que hicieron en ese terrible día. Me hicieron sentir más segura en mi hora más oscura y nunca podría agradecerles lo suficiente. También me gustaría dar las gracias a los maestros que estaban cerca de mí en ese momento de pánico tratando de mantenernos a todos tranquilos y guiarnos a un lugar más seguro cuando ellos también querían llorar al igual que el resto de nosotros.

"Esto ha inspirado un cambio que durará para siempre"

Nuestra comunidad de Parkland se ha juntado y apoyado en los momentos más difíciles y ha utilizado esta tragedia para luchar por el cambio y garantizar que nadie más tenga que sentirse como nos sentimos el miércoles en la tarde. ¡La única manera de evitar que esto vuelva a suceder es crear un cambio! No había ninguna razón por la cual el atacante debería haber obtenido legalmente un arma semiautomática. Tenemos que tener estrictos reglamentos sobre armas y controles de salud mental, porque si logramos salvar por lo menos una vida, valdría la pena.

Como estadounidenses, dependemos de nuestro gobierno para mantenernos a salvo, pero en esta situación específica nos fallaron porque varias agencias fueron notificadas meses antes con respecto a las amenazas de Nikolas Cruz, pero no hicieron lo suficiente al respecto.

El gobierno está tan enfocado en proteger nuestra segunda enmienda que pierden de vista proteger nuestras vidas. Esto me ha inspirado a hacer un cambio que durará para siempre. He querido dedicarme a algo relacionado con las leyes desde que estaba en octavo grado y, en los últimos años, me di cuenta que quería luchar por las minorías. Pero, después de la tarde del miércoles, supe por qué sobreviví y fue para asegurarme de que las regulaciones de armas se pongan en práctica y también para continuar mi lucha por los derechos de las minorías.

Entiendo que este cambio no sucederá de inmediato, pero no dejaré de intentarlo hasta que finalmente suceda, incluso aunque eso no pase en muchos años. El próximo año, mis compañeros senior de Douglas y yo podremos votar y tener la capacidad de influir en la democracia a una escala mayor y espero comenzar a ver algunos cambios para un futuro más brillante con respecto a las leyes de control de armas.

Estoy planeando ir al Florida State University para estudiar Ciencias Políticas a partir de este verano y allí me centraré en ayudar en la campaña de 'Never Again'. Planeo ir a Tallahassee la próxima semana con muchos otros estudiantes de Douglas para reunirme con algunos de los líderes políticos más influyentes en el estado de Florida y hablar sobre las leyes de control de armas. Haré todo lo que pueda como miembro de la campaña “Never Again”, ya sea un apoyo emocional a los sobrevivientes o asegurándome de que la gente escuche nuestras voces e ideas. ¡No podemos permitir que este evento tan trágico se convierta en una estadística más y, en su lugar, tenemos que honrar a los que perdimos y las vidas que cambiaron para siempre porque sería una injusticia para ellos si no hacemos un cambio en su honor!

RELACIONADOS:Tiroteo en ParklandOpinión