null: nullpx
Terrorismo

Así eran los falsos explosivos de los terroristas de Londres: un cinturón de cuero y botellas plásticas forradas con cinta adhesiva

La policía británica divulgó este domingo las fotos de los explosivos ficticios usados por los atacantes de ISIS con los que buscaban crear "un máximo de pánico".
11 Jun 2017 – 7:36 AM EDT

Los autores del atentado que dejó ocho muertos el 3 de junio en Londres llevaban cinturones de explosivos falsos para crear "un máximo de pánico", informó este domingo la policía británica.

"Nunca antes había visto en el Reino Unido una táctica en la que los terroristas buscan crear un máximo de pánico atándose explosivos ficticios. Cualquiera que los haya visto aquella noche habrá pensado que eran explosivos reales", comentó Dean Haydon, jefe de la unidad antiterrorista de la policía británica.

Las imágenes divulgadas el domingo por las autoridades mostraban cinturones de cuero a los que se habían atado botellas de agua de plástico recubiertas con cinta adhesiva gris y negra.

Cada uno de los tres asaltantes, Khuram Butt, Rachid Redouane y Youssef Zaghba, llevaba un cinturón de este tipo cuando embistieron con una furgoneta a los peatones en el London Bridge, antes de bajar para apuñalar a numerosas personas con cuchillos de cerámica de 11.8 pulgadas (30 cm) de largo.


Ocho personas murieron y decenas resultaron heridas en el barrio turístico y festivo de Borough Market. Los tres asaltantes fueron abatidos por la policía ocho minutos después del inicio del ataque.

"Es posible que previeran una situación de asedio o que pensasen que (los falsos cinturones de explosivos) podían protegerlos de ser blanco de los disparos" de la policía, declaró Haydon.

El relato de un periodista sobreviviente

Geoff Ho, un periodista del Sunday Express que fue apuñalado en el ataque, describió en el diario cómo intentó evitar que los agresores entrasen en un bar lleno de gente. “Sus ojos estaban llenos de rabia”, dijo Ho, que temió que fueran a inmolarse.

“No podía atacar sin más”, dijo. “Si me lanzaba contra ellos, quizá podría con uno o dos. Pero uno de esos animales podría inmolarse y matarnos a todos”.

Ho fue apuñalado en la garganta por Butt. El reportero dijo que había podido defenderse lo suficiente como para evitar que lo mataran gracias a su formación de artes marciales.

La policía seguía buscando testigos del ataque para tratar de recomponer lo sucedido.

Los agresores podrían haber planeado una matanza mayor, según las autoridades. Butt intentó arrendar un camión de 7,5 toneladas, pero su pago fue rechazado y en su lugar arrendó una camioneta más pequeña.

La policía encontró bombas incendiarias y bengalas en la camioneta, que se estrelló en el puente.

Las autoridades interrogan a seis hombres por sus supuestos lazos con los agresores. Butt era un ciudadano británico nacido en Paquistán, mientras que Redouane era marroquí y Zaghba era un ciudadano italiano de origen marroquí.


En fotos: One Love Manchester, el simbólico concierto con el que Reino Unido honró a las víctimas del terrorismo

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:TerrorismoReino UnidoISISMundo
Publicidad