Terremotos

La dramática lucha contra reloj para rescatar a niños de los escombros de la escuela Enrique Rébsamen

Desde la madrugada, los rescatistas buscan a una niña bajo la enorme losa de concreto que tapió las áreas administrativas y de talleres del colegio. Horas después las autoridades informaron que hay otros tres adolescentes con vida atrapados.
20 Sep 2017 – 4:40 PM EDT

CIUDAD DE MÉXICO.- Las únicas luces que permanecen encendidas la noche de este miércoles en la calle Rancho Tamboreo de la colonia Nueva Oriental Coapa son las de los grupos de rescate que continúan en la búsqueda de víctimas atrapadas en los escombros de la escuela Enrique C. Rébsamen, donde al menos 25 personas (21 niños, 4 adultos) murieron como consecuencia del terremoto de magnitud 7.1 que estremeció el miércoles la Ciudad de México y que ya suma un total de 237 fallecidos.

La Secretaría de la Marina Armada de México aseguró que al menos cuatro de los menores que permanecen atrapados se encuentran con vida. Se trata de tres adolescentes y una niña de 7 años, según declaraciones del inspector y controlador de esa entidad, José Rafael Ojeda.

"Sabemos que hay una niña con vida al interior (de la escuela destruida), lo que no sabemos es cómo llegar a ella (...) sin riesgo de colapso y sin que no se arriesgue al personal" de rescate, dijo a la cadena Televisa el almirante José Luis Vergara, quien coordina el rescate.

Vergara prefiere no dar esperanza. Se ha conseguido hablar brevemente con la menor, le han pasado agua y oxígeno. "Estoy muy cansada", dijo la niña, según el militar.

“¡Necesitamos médicos!”, gritaban los voluntarios de Protección de Civil a las afueras del cerco de seguridad cuando ya eran las 6:00 de la tarde, y de la multitud salían cirujanos, oftalmólogos y un anestesiólogo, deseosos de ayudar.

“¡Traigan camillas!”, ordenaba otro y llegaban a toda carrera parejas de bomberos cargando con ellas.


Desde la madrugada, los rescatistas buscan a una niña bajo la enorme losa de concreto que tapió las áreas administrativas y de talleres del colegio, donde 315 estudiantes cursaban la primaria y la secundaria.

Su nombre —Frida Sofía, según medios locales— y la forma como los grupos de búsqueda supieron que seguía con vida no ha sido confirmado por las autoridades de la Secretaría de Educación; unas versiones señalan que los perros de rescate dieron con su rastro y otras, que logró enviar un mensaje a su madre a través de un teléfono celular.


"Esa niña es signo de vida, un signo de esperanza para todos. Esa niña está moviendo todo esto", contó el ferretero Carlos Barrera, quien se encontraba colaborando en el lugar, ofreciendo herramientas y otros materiales para el rescate. "Estaremos aquí hasta que haga falta", dijo en entrevista con la periodista María Antonieta Collins.

Otros voluntarios ofrecieron apoyo a los ‘topos’ (grupos de rescate) y a los soldados del Ejército y la Marina que coordinaban el rescate.


Vea también:

En fotos: Labores de rescate en la escuela colapsada en Ciudad de México

Loading
Cargando galería
Publicidad