Un adolescente planeó un ataque como el de Parkland pero al llegar a la escuela armado se suicidó

Un estudiante de 13 años anotaba los detalles de lo que haría en su celular. Sin embargo, ya en la escuela Jackson Memorial Middle School, en Ohio, se encerró en un baño y se dio un tiro.

Un joven de 13 años que tenía planeada una masacre en su escuela, cambió de opinión a último momento y en lugar de atacar a sus compañeros, se encerró en un baño del centro de estudios y se pegó un tiro.

El incidente ocurrió el pasado 20 de febrero en Jackson, Ohio, pocos días después del tiroteo ocurrido en la secundaria de Parkland, en Florida, donde murieron 17 personas, la mayoría adolescentes.

El joven, Keith Simons, estudiante de séptimo grado, sentía una admiración profunda por los autores de la masacre en la secundaria de Columbine, Eric Harris y Dylan Klebold, quienes en 1999 mataron con rifles de asalto a 12 compañeros y un maestro antes de quitarse la vida.


Simons entró a la escuela escondiendo en su vestimenta un rifle semiautomático. "¿Por qué fue al baño una vez sacó el arma para luego suicidarse? Aún no tenemos la respuesta", dijo el jefe de la policía de Jackson, Mark Brink. "Creemos que nunca tendremos la respuesta".

El estudiante llevaba en su celular los ocho pasos que llevaría a cabo para matar al mayor número de personas en su escuela, la Jackson Memorial Middle School.

Las cámaras indican que Simons bajó del autobús escolar, se dirigió al baño, salió de él ya con el rifle semiautomático en sus manos, pero unos segundos después se devolvió al baño y se pegó un tiro.

"Tenemos que darle gracias a Dios por cualquier cosa que lo haya hecho cambiar de opinión", dijo el jefe de la policía en una rueda de prensa.

De acuerdo a la Policía, Simons escribió un día antes del incidente: "Esto será más grande que cualquier cosa antes vista en este país", y que su ataque sería "una mancha en la historia de EEUU".


El primer día que planificó el ataque fue el 14 de febrero, el mismo de la masacre en Parkland, por lo que se cree que ese tiroteo en el sur de Florida sirvió como desencadenante de una idea que probablemente tenía en la cabeza desde hace algún tiempo.

"Quiero dejar un último recuerdo duradero al mundo", se lee en su celular en un mensaje que escribió el 16 de febrero. "Tendré seguidores porque soy lo mejor y sé que alguien me seguirá como yo seguí a Eric Harris y Dylan Klebold", en referencia a los atacantes de Columbine.

Según las autoridades policiales, Simons era un joven sin problemas, que no protagonizó ningún incidente ni dijo nada sospechoso.

En su morral fueron halladas unas 80 municiones y cargadores, por lo que se teme que, de haber llevado a cabo el tiroteo, las consecuencias hubiesen sido inimaginables.

Según los planes que al final no concretó, se suicidaría para evitar enfrentarse a la policía.

RELACIONADOS:Escuelas PúblicasTiroteos