El balance de muertos por el deslave en Mocoa supera los 300, mientras continúa la búsqueda

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses facilitó el nuevo balance de fallecidos por la avalancha que afectó a esta localidad el fin de semana pasado, que causó además 214 desaparecidos.

La cifra de muertos tras la avalancha de piedras y lodo que asoló la amazónica localidad de Mocoa, capital del departamento de Putumayo, en Colombia, supera ya los 300, según informaron las autoridades el miércoles en la noche.

El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses indicó que el balance más reciente es de 301 muertos, de los que 173 ya han sido identificados.

Horas antes, en declaraciones a la prensa el presidente Juan Manuel Santos señaló que se logró ubicar a 153 personas de las más de 400 reportadas inicialmente como desaparecidas, de las cuales 119 fueron halladas con vida y 34 fallecidas.

La tragedia debido a las fuertes lluvias que provocaron el desbordamiento de los ríos Mocoa, Sangoyaco y Mulatos, que pasan por la ciudad y arrasaron 17 vecindarios a su paso.

Continúa la búsqueda de desaparecidos, en la que participan más de 340 personas entre soldados, policías y voluntarios, mientras los sobrevivientes buscan desesperadamente alimentos.

En su intervención Santos precisó que hay 2,700 personas han sido realojadas en siete albergues, de las que 1,518 están registradas como damnificadas.

El gobierno está realizando campañas de vacunación mientras, entre los escombros, la ciudad intenta recuperarse.

A la par de los esfuerzos para levantar la ciudad y encontrar desaparecidos, las autoridades intentan establecer responsabilidades.

La Fiscalía tiene previsto citar al alcalde de Mocoa y a la gobernadora del departamento de Putumayo (donde está situada la ciudad devastada), así como a sus antecesores para analizar lo sucedido y establecer si hubo negligencia a la hora de prevenir una acción de la naturaleza.