null: nullpx
Incendio en California

Apagones masivos: un fin de semana extremo para California debido a los incendios

Con fuertes vientos que arrecian este sábado y hasta el lunes, se espera que los incendios se propaguen mientras casi un millón de hogares y negocios podrían estar a oscuras. Hay miles de evacuados en los condados de Sonoma y Los Ángeles, donde el gobernador ha decretado el estado de emergencia.
26 Oct 2019 – 02:53 PM EDT

Un fin de semana extremo y sin precedentes experimenta el centro y norte de California, en donde hasta un millón de personas podrían quedar sin suministro eléctrico como medida preventiva ante los crecientes incendios que asolan la región.

Tras el anuncio de la compañía Pacific Gas & Electric Company (PG&E) de que se preparaba para cortar la electricidad a más de 900,000 usuarios este fin de semana, muchos temen tener que hacer frente a las llamas en medio del apagón, una experiencia que algunos ya vivieron esta semana en el condado de Sonoma y que describen como “terrorífica”.


Y lo peor es que se espera que los llamados “vientos del diablo” aumenten el sábado por la noche y se mantengan fuertes hasta el lunes por la mañana, un período mayor que el de las tormentas de viento que alimentaron los tres incendios más catastróficos en la historia de California.

“En las montañas de Santa Ana y San Gabriel tenemos el viento que viene de los desiertos, que sube y se seca pero luego baja canalizado por esos cañones, intensificándose y favoreciendo que llegue con temperaturas muy altas por rozar la montaña y ayudando a que esos incendios crezcan”, explicó el meteorólogo de Univision, Albert Martínez.

"Este es definitivamente un evento que llamamos histórico y extremo", dijo David King, meteorólogo de la oficina de Monterey del Servicio Meteorológico Nacional, , citado por Los Angeles Times. "Lo que hace que este evento sea realmente sustancial e histórico es la cantidad de tiempo que estos vientos van a permanecer", explicó.


El área de mayor riesgo incluye el Área de la Bahía y otros puntos al norte, incluidas las estribaciones del norte de Sierra Nevada y la región de la Costa Norte de California, dijo Daniel Swain, científico climático de UCLA y el Centro Nacional de Investigación Atmosférica, citado por el mismo diario.

Es particularmente inusual que la costa norte del estado, que suele ser más húmeda, permanezca tan seca a estas alturas del año.

Apagones masivos y prolongados

Millones de californianos se preparan para volver a la oscuridad después que que la empresa de servicios públicos más grande del estado advirtiera que podría cortar el suministro de energía por tercera vez en las últimas semanas.

Pacific Gas & Electric ha notificado a 940,000 hogares y negocios en 36 condados en todo el Área de la Bahía de San Francisco que podrían quedar sin fluido eléctrico durante 48 horas o más.

Los apagones se llevan a cabo como medida de precaución ante los vientos, que este fin de semana podrían alcanzar hasta las 85 mph, una cifra récord, según advirtió el Servicio Meteorológico Nacional. Estos vientos derriban las líneas eléctricas y provocan los incendios, a los que luego alimentan con sus ráfagas.

Esta nueva tanda de apagones llega en un momento en que los bomberos combaten tres fuegos devastadores en el norte y sur de California.

Un incendio el jueves destruyó al menos seis casas en el área de Santa Clarita, cerca de Los Ángeles, y dio lugar a órdenes de evacuación para hasta 50,000 residentes, aunque a algunos se les permitió regresar a sus hogares el viernes por la noche después de que los vientos de Santa Ana comenzaron a disminuir.

Al norte, los bomberos se baten contra un incendio cerca de Geyserville en el condado de Sonoma intentando controlarlo antes de que regresen los feroces "vientos del diablo". Hasta la noche del viernes el incendio había quemado 49 edificios, incluidas 21 casas, y arrasó 37 millas cuadradas (96 kilómetros cuadrados) de la región vinícola.

Los fuertes vientos de este fin de semana podrían llegar a tumbar a los aviones que riegan agua, dispersar el retardante de fuego arrojado y conducir brasas muy por delante de las llamas para generar nuevos incendios, dijo a la agencia AP el jefe de la división de Cal Fire, Jonathan Cox.

"No se puede combatir un incendio que se va por delante de sí mismo un cuarto de milla, media milla, en algunos casos una milla por delante de sí mismo", añadió.

Fuego destructivo: vegetación, viñedos y estructuras hechas cenizas por poderosos incendios en California (fotos)

Loading
Cargando galería

Miles de evacuados en todo el estado

Este sábado el condado de Sonoma emitió una orden de evacuación obligatoria para la comunidad de Geyserville y las poblaciones de Healdsburg y Windsor, que afecta a unas 50,000 personas.

“El Kincade Fire ha cruzado la autopista 128 cerca de Moody Lane y se dirige hacia el oeste. Si estás en Geyserville, vete ahora”, dice la orden de evacuación publicada en la página web del condado de Sonoma.

En conferencia de prensa de última hora transmitida por Facebook Live, el oficial Custodio López, de la Patrulla de Caminos de California, pidió a la población que siguieran las instrucciones y se procediera a la evacuación de inmediato, de ser posible antes de las 4:00 pm, cuando se estima que puedan empezar los cortes de luz.

Este viernes, otras 50,000 fueron evacuadas al sur del estado, en el condado de Los Ángeles, a causa del Tick Fire en Santa Clarita. Las escuelas se cerraron el viernes, pero este sábado las órdenes de evacuación fueron levantadas en varias áreas y se ha permitido que sus habitantes regresen, de forma organizada y supervisada, según informó la oficina del alguacil del condado.

En áreas de Baker Canyon Road, desde Sierra Highway, al norte de Vasquez Canyon Road y en Tick Canyon Road, desde Abelia Road hasta Summit Knoll Road, la órden de evacuación permanece en activo.

El gobernador critica la “codicia y mala gestión” de PG&E

Los apagones han adquirido un matiz político y figuras prominentes han atacado directamente el mal desempeño de la compañía PG&E, que después del caos de los primeros cortes de suministro ha prometido que esta vez lo harían de manera más coordinada y dando información detallada a la población.

El gobernador de California, Gavin Newsom, condenó "la codicia y la mala gestión" que llevó a este punto en la historia de California, en el que miles de personas tienen que enfrentar voraces incendios en la oscuridad.

En otro tuit, el gobernador aseguró que los californianos están furiosos, al igual que él y anunció el lanzamiento de un fondo de 75 millones de dólares para ayudar a las comunidades a lidiar con los cortes de energía.

Newsom declaró el estado de emergencia para los condados de Los Ángeles y Sonoma debido a los incendios forestales.

Este miércoles, PG&E cerró las líneas de distribución que transportan energía directamente a los hogares y negocios del área de Geyserville antes de que comenzara el incendio, pero mantuvo la electricidad fluyendo a través de líneas de transmisión más grandes que, según la compañía, fueron construidas para soportar vientos más fuertes.

Sin embargo, la empresa de servicios públicos informó sobre un corte de energía en su línea de transmisión de 230 kilovoltios a las 9:20 pm en el área donde comenzó el incendio de Kincade, por lo que las autoridades están investigando si una falla en el equipo pudo haber provocado el encendido.


Bomberos privados: ¿un nuevo negocio en California?

Según un reporte de The New York Times, algunas familias ricas del estado no están luchando contra los incendios que afectan a sus propiedades, sino que contratan a empresas privadas para complementar el trabajo de los bomberos estatales y locales.

Compañías de seguro como Chubb, USAA y Safeco, suelen brindar servicios para mitigar los incendios a sus clientes en áreas de riesgo, pero no suelen ser servicios de apagar llamas sino de asegurar hogares e instalar sistemas de riego, con geles y sustancias que bloqueen el fuego.

Pero ante el número creciente de incendios, que con el cambio climático promete incrementarse, varias empresas están atendiendo directamente los incendios, luchando contra las llamas en un servicio de bomberos privado.

Según el Times, la lucha contra incendios desde el sector privado no es nueva en los Estados Unidos, pues las agencias gubernamentales, incluido el Servicio Forestal Nacional, han contratado a equipos privados para luchar y prevenir incendios forestales desde al menos la década de 1980.

Lo que ha cambiado es que cada vez más los servicios de estas empresas son contratados por clientes individuales y propietarios de viviendas.

Publicidad