null: nullpx
Opiáceos

Una mujer se come un bagel antes de dar a luz y da positivo por opioides: ¿es posible?

Elizabeth Domínguez jamás imaginó las consecuencias que tendría el inofensivo alimento que escogió como desayuno antes del parto. Las autoridades abrieron una investigación y no permitieron que se llevara al recién nacido cuando le dieron de alta. La ciencia demuestra que, en efecto, las semillas de amapola que contiene ese tipo de pan pueden alterar los resultados de las pruebas de drogas.
16 May 2019 – 1:51 PM EDT

Al comer un bagel con queso crema antes de ir al hospital para la inducción del parto, Elizabeth Domínguez nunca imaginó que ese desayuno haría que diera positivo en las pruebas de opioides que se realizan rutinariamente cuando se da a luz.

“Les dije: 'Es imposible. No consumo drogas, ni siquiera Tylenol'”, contó al New York Post .

Apenas nació el bebé, el personal del hospital llamó a Servicios de Protección al Menor, que fue a su hogar e incluso al colegio de sus otros dos hijos para investigar el caso mientras el recién nacido estaba siendo monitoreado en busca de señales de síndrome de abstinencia. “Sentí que era culpable hasta que pudiera probar mi inocencia”, dijo Domínguez al diario.

Solamente cuando regresaron los exámenes de un segundo examen de orina, después de muchos interrogatorios y lágrimas, fue que pudo llevarse a su hijo con ella a casa. El reporte final confirmó que el falso positivo se debió al consumo de semillas de amapola que tenía el bagel. Decidió entonces compartir su historia para alertar a otras madres de que esto puede pasar.

No es un caso aislado. Lo mismo le ocurrió a Elizabeth Eden, el año pasado al dar a luz a su hija April. “Estaba en trabajo de parto con contracciones y el doctor entró y me dijo que había dado positivo por consumo de opioides”, contó a WBALTV11. Según el canal de televisión, estuvo separada de su hija durante cinco días hasta que se aclaró lo ocurrido.

Aunque parezca mentira o sacado de una película de ficción, la evidencia científica corrobora que esto puede ocurrir.

Las semillas de la amapola -planta de la que se extraen la morfina, la heroína y otras sustancias- pueden contener trazas de opioides como morfina y codeína que pueden ser detectados en la orina hasta 48 horas después de ingeridas en tortas, bagels y muffins, explica la Agencia Estadounidense Anti-Doping (USADA por sus siglas en inglés) en su página web.

Aclaran que, aunque más del 90% del opio contenido en las semillas de amapola se elimina durante el procesamiento de las semillas, en algunos casos estas conservan una cantidad significativa de la droga que, aunque no afectará el organismo, ni el comportamiento como tal, puede generar falsos positivos en las pruebas de despistaje.

“Una vez que las semillas se ingieren, el organismo genera niveles detectables de opioides casi inmediatamente”, explica Jack Maypole, director del Departamento Pediátrico del Centro Comunitario de South End en un artículo que escribió para la web oficial del Instituto Nacional de Drogas sobre Abuso de Drogas en Adolescentes.

Una cucharadita basta

Un estudio realizado en 2010 encontró que tan sólo una cucharadita de semillas de amapola (menos de lo que contiene un bagel) puede producir un falso positivo en la orina por abuso de opioides y que el resultado puede perdurar durante dos o tres días.

Según Maypole, hay otras maneras más confiables de hacer el despistaje de opioides, mediante una prueba de sangre o una muestra de cabello, pero estas son más costosas y, por eso, la mayoría de los hospitales hacen la de orina.

En 1998 el Departamento de Salud y Servicios Humanos elevó de 300 ng/ml a 2,000 ng/ml los límites necesarios para que haya un resultado positivo por consumo de morfina, con miras a evitar falsos positivos, pero muchos laboratorios siguen usando niveles más bajos.

¿Cómo evitar el temido falso positivo? Lo mejor es no consumir semillas de amapola si sabes que tienes que hacerte pruebas de drogas ya que, según la USDA, no hay manera de determinar qué cantidad de semillas puede alterar el resultado. No por casualidad a los reos se les prohíbe comer alimentos que contengan semillas de amapola, una recomendación que también se le hace a los atletas olímpicos.

En fotos: ¿Cómo se llegó a una crisis de salud pública tan grande por los opioides en EEUU?

Loading
Cargando galería
RELACIONADOS:OpiáceosDrogas y Adicciones
Publicidad