null: nullpx
Covid-19 enfermedad

Texanos no vacunados han sido 40 veces más propensos a morir de covid-19 que los vacunados en 2021

Un reporte del Departamento de Servicios de Salud de Texas revisó las cifras de contagios y muertes en el estado durante 2021 y concluyó que las personas no vacunadas representaron 85.5% de las muertes en el año.
Publicado 10 Nov 2021 – 02:50 PM EST | Actualizado 10 Nov 2021 – 02:50 PM EST
Comparte
Cargando Video...

Más del 80% de los texanos que murieron por covid-19 o contrajeron el virus en Texas en lo que va de año no estaban vacunados. El dato es parte de un reporte inédito, elaborado por el Departamento de Servicios de Salud estatal (DSHS).


El reporte concluyó que entre el 15 de enero y el 1 de octubre de 2021, los no vacunados fueron 45 veces más propensos a contagios que los vacunados, un impacto prevalente en todos los grupos etareos. En ese mismo periodo, el DSHS calculó que los no vacunados murieron de covid-19 en un número 40 veces mayor que aquellos que sí estaban inmunizados completamente. En este caso, la tasa de mortalidad aumenta conforme con la edad, siendo exponencialmente mayor en personas no vacunadas de 65 años en adelante (de 1,564.79 por cada 100,000 habitantes entre personas de 65 a 74 años y de 2,993.12 por cada 100,000 habitantes con 75 o más años).

"La vacunación tiene un fuerte efecto de protección ante infecciones y muertes entre personas de todas las edades", concluye el Departamento. "El impacto de protección ante infecciones fue consistente entre adultos de todas las edades y fue aún mayor entre personas entre 12 y 17 años".


Para hacer este análisis, el Departamento de Servicios de Salud de Texas (DSHS) analizó distintos datos. Entre ellos, los reportes electrónicos del sistema estatal de laboratorios para obtener resultados sobre la incidencia de la enfermedad; el sistema de registros vitales para conocer sobre las muertes; y el registro de inmunización de ese departamento para conocer los datos de vacunación.

Aseguran que darán a conocer periódicamente un reporte similar que analice la data de las últimas cuatro semanas completas.

Así, con los registros entre el 4 de septiembre y el 1 de octubre de 2021, concluyeron que las personas no vacunadas siguen teniendo más probabilidades de morir por covid-19: tienen 20 veces más posibilidades de fallecer que los vacunados. Tienen también 13 veces más chance de contraer el covid-19 que aquellos que están completamente vacunados

En septiembre, por ejemplo, las personas no vacunadas en sus 40 años fueron 55 veces más propensas a morir por covid-19 que aquellas completamente vacunadas de la misma edad. Y las no vacunadas en sus 75 años o más fueron 12 veces más propensas a morir que las vacunadas, analizan.

A pesar de su estatus de vacunación, los texanos, según el estudio, fueron de cuatro a cinco veces más propensos a enfermarse de covid-19 o morir de la enfermedad por la prevalencia de la variante delta en el estado en agosto de 2021, si se compara con un periodo anterior en el que la variante tomó fuerza, en abril del mismo año.


Aunque se ha hablado por meses sobre el alto porcentaje de muertes y contagios entre personas no vacunadas, esta es la primera vez que el estado publica un reporte que muestra con estadísticas el impacto que ha tenido la vacunación en Texas en el último año y en las últimas semanas.

El estado, junto con California y Florida, ha permanecido a la cabeza en el conteo de muertes y contagios. Poco más de la mitad de su población está completamente vacunada. Cifras del 3 de noviembre muestran que en los siete días anteriores, el estado registró 2,613 nuevos casos, 115 muertes y 3,156 hospitalizaciones.


"Este análisis cuantifica lo que hemos sabido por meses", dice en un comunicado Jennifer Shuford, la epidemióloga jefe del estado. "Las vacunas contra el covid-19 están haciendo un excelente trabajo en la protección para que las personas no se enfermen ni mueran por covid-19. La vacunación sigue siendo la mejor forma de mantenerte y mantener a los tuyos a salvo de esta mortal enfermedad", agrega.

Mientras tanto, su gobernador, Greg Abbott, ha tomado medidas que van en contra de las recomendaciones de las autoridades para mitigar el impacto de un virus que ya tiene dos años golpeando al mundo. En marzo pasado, por ejemplo, Abbott suspendió el uso obligatorio de las mascarillas en momentos en que la variante delta comenzaba a ser una preocupación. El mes pasado contradijo al gobierno federal y prohibió, a través de una orden ejecutiva, que las empresas exigieran la vacunación a sus empleados.

Mira también:

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés