¿Sabe cómo protegerse de la ola de calor?

Este verano las temperaturas serán excesivamente altas por lo que los CDC y otras autoridades están alertando a la población para que sigan sus recomendaciones para evitar enfermedades e incluso muertes.
23 Jun 2016 – 7:52 AM EDT

Las altas temperaturas del verano este año estarán por encima de lo usual: en el suroeste del país viene una ola de calor que podría llegar a los 122°F. Las autoridades están alertando a la población y los exhortan a seguir sus recomendaciones para proteger su salud e incluso sus vidas.

" Si vamos a llegar a 115°F o 120°F, la gente necesita darse cuenta de que estará en una situación que pone en peligro su vida, si es que no se mojan y toman agua", dijo Kevin Kalkbrenner, director de Seguridad Nacional y Administración de Emergencias en Phoenix. En 2015 fallecieron 84 personas a causa del calor excesivo en Arizona y este año ya se registró la primera muerte.

Cara Christ, directora del Departamento de Servicios de Salud de Arizona, está advirtiendo a los residentes que estén atentos a los síntomas de enfermedad por calor: sed, piel enrojecida, calambres, cansancio y falta de sudor. El organismo se prepara para una oleada de enfermos por calor.

El calor extremo causó 7415 muertes en Estados Unidos entre 1999 y 2010. El día más caluroso que se ha registrado en Arizona fue en 1990, cuando la temperatura subió hasta 122°F.

¿Qué hacer si sube la temperatura?

Las muertes y enfermedades relacionadas con el calor extremo son prevenibles, pero muchas personas sucumben por su causa cada año. Hay dos grandes factores que afectan la capacidad del cuerpo para enfriarse: la humedad elevada, que hace que la transpiración no se evapore rápidamente y evita que el cuerpo libere el calor, y los factores personales, como edad, enfermedades, antecedentes médicos y estilo de vida.


8 recomendaciones para protegerse del calor

Loading
Cargando galería

Los adultos mayores de 65 años tienen un alto riesgo de enfermedades relacionadas con el calor, así como los niños menores de 2 años y las personas con enfermedades crónicas o mentales. Incluso las personas jóvenes y sanas pueden enfermarse a causa del calor, si participan en actividades físicas extenuantes cuando la temperatura es muy alta.

Los CDC instan a la población a tomar medidas para mantenerse frescos, hidratados y también a estar informados. El aire acondicionado es el factor de protección principal contra las enfermedades y las muertes relacionadas con el calor.

Si una casa no tiene aire acondicionado, sus habitantes pueden reducir el riesgo si pasan tiempo en establecimientos públicos con aire y usan vehículos que también lo tengan. En los departamentos de salud local pueden dar información sobre refugios aclimatados. Tener ventiladores no es suficiente.

Publicidad