null: nullpx

Las siamesas que nacieron unidas por la cabeza y lograron sobrevivir al ser separadas

Erin y Abby pudieron dormir por primera vez separadas en sus 10 meses de vida. Solo el 2% de los siameses nacen con las cabezas pegadas, lo que hace que esta condición sea especialmente rara.
15 Jun 2017 – 9:12 PM EDT

Las hermanas Erin y Abby Delaney nacieron en Carolina del Norte hace 10 meses con una condición extremadamente rara, con la que nacen apenas 2% de los siameses: estaban pegadas por sus cabezas.

Después de meses de planificación y preparación, hace una semana el Children's Hospital de Filadelfia, al sureste de Pennsylvania, sometió a las niñas a una exitosa cirugía para separarlas en una intervención que duró unas 11 horas.

El hospital publicó un comunicado este martes informando del resultado: "El martes 6 de junio, los cirujanos completaron exitosamente la separación de las gemelas... Las niñas estaban unidas por la parte superior de sus cabezas, una condición llamada craniopagus, el tipo menos común de gemelos unidos", explicaron.

En la cirugía participó un equipo de aproximadamente 30 especialistas, incluyendo médicos, enfermeras y personal de neurocirugía, cirugía plástica, reconstructiva y anestesiología.


En fotos: Las siamesas unidas por sus cabezas por primera vez pueden dormir separadas

Loading
Cargando galería

Los vasos sanguíneos compartidos por Erin y Abby Delaney y la membrana protectora alrededor de sus cerebros debieron ser cuidadosamente despegados. Y si bien la parte más delicada ya pasó, a las gemelas les espera una larga recuperación.

"La separación de gemelos unidos es una cirugía muy compleja seguida por una recuperación larga y complicada, pero estamos muy esperanzados con un resultado positivo", dijo el cirujano plástico Jesse Taylor, que colideró la intervención junto al neurocirujano Gregory Heuer.

"Erin y Abby ahora se están recuperando en nuestra Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos bajo estrecha vigilancia de nuestros equipos de expertos", agregó el experto.

Por primera vez en sus vidas, las pequeñas durmieron en camas separadas.

La familia Delaney

Las bebés nacieron prematuramente por cesárea en julio pasado. Sus padres, Heather y Riley Delaney, buscaron atención especializada luego de casi tres meses de embarazo (11 semanas) luego de enterarse de que esperaban siameses.

En ese momento era muy pronto para decidir si los gemelos eran candidatos para una cirugía de separación. La familia contactó entonces al Children's Hospital de Filadelfia, que asegura que sus cirujanos ya han separado a gemelos en 23 ocasiones previas. Pero esta es la primera vez en que los niños están unidos por la parte superior de sus cabezas.


Después de un ultrasonido en la semana 19 del embarazo, la familia viajó a Filadelfia para su evaluación. A las 26 semanas, el equipo recomendó que Heather permaneciera en Filadelfia durante el resto de su embarazo.

Abby y Erin nacieron el 24 de julio, con 10 semanas de adelanto, cada una con poco más de dos libras (casi un kilo) de peso. Estuvieron en cuidados neonatales por siete meses, hasta febrero de este año.

Las recién nacidas se recuperan de su cirugía, pero aún así un grupo de cirujanos, nutricionistas, pediatras y otros especialistas las seguirán de cerca durante los próximos meses para asegurar su crecimiento. Es posible que requieran una o más cirugías adicionales.

En algún momento a finales de este año, Heather y Riley esperan llevar a Erin y Abby a casa por primera vez. "Cuando vayamos a casa, va a ser una gran fiesta", dijo la mamá.


Sobre los gemelos unidos

Los médicos del Children's Hospital de Filadelfia aseguran en su web que han separado decenas de gemelos unidos desde 1957, más que cualquier otro hospital en el Hemisferio Occidental.

Cuando son gemelos idénticos, un embrión se divide en dos al principio de un embarazo. Pero cuando esos gemelos están unidos, el embrión no se separa del todo y los gemelos siguen conectados, de acuerdo con la Universidad de Maryland Medical Center.

Aseguran que los especialistas han manejado con precaución otros casos en los que la separación no era quirúrgicamente posible.

Los gemelos conyugados ocurren una vez cada 50,000 a 60,000 nacimientos, la mayoría nacen muertos, según el hospital.

Aproximadamente 75 % de los gemelos unidos son mujeres. Se unen, en su mayoría, por el pecho y comparten algunos órganos. Si cada uno tiene sus órganos, las posibilidades de cirugía y supervivencia son mayores que si los comparten.


En fotos: las siamesas de California después de la cirugía que las separó

Loading
Cargando galería


RELACIONADOS:SaludSalud InfantilCirugíaCiencia
Publicidad