null: nullpx
Covid-19 enfermedad

“No soy la misma”: en qué consiste la ‘niebla mental’, una de las secuelas más destructivas del covid-19

¿Te cuesta concentrarte, hacer simples tareas cotidianas o hasta encontrar palabras para expresarte? Podrías estar sufriendo de ‘niebla mental’, una de las secuelas del covid-19 más comunes, pero menos comprendidas. Explicamos en qué consiste.
Publicado 16 Sep 2022 – 09:30 AM EDT | Actualizado 16 Sep 2022 – 09:30 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

No pueden concentrarse, pensar claramente o siquiera encontrar palabras para expresarse. Sienten que ya no son los mismos y todo aquello que antes hacían casi automáticamente -trabajar, manejar, cocinar- parece ahora inalcanzable.

Esa es la pesadilla que a diario viven quienes padecen una de las más inhabilitantes secuelas del covid-19: la ‘niebla mental’ o brain fog, que abarca síntomas como pensamientos difusos, fallas en la memoria, fatiga mental, sensación de confusión, problemas de concentración o incapacidad para verbalizar los pensamientos. Todas fallas de la ‘función ejecutiva’ del cerebro.

“Pacientes con frecuencia la describen como la sensación de tener una nube dentro de su mente, que les impide hacer tareas cotidianas”, explica la neuropsicóloga Cynthia Funes, de la Universidad de Banner.

Es muy distinta a la ansiedad, depresión o el estrés. Si bien todos nos sentimos cansadas u olvidadizos en alguna oportunidad, esas situaciones esporádicas esto no se acerca a describir la magnitud o agonía de pacientes a los que incluso les cuesta describir con palabras lo que les ocurre.

A Pamela Furr, por ejemplo, no recuerda lo que iba a decir a mitad de una frase y se olvida de eventos y conversaciones recientes si no las anota. “No soy la misma que era antes del covid-19. Extraño la persona que fui”, dice a Science Magazine.

Hannah Davis, quien antes trabajaba como analista en el área de inteligencia artificial, a veces no logra entender lo que dicen simples mensajes de texto. Tareas básicas como ir al mercado, cocinar o limpiar ahora requieren un esfuerzo titánico. “Afecta cada área de mi vida”, cuenta en un reportaje de The Atlantic.

“Te levantas, estás en tu cama, pero no sabes que estás en tu cama. Pasan, quizás, unos 10 a 15 minutos hasta que te das cuenta de que estás en tu casa", relató a BBC Mundo el artista infantil puertorriqueño José Vega Santana, quien llegó a olvidar la letra de una de sus canciones en pleno concierto y hasta a perderse en un centro comercial.

Hasta 30% de las personas que enferman de covid-19 sufren de algún grado de ‘niebla mental’

Sus historias están lejos de ser las únicas. Estudios estiman que entre el 20% y el 30% de las personas que se contagian del coronavirus reportan algún grado de esta ‘niebla mental’ en los tres meses sucesivos a la enfermedad, independientemente de la severidad del contagio.

Y, lo más preocupante, si bien para gran parte no llega a ser tan aguda y se disipa con el tiempo, en otro grupo persiste con fuerza durante meses o hasta años.

“Los déficits neurológicos que causan la neblina mental no se resuelven tan rápido. Clínicamente y en mi propio consultorio y nuestra clínica de covid-19 prolongado es exactamente lo que estamos viendo: la demencia adquirida en estos pacientes tiende a ser duradera y problemática”, dice a StatNews, Wes Ely, médico de atención crítica de la Universidad de Vanderbilt.

Si bien la llamada ‘neblina mental’ es algo que ya se había reportado en el pasado con otras condiciones como el VIH, algunas enfermedades virales o secuelas de un tratamiento de quimioterapia, con el covid-19 parece ser más prevalente. Y, por la masiva cantidad de contagios, la cantidad de casos se multiplica exponencialmente.

Neblina mental es difícil de diagnosticar

El hecho de que muchas personas intenten enmascararla frente a los demás por sentirse avergonzados o de que la gravedad de la ‘neblina mental’ varie entre pacientes, días o momentos, dificulta su diagnóstico. También el que no haya instrumentos específicos para medirla.

Actualmente muchos médicos usan escalas cognitivas que se emplean para detectar la demencia, que son demasiado simples y se quedan cortas para poder detectar el problema en pacientes jóvenes o de alto funcionamiento cognitivo previo.

Pero, aunque estas escalas a veces fallen en detectar que, en efecto, hay un problema cognitivo real en la persona, la evidencia clínica sobre la realidad de la neblina mental no miente.

Al comparar resonancias magnéticas de pacientes tomadas antes de la pandemia con aquellas de voluntarios que habían sufrido contagios -así fueran leves- de covid-19, científicos de la Universidad de Oxford se quedaron perplejos: incluso ante contagios suaves, hubo una reducción del cerebro y de la materia gris. En algunos casos la transformación fue el equivalente a una década de envejecimiento, explica el reportaje de The Atlantic.

La marea de personas que recurren a clínicas de rehabilitación post covid-19 es otra muestra contundente de que el brain fog está muy lejos de ser un invento.

Científicos todavía se esfuerzan en descifrar los mecanismos que hacen que el virus genere estos daños y barajan algunas hipótesis, pero ninguna conclusiva hasta la fecha.

Hay estrategias y terapias que ayudan a lidiar con la ‘neblina mental’

Junto a la acumulación de evidencia sobre esta destructiva secuela del covid-19, médicos e investigadores exploran posibles tratamientos que ayuden a recuperar las habilidades cognitivas perdidas.

Se cree que buenos hábitos de sueño, alimentación saludable, técnicas de relajación, interacción social y otros cambios en el estilo de vida ayudan a aminorar la severidad de los síntomas. Terapia de lenguaje contribuye a sortear las fallas en el vocabulario.

El psicólogo James Jackson, director del Centro de Recuperación de la Universidad de Vandervilt, está probando nada menos que un videojuego que ayude a los pacientes con neblina mental a recuperar su atención a los detalles y concentración cuenta el corresponsal médico de CNN, Sanjay Gupta en un reportaje.

Si crees que puedes estar sufriendo de neblina mental asociada al covid-19, consulta a tu médico quien podrá orientarte en obtener el diagnóstico y encontrar métodos terapéuticos multidisciplinarios que compensen o mejoren el déficit cognitivo.

Loading
Cargando galería
Comparte
RELACIONADOS:Covid-19 enfermedadsecuelas covid-19Salud MentalDemenciaAlzheimer

Más contenido de tu interés