Cómo un adolescente murió por consumir demasiada cafeína

Una taza de late, una bebida energizante y un refresco bebidos en dos horas bastaron para que el joven se desplomara debido a una arritmia. Especialistas aclaran cómo pudo ocurrir esto y de qué forma se debe limitar la ingesta de esta droga.
16 May 2017 – 4:36 PM EDT

Ingerir demasiada cafeína en poco tiempo puede tener consecuencias mortales. Eso fue lo que le ocurrió a un joven de 16 años quien falleció en Carolina del Sur debido a los efectos que varias bebidas tuvieron en su corazón.

Su nombre era Davis Allen Cripe y se desmayó en plena aula de clases el 26 de abril. Una hora después estaba muerto, informó el forense del condado de Richland, Gary Watts, durante una rueda de prensa reseñada por Reuters.

Ese día, Allen había tomado un café late de MacDonalds, una bebida energética y una lata grande de Mountain Dew de dieta en un lapso de dos horas.

La autopsia determinó que, aunque el joven no tenía antecedentes de problemas cardíacos, la causa de muerte fue arritmia (latido anormal del corazón).

La cafeína estimula la segregación de la hormona del estrés, la norepinefrina, que, en demasía puede alterar los latidos del corazón lo que hace que no se bombee suficiente sangre al cuerpo, y haya daños en el cerebro y otros órganos.


“La cafeína es una droga que estimula el sistema nervioso central y consumirla en exceso puede tener efectos negativos como inquietud, nerviosismo, problemas de sueño, exceso de producción de orina, alteraciones en el habla o arritmia”, explica Mary M. Sweeney, Ph.D, quien trabaja en el Departamento de Psiquiatría y Ciencias del Comportamiento de la Escuela de Medicina de la Johns Hopkins University.

De acuerdo con la Clínica de Mayo, un adulto saludable puede consumir un máximo de 400 miligramos de cafeína al día (el equivalente a cuatro tazas de café, diez refrescos de cola o entre tres a cinco bebidas energizantes).

En adolescentes con edades entre 13 y 18 años, la medida se reduce a 100 miligramos diarios (una taza de café, tres refrescos de cola o una bebida energizante).

Según la web, Caffeine Informer, un café late de Mc Donalds contiene entre 72 y 178 mg de cafeína dependiendo del tamaño (no especificaron cuál ingirió Allen). Una lata normal de Mountain Dew contiene 54 mg de cafeína. Ya sin tomar en cuenta la bebida energizante, el joven había superado el límite mínimo diario según su edad.

De todas formas, la tolerancia a la cafeína varía de persona a persona. “Tanto en niños como en adultos hay marcadas diferencias individuales en la sensibilidad a la cafeína. La tolerancia y factores genéticos afectan la forma en que nuestro cuerpo la metaboliza”, matiza Sweeney.

Los efectos de la cafeína también pueden incrementarse en situaciones de estrés o de mucha actividad física explica John P. Higgins MD MBA, cardiólogo especializado en deportes del McGovern Medical School del Health Science Center de la Universidad de Texas en Houston. “Se ha encontrado una disminución del flujo sanguíneo del miocardio en personas que practican ejercicio aeróbico una hora después de haber consumido entre 200 y 300 gramos de cafeína”.

El cardiólogo, quien ha elaborado varios estudios en torno al tema, subraya que ni niños, ni adolescentes deben consumir ningún tipo de bebidas energizantes, pero un estudio de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria halló que 68% de los jóvenes con edades entre 10 y 18 años lo hacen al menos una vez al año.


“No fue un accidente de tránsito lo que se llevó su vida. Fue una bebida energizante. Padres: por favor hablen con sus hijos sobre estas bebidas. Davis, como tantos otros niños, hizo algo que creía era inofensivo. Perdió su vida por el consumo de una sustancia totalmente legal”, declaró el padre de joven, Sean Watts, durante la rueda de prensa.

Davis solía tomar bebidas con cafeína, pero no de una forma que pudiera considerarse una adicción para su familia.

“Una taza de café, una lata de refresco no causará esto. Es la cantidad y el lapso de tiempo en el que se consumen estas bebidas lo que pueden ponerte en riesgo”, aclaró la doctora Amy Durso, jefe médico forense del condado de Richland, durante la rueda de prensa.

La muerte del joven es una rareza. “Puedes poner a cinco personas a hacer lo mismo que el joven hizo ese día y quizá no presenten ningún tipo de efecto”, agregó el forense del condado Cherokee, Dennis Fowler.

Lo habitual es que la intoxicación a la cafeína se resuelva en un día o dos, sin mayores consecuencias, destaca Sweeney.


Cinco razones para no privarte de esa taza de café

Loading
Cargando galería
Publicidad