null: nullpx

Amazon, Berkshire y JPMorgan desafían el mercado de salud creando un seguro para sus empleados

En un comunicado informaron que será una compañía independiente y sin ánimos de lucro. Los CEO de las tres corporaciones reconocieron los retos que tienen frente a un mercado de salud de difícil acceso para el estadounidense por su alto costo y restricciones de cobertura.
30 Ene 2018 – 11:38 AM EST
Comparte
"Discúlpeme, no puedo sobrevivir a su sistema de salud", se lee en una pancarta mostrada durante una protesta el pasado julio en Washington. Los manifestantes reclamaban a Trump sus intenciones de derogar Obamacare. Crédito: Drew Angerer/Getty Images

Amazon, Berkshire Hathaway y JPMorgan anunciaron este martes que conformarán una compañía para brindar servicios de salud más baratos a sus empleados en Estados Unidos, el único país desarrollado que no cuenta con un sistema de salud universal.

En un comunicado explican que aún están en su fase de planificación, pero que pretenden constituir una empresa independiente, sin fines de lucro y sin restricciones de cobertura, que pueda contar con la tecnología para dar a sus trabajadores un servicio "sencillo, de calidad y con transparencia a un costo razonable".

En esta alianza se unen Amazon, el mayor detallista en Internet del mundo; Berkshire Hathaway, la multinacional propiedad del millonario Warren E. Buffett; y JPMorgan Chase, el mayor banco de Estados Unidos por sus activos.


"Enfrentar los enormes desafíos de la asistencia sanitaria y aprovechar todos sus beneficios se encuentran entre los principales problemas que enfrenta la sociedad actual", dice el comunicado.

"Los crecientes costos de la atención médica actúan como una tenia hambrienta en la economía estadounidense (...) Compartimos la creencia de que poner nuestros recursos colectivos detrás de los mejores talentos del país puede, con el tiempo, controlar el aumento en los costos de salud al mismo tiempo que mejora la satisfacción y los resultados del paciente", asegura el presidente y CEO de Berkshire, Warren Buffett.

"Nuestra gente quiere transparencia, conocimiento y control cuando se trata de la gerencia de sus cuidados de salud", agregó Jamie Dimon, CEO de JPMorgan.

Al no haber una cobertura médica universal de salud en el país, el tema de los seguros médicos es uno de los que más preocupaciones genera entre los ciudadanos en Estados Unidos, no solo por sus elevados costos sino también por las restricciones de cobertura para quienes tienen condiciones preexistentes o mayor edad, algo que cambió con el Affordable Care Act, mejor conocido como Obamacare.

El presidente Donald Trump quiso derogar Obamacare el año pasado, pero no lo logró. Lo que sí hizo fue eliminar el mandato individual, una parte esencial de esa ley que obligaba a todas las personas a tener un plan de salud con ciertas características, lo que, cuando entre en vigencia dentro de un año, puede alterar sustancialmente el funcionamiento del mercado de seguros en Estados Unidos.

La Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO) predijo a finales de 2017 que, por ejemplo, sin la obligatoriedad de tener un seguro las primas se dispararían aún más y, como consecuencia, menos gente compraría una póliza. El estimado más reciente del CBO asegura que con la eliminación del mandato individual, 4 millones de personas se quedarán sin seguro para 2019 y 13 millones lo perderán en un período de 10 años, para 2027.

Actualmente, la cobertura auspiciada por los empleadores representa el sector más grande del mercado de los seguros de salud en Estados Unidos. De los casi 120 millones de trabajadores del sector privado que hay en el país, casi la mitad (48%) tenía un seguro ofrecido por su empleador para 2015, según cifras de la organización sin fines de lucro Kaiser Family Foundation.

Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés