"Prohibido quejarse", el anuncio colgado en la puerta de la habitación del papa Francisco

El cartel fue un regalo que le hizo un psicólogo en una audiencia en la plaza de San Pedro y que el Papa decidió dejar a la vista durante sus vacaciones.
14 Jul 2017 – 9:01 AM EDT

En la puerta de la habitación del papa Francisco apareció un mensaje inesperado. "Vietato lamentarsi" o "prohibido quejarse", se lee en el cartel, reportó este viernes el diario La Stampa, que suele informar noticias de El Vaticano.

El anuncio fue un regalo del psicólogo Salvo Noé, autor de libros y cursos de motivación, con el que el pontífice se encontró durante una sesión de audiencias generales en la Plaza de San Pedro. El Papa decidió colgarlo en la puerta de su cuarto en la casa Santa Marta durante estos días en que se encuentra de vacaciones.

"Los transgresores están sujetos a un sindrome de victimismo con la consecuente disminución del tono del humor y de la capacidad para resolver problemas", continúa el anuncio en tono divertido. "La sanción es doble si la violación es cometida ante la presencia de niños".

Según el diario, quien notó el cartel fue un sacerdote italiano quien le pidió permiso para tomarle una fotografía y divulgarla. Pero la historia fue dada a conocer junto con la imagen por el veterano vaticanista Andrea Tornielli, en la sección Vatican Insider de La Stampa.

El Papa se tomó unos días de descanso por el verano y los está pasando en su residencia. Allí sigue recibiendo a amigos y, según La Stampa, se mantiene de buen humor pese a la tensión que se dice existe en El Vaticano por los nuevos cambios en la Curia.

Vea también:

Las diez fotos más espectaculares del primer viaje internacional del presidente Donald Trump

Loading
Cargando galería


Publicidad