null: nullpx
Relaciones Internacionales

Trump en llamada a Trudeau sobre aranceles refiere que canadienses quemaron la Casa Blanca en 1812, según CNN

El suceso histórico con el que el presidente estadounidense quiso gastar una broma al premier canadiense constituye una interpretación errónea de un episodio de la Guerra Anglo-Estadounidense. Ambos se verán el viernes en Canadá, en la cumbre del G7 donde se abordará el tema de las medidas proteccionistas.
7 Jun 2018 – 05:49 AM EDT
Comparte
Cargando Video...

No es la primera vez que el presidente Donald Trump sostiene tensas conversaciones con líderes mundiales. Esta vez ocurrió con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, el pasado 25 de mayo, cuando Trump hizo una broma de mal gusto al traer a colación una referencia histórica errónea afirmando que canadienses quemaron la Casa Blanca en la Guerra de 1812, según confiaron fuentes gubernamentales a CNN familiarizadas con el diálogo.

La conversación entre Trudeau y Trump, quienes este viernes se verán frente a frente en la cumbre del G7 en Québec, Canadá, versó principalmente sobre el agrio tema de los aranceles impuestos por el gobierno de Trump a las importaciones de productos de Canadá, México y la Unión Europea.

Según las fuentes, Trudeau presionó a Trump sobre cómo podría justificar los aranceles como un asunto de "seguridad nacional". En respuesta, Trump bromeó con Trudeau: "¿Ustedes no quemaron la Casa Blanca?", refiriéndose a la Guerra Anglo-Estadounidense de 1812.

El asunto es que de acuerdo con fuentes históricas solventes fueron las tropas británicas las que quemaron la Casa Blanca durante aquella confrontación bélica, en represalia por el ataque estadounidense a York, Ontario, territorio que finalmente se convirtió en Canadá, que entonces era colonia británica.

CNN preguntó a una de sus fuentes si el comentario de Trump fue recibido como una broma por Trudeau: "En cierta medida uno puede tomar lo dicho como una broma. El impacto en Canadá y en última instancia en los trabajadores de Estados Unidos no será asunto de risa”.

La Casa Blanca no ha hecho hasta ahora ninguna valoración sobre esa llamada.


Desde que Trump anunció que estaba valorando la posibilidad de adoptar esta política proteccionista -de la que en un principio quedaron excluidos la Unión Europea (UE), Australia, Argentina, Brasil, Canadá, Corea del Sur y México-, la Casa Blanca ha defendido esta decisión invocando razones de seguridad nacional.

Sin embargo, algunos mandatarios han puesto en duda la premisa en la que se basa la medida de Washington. Durante una entrevista realizada este pasado fin de semana, con los aranceles ya en vigor, Trudeau se preguntó: "en qué universo puede Canadá representar una amenaza a Estados Unidos".

Varios países han anunciado que acudirán ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) para denunciar las medidas proteccionistas, al tiempo que han impuesto sus propios aranceles sobre bienes estadounidenses como represalia.

El presidente francés, Emmanuel Macron, quien ya se encuentra en Canadá, y Trudeau, expresaron este miércoles su apoyo a un "multilateralismo fuerte", dos días antes de la cumbre del G7 que seguramente se centrará en las agresivas políticas comerciales del presidente estadounidense, Donald Trump.

En Washington, el asesor económico de Trump Larry Kudlow dijo a los periodistas que, a pesar de las denuncias y las acciones que adopte cada país o región, el presidente seguiría adelante con los aranceles globales sobre el acero.

"Puede haber desacuerdos, considero esto como una pelea familiar. Siempre soy optimista, creo que se puede resolver", dijo Kudlow.

"Haremos lo que sea necesario para proteger a Estados Unidos, sus negocios y su fuerza laboral", agregó.


Loading
Cargando galería
Comparte

Más contenido de tu interés