null: nullpx
Relaciones Internacionales

Primer ministro israelí declina invitación a reunirse con Obama

La Casa Blanca expresó su malestar por la sorpresiva suspensión de la cita acordada para marzo, de la que se enteró por la prensa.
8 Mar 2016 – 1:44 AM EST

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, declinó una invitación para reunirse con el presidente Barack Obama a mediados de marzo en Washington, indicó el lunes la Casa Blanca, que expresó su "sorpresa" por la decisión.

Este nuevo desaire en las relaciones tensas entre los gobiernos de Netanyahu y Obama ocurre la víspera de la visita a Israel del vicepresidente estadounidense Joe Biden.

Según el gobierno estadounidense, el gobierno israelí había solicitado un encuentro entre los dos gobernantes "el 17 ó 18 de marzo" y hace dos semanas la Casa Blanca puso en agenda la cita para el día 18.

"Nos preparábamos para recibir este encuentro bilateral y nos sorprendió enterarnos -al inicio por los medios- que el primer ministro, en lugar de aceptar nuestra invitación, decidió cancelar su visita", declaró el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, Ned Peice.

Estaba previsto que Netanyahu viajara más tarde en marzo, coincidiendo con la cumbre anual de un importante grupo proisraelí. La Casa Blanca dijo que Israel había propuesto dos fechas para una reunión entre los dos mandatarios y Estados Unidos había ofrecido un encuentro en uno de esos días.

"Esperábamos con interés celebrar la reunión bilateral", dijo Prise

La réplica de la Casa Blanca, poco habitual por lo directa, es un nuevo indicio de las tensiones latentes entre Estados Unidos y su mayor aliado en Oriente Medio. Las relaciones entre ambos nunca se han recuperado del todo desde que Obama indignó al gobierno de Netanyahu al buscar y después cerrar un acuerdo nuclear con Irán. El último incidente se produce apenas unos días antes de que el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reúna con Netanyahu durante una visita a Jerusalén.

La oficina de Netanyahu declinó hacer comentarios.

La Casa Blanca desmintió las noticias aparecidas en medios israelíes sobre que Netanyahu había cancelado el viaje después de que la Casa Blanca no hubiera logrado encontrar una fecha para la reunión que encajara en la agenda de Obama. Price afirmó que esas afirmaciones eran falsas.

No es la primera vez que los planes de viaje de Netanyahu toman por sorpresa al gobierno de Obama. El año pasado, la Casa Banca acusó a Netanyahu de romper un protocolo diplomático establecido cuando anunció sus planes de ofrecer un discurso en un pleno del Congreso estadounidense sin consultar o informar antes al presidente. Netanyahu empleó esa intervención para pedir a los legisladores estadounidenses que rechazaran el acuerdo nuclear con Irán, que Israel ve como un refuerzo para su archienemigo.


Más contenido de tu interés