null: nullpx
Relaciones Internacionales

Por qué Corea del Norte sigue arrestando a estadounidenses por "actos hostiles"

Las detenciones ocurren luego de que el régimen de Kim Jong Un denunciara un complot de EEUU para asesinarlo sin presentar ninguna prueba. Sin embargo, agrega nuevas acusaciones a un clima que no parece calmarse.
8 May 2017 – 9:38 AM EDT

Con el anuncio de la detención de Kim Hak Song este domingo, aumentaron a cuatro el número de estadounidenses arrestados en Corea del Norte por "actos hostiles" sin especificar y en medio del aumento de la retórica bélica del régimen de Kim Jong Un, que hace unos días acusó a EEUU de querer asesinarlo.

En las últimas semanas dos estadounidenses empleados de la Universidad de Pyongyang para la Ciencia y Tecnología han sido arrestados. Tanto Kim Hak Song como Kim Sang Dok, se desempeñaban como instructores del centro de estudios.


Expertos consultados por medios estadounidenses señalan que estos arrestos podrían ser parte de las nuevas presiones de Corea del Norte ante la posibilidad de que el gobierno de Donald Trump esté considerando incluir nuevamente al régimen norcoreano en la lista de gobiernos que patrocinan el terrorismo.

Los dos instructores se unen a otros dos estadounidenses, Otto Warmbier y Kim Dong Chul, que ya cumplen condenas de 15 y 10 años respectivamente por actos contra el estado y espionaje.

Pese a que el despliegue militar de EEUU en la zona parece haber dado resultados como medida de presión para que Corea del Norte detuviera sus planes de llevar a cabo su sexta prueba nuclear, estas detenciones parecen ser nuevas medidas de hostilidad ante la creciente tensión militar.

El gobierno de EEUU decidió cambiar radicalmente su política frente a Corea del Norte al anunciar el fin de la "paciencia estratégica" que funcionó durante la presidencia de Barack Obama y que consistió en presionar con sanciones económicas el programa nuclear norcoreano.


Además de esto, Trump anunció el envío del portaaviones USS Carl Vinson junto a otros tres buques de guerra. También está en un puerto surcoreano el submarino nuclear USS Michigan, capaz de lanzar missiles Tomahawk. Por otro lado, el Pentágono decidió desplegar su poderoso sistema de defensa antimisiles THAAD en Corea del Sur, capaz de interceptar misiles de corto y mediano alcance.

Estos arrestos de estadounidenses están conectados con el supuesto complot estadounidense para asesinar a Kim Jong Un, sin dar más detalles. Refiriéndose a 'Mr Kim', la agencia estatal norcoreana afirma que fue convertido en terrorista con el fin de "vengarse del liderazgo supremo" norcoreano.

También señala que Kim se comunicaba con EEUU vía satelital con la CIA para instruirlo en el uso de sustancias bioquímicas para asesinar al presidente.


Con ningún tipo de contactos diplomáticos en el futuro próximo, estas detenciones mantiene en alto perfil las tensiones bilaterales y en el tope de las prioridades para el gobierno de EEUU la situación en la Península de Corea, algo que comienza a preocupar a algunos aliados de Washington en el sureste asiático.

Este lunes el comandante de la flota del Pacífico, almirante Scott Swift, tuvo que calmar temores ante la preocupación que existe en torno a que EEUU esté redirigiendo su atención a Corea del Norte en detrimento de los patrullajes conjuntos en el Mar de China Meridional, donde el gobierno chino ha construido islas artificiales -y sobre ellas bases militares- para reclamar extensos territorios marítimos también reclamados por Filipinas, Vietnam e Indonesia y otras naciones del área.

Swift insistió en que esa cooperación militar conjunta no ha terminado, pese a que desde que llegó al poder Trump no se han realizado nuevos patrullajes.

Las 8 curiosidades más extrañas de Corea del Norte

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés