Relaciones Internacionales

Pompeo dice que Corea del Norte está lista para la visita de inspectores a sus bases de misiles y nucleares

Después de reunirse algunas horas con Kim Jong Un en Pyongyang, el secretario de Estado subrayó los avances para la celebración de una nueva cumbre entre el presidente Donald Trump y el líder norcoreano.
8 Oct 2018 – 3:36 AM EDT

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, concluyó este domingo su visita de algunas horas a Pyongyang, donde se reunió con líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, para planificar una nueva cumbre con el presidente estadounidense, Donald Trump, que dijo se celebrará "tarde o temprano".

Antes de continuar su trayecto hacia Seúl, en el marco de una gira asiática que comenzó en Japón y que lo llevará también a China, Pompeo dijo a los periodistas que la conversación con Kim como "buena y productiva", y dijo que se lograron avances en materia de desarme.

De acuerdo con Reuters, Kim habría manifestado a Pompeo su disposición a permitir la entrada de inspectores internacionales a los lugares de pruebas nucleares y de misiles, uno de los principales puntos de desacuerdo con una promesa de desnuclearización anterior.

El secretario de Estado de EEUU explicó que Washington y el régimen acordaron establecer equipos de trabajo para tratar tanto la cumbre como el propio proceso de desnuclearización, y señaló que ambas partes seguirán "negociando para determinar la fecha y lugar" de esta nueva reunión de mandatarios.


Pompeo dijo que los inspectores visitarían una instalación de pruebas de motores de misiles y el sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri tan pronto como las dos partes acuerden la logística.

"Hay mucha logística que se necesitará para llevar a cabo eso", matizó Pompeo en una rueda de prensa en Seúl antes de partir hacia Pekín.

"Lo más importante es que ambos líderes creen que hay un progreso real que se puede lograr, un progreso sustantivo que se puede lograr en la próxima cumbre", dijo Pompeo.

La portavoz del Departamento de Estado, Heather Nauert, confirmó en una declaración que Kim había invitado a los inspectores a visitar el sitio de pruebas nucleares de Punggye-ri para verificar que había sido desmantelado de manera irreversible. En la declaración no se proporcionaron más detalles.

Stephen Biegun, nuevo enviado nuclear de Estados Unidos que acompaña al secretario de Estado, dijo que el domingo se ofreció a reunirse con su homólogo, el viceministro de Relaciones Exteriores Choe Son Hui, "tan pronto como fuera posible" y que estaban en discusión sobre fechas y lugares específicos.

Mejor resultado y un camino largo

Para el gobernante norcoreano la reunión con Pomeo fue "productiva" y "promete un buen futuro (...) para los dos países".

"Seguimos avanzando sobre lo acordado en la cumbre de Singapur", había tuiteado Pompeo poco antes de seguir adelante con su gira por Asia.


El primer encuentro entre Trump y el líder norcoreano fue en junio en Singapur, y en esa ocasión Kim se comprometió a avanzar hacia la desnuclearización de la península coreana.

El viaje de Pompeo a Pyongyang, su cuarto este año, siguió a un estancamiento, ya que Corea del Norte se resistió a las demandas de Washington de medidas irreversibles para renunciar a su arsenal nuclear, incluyendo un inventario completo de sus armas e instalaciones.

En la cumbre intercoreana del mes pasado, el Norte expresó su voluntad de cerrar el complejo nuclear de Yongbyon si Washington toma las medidas correspondientes, lo que Moon dijo que incluiría una declaración del fin de la Guerra de Corea de 1950-53.

Pompeo se negó a comentar si había algún progreso en el cierre del sitio de Yongbyon.

Un responsable estadounidense declaró a la AFP que esta nueva visita tuvo un "mejor" resultado que "la vez anterior", agregando no obstante que "el camino será largo".

📷 Sin mostrar misiles balísticos, Corea del Norte celebra su aniversario con un desfile militar

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés