null: nullpx
Relaciones Internacionales

Corea del Norte y Venezuela: los dos conflictos que preocupan al papa Francisco

El sumo pontífice de la Iglesia Católica quiere reducir los decibelios del enfrentamiento verbal entre Estados Unidos y Corea del Norte mediante la mediación de un tercer país, como Noruega; y también está interesado en que se retome el diálogo político en Venezuela, pero con garantías.
30 Abr 2017 – 4:47 AM EDT

Dos conflictos políticos actuales preocupan y copan la atención del papa Francisco: Corea del Norte y Venezuela. En el primero el pontífice cree que es necesaria la mediación de un tercer país que permita rebajar las tensiones con Estados Unidos, y en el segundo plantea retomar el diálogo con intermediarios a fin de concretar soluciones pero con garantías de que se cumplan los acuerdos que se alcancen.

Este sábado, hablando con periodistas a bordo del avión que lo lleva de regreso al Vaticano desde El Cairo, el Papa señaló que un tercer país, como Noruega, debería intentar mediar en la disputa entre Corea del Norte y Estados Unidos, para enfriar una situación se ha vuelto "demasiado candente" y que representa el riesgo de devastación nuclear.

El Papa habló después de que Corea del Norte realizó un lanzamiento de prueba de un misil balístico poco después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, advirtió que el fracaso de los esfuerzos por frenar los programas nuclear y de misiles balísticos de Pyongyang podría llevar a "consecuencias catastróficas".

El jerarca de la Iglesia Católica comentó que cree que "una buena parte de la humanidad" sería destruida en cualquier guerra generalizada.

Bergoglio dijo que está preparado para reunirse con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, cuando el republicano visite Europa el próximo mes, pero agregó que no está al tanto de que Washington haya solicitado un encuentro.

Desde su punto de vista, la Organización de las Naciones Unidas debería reafirmar su liderazgo en la diplomacia mundial, ya que se ha vuelto "demasiado reducido".


"Hay tantos facilitadores en el mundo, hay mediadores que se ofrecen, como Noruega, por ejemplo", dijo en su tradicional conferencia de prensa improvisada al final de cada viaje.

"(Noruega) Siempre está lista para ayudar. Ese es sólo uno, pero hay muchos. Sin embargo, el camino es el camino de las negociaciones, de una solución diplomática", comentó en la discusión, que se prolongó por unos 30 minutos.

Noruega negoció en secreto un pacto entre Israel y los palestinos conocido como los Acuerdos de Oslo a comienzos de la década de 1990.

"Estamos hablando sobre el futuro de la humanidad. Hoy, una guerra generalizada destruiría, no diría a la mitad de la humanidad, pero sí a buena parte de la humanidad, y de la cultura, todo, todo", agregó.


Diálogo con garantías

El papa Francisco consideró además que un nuevo intento de facilitación del diálogo político en Venezuela, como en el que recientemente ha participado el Vaticano, debe producirse en "condiciones muy claras".

El pontífice dijo que los expresidentes que ya intervinieron como facilitadores entre las autoridades y la oposición -el español José Luis Rodríguez Zapatero, el panameño Martín Torrijos y el dominicano Leonel Ferndández, "están insistiendo" para volver a intentarlo.

"Están buscando el lugar", dijo el papa preguntado sobre el punto de vista del Vaticano, que acompañó ese proceso, por los medios de comunicación, entre ellos Efe, que viajaron con él en el avión de regreso a Roma desde El Cairo.

"Yo creo que tiene que ser en condiciones muy claras, parte de la oposición no quiere esto, que es curioso, la misma oposición está dividida y por otro lado parece que los conflictos se agudizan más pero hay algo en movimiento, hay algo en movimiento", afirmó.

"Todo lo que se pueda hacer por Venezuela hay que hacerlo con las garantías necesarias, si no, jugamos 'tin pin pirulero'", dijo el pontífice argentino.


Sin embargo, la oferta de Bergoglio no fue bien recibida por la oposición. El gobernador y excandidato presidencial opositor Henrique Capriles Radonski, descartó reanudar un proceso de diálogo con el gobierno con los mismos mediadores.

“Escuché unas declaraciones del papa, que habla de que la oposición está dividida, eso no es verdad. Habla como que si unos quisieran dialogar y otros no. Los venezolanos todos queremos dialogar, pero no estamos dispuestos a un diálogo ‘Zapatero”, afirmó el dirigente opositor desde la vigilia convocada por los estudiantes muertos en protestas.

El líder opositor le recordó al pontífice que en Venezuela hubo lo que la oposición ha llamado "golpe de estado" y que por las manifestaciones para exigir la restitución del orden constitucional han sido asesinados más de 30 venezolanos, hay cientos de heridos y más de 1,400 detenciones.



En fotos: Cómo la propaganda oficial de Corea del Norte construye la imagen de su ídolo Kim Jong-Un

Loading
Cargando galería


GALERÍA ACTUALIZADA: Las máscaras que protegen los rostros de los manifestantes en Venezuela

Loading
Cargando galería

Más contenido de tu interés