publicidad
Al menos 11 millones de indocumentados en Estados Unidos aguardan una oportunidad para legalizar sus permanencias en Estados Unidos.

Postura de Ryan sobre la reforma migratoria desata críticas de inmigrantes

Postura de Ryan sobre la reforma migratoria desata críticas de inmigrantes

Organizaciones pro inmigrantes, analistas y hasta la Casa Blanca critican la postura del republicano Paul Rayan con la reforma migratoria

Al menos 11 millones de indocumentados en Estados Unidos aguardan una op...
Al menos 11 millones de indocumentados en Estados Unidos aguardan una oportunidad para legalizar sus permanencias en Estados Unidos.

Por Jorge Cancino - @cancino_jorge

Las recientes declaraciones del nuevo presidente del Congreso, el republicano Paul Ryan (Wisconsin), que no discutirá una reforma migratoria con el presidente Barack Obama porque “no confían” en el mandatario sobre el tema, desató una oleada de críticas por parte de la comunidad hispana, activistas, analistas políticos y la Casa Blanca.

Leer: Ryan le cierra la puerta a la reforma migratoria

Durante una entrevista a la cadena NBC, el domingo, Ryan dijo que Obama “ha demostrado ser poco fiable en este tema, trató de reescribir la ley él mismo”, en referencia a una Acción Ejecutiva que anunció el 20 de noviembre del año pasado en respuesta a la inacción del Congreso luego que el Senado aprobara un plan de reforma migratoria el 27 de junio de 2013.

La Acción Ejecutiva frena las deportaciones de unos 5 millones de indocumentados padres de ciudadanos y residentes permanentes (DAPA, por su sigla en inglés) y dreamers protegidos por la Acción Diferida de 2012 (DACA, por su sigla en inglés).

Leer: ¿Se aleja la reforma migratoria con Paul Ryan de presidente en la Cámara?

Lo que no dijo Ryan fue que el liderazgo republicano había dispuesto no avanzar el tema en la Cámara de Representantes desde antes de la aprobación del proyecto bipartidista S. 744 en el Senado, que incluía un amplio plan de legalización de indocumentados que llevan tiempo en el país y carecen de antecedentes criminales.

publicidad

Obama ha reiterado que la Acción Ejecutiva –detenida por el momento por los tribunales de justicia- se anulará una vez el Congreso avance y apruebe la reforma migratoria, pero los republicanos se resisten empleando el mismo argumento esgrimido en 2013: no confían en que el mandatario cumplirá con la ley. Pero no detallan cómo.

Paul Ryan dice que no habrá reforma migratoria Univision

Leer; Grupos latinos repudian la negativa de Ryan de debatir la reforma migratoria


No quieren que gane el otro

“Es terrible escucharlo” (a Ryan diciendo que no habrá debate hasta que Obama se marche de la Casa Blanca), dijo a Univision Noticias Nora Sándigo, directora ejecutiva de la Fraternidad Americana de  Miami, Florida. “Yo pensé que al final, con los cambios que se estaban dando en el Congreso, había un poco de esperanza. Pero estamos en el medio y ninguno de los dos (republicanos ni demócratas) quieren ayudar, simplemente por que no quieren”.

Sándigo, quien tiene la representación de unos 800 niños ciudadanos hijos de uno o dos padres indocumentados, agregó que “todo el efecto político es que los republicanos no quieren reconocerle al gobierno de Obama, que se lleve los aplausos. Por eso no quieren aprobar ninguna reforma”.

“Nosotros vamos a luchar fuerte. Ya lo verá. Y si llegara a ganar un republicano en las elecciones de 2016, libraremos la misma lucha que hemos hecho hasta ahora. Exigimos que pongan sus diferencias de lado y piensen en la gente, en los seres humanos, en las familias que están destrozando”.

La activista dijo que el tema de la reforma migratoria “ no se trata de un juego político, sino consiste en un trabajo humano. Los congresistas deben pensar en proteger a seres humanos y no usarlos para un fin político. El día que vean la vida de estas personas como un asunto humano y no político, ese día van a cambiar las cosas en nuestro país”.

Desalentadoras declaraciones de Paul Ryan sobre debate migratorio Univision


La postura de Obama

La Casa Blanca no se quedó indiferente a la polémica. Univision Noticias preguntó qué opinaba de las declaraciones de Ryan y respondió con declaraciones dadas la semana pasada  por el vocero Josh Earnest ante una declaración similar.

Earnest dijo que la Casa Blanca no ha hecho ningún esfuerzo por ocultar “ el profundo nivel de decepción” por la actitud mostrada por congresistas republicanos para “poner los intereses políticos por delante de los intereses de Estados Unidos”.

El vocero presidencial agregó que no entendía por qué la postura de rechazo a la reforma migratoria puede mejorar la posición política de los republicanos, siendo que la legalización de los indocumentados tiene un fuerte apoyo bipartidista en todo el país, entre ellos líderes evangélicos, de las fuerzas del orden, dirigentes sindicales, cooperativistas y la Cámara de Comercio.

publicidad

“Pero lo más importante es que se trata de una oportunidad perdida”, agregó. “Sobre todo cuando se trata de dar un paso de sentido común para reducir nuestro déficit, un paso de sentido común para hacer crecer nuestra economía y dando un paso de sentido común para hacer frente a los millones de inmigrantes a este país que actualmente viven en las sombras”.

Earnest dijo que las decisiones “que el Presidente ha tomado con el uso de su poder ejecutivo”, entre ellas la Acción Ejecutiva del 2014, fue necesaria para mejorar el sistema (migratorio) y reiteró que el país necesita un modelo “que sea consistente con nuestros valores como país”, en referencia a una reforma migratoria integral.

20 de noviembre de 2014. Un grupo de inmigrantes celebra frente a la Cas...
20 de noviembre de 2014. Un grupo de inmigrantes celebra frente a la Casa Blanca el anuncio de la Acción Ejecutiva del presidente Barack Obama que ampara de la deportación a unos 5 millones de indocumentados.


La base republicana

Para el profesor Roberto Izurieta, director del departamento de Política Latinoamericana de la Universidad George Washington, las declaraciones de Ryan responden a la estrategia del Partido Republicano y a la opinión de una base que no respalda una reforma migratoria.

“Si bien estoy totalmente a favor de una reforma migratoria integral (como la aprobada por el Senado en junio de 2013), “no veo realista que ésta sea discutida por los republicanos en este año de campaña electoral. La base lo la apoya, y mientras no termine la elección interna (nominación), estaría en contra de sus intereses. Sería un riesgo (discutirla) que evidentemente no están dispuestos a correr”.

A la pregunta si los republicanos le perdieron el miedo a la reforma migratoria, Izurieta respondió que “hicieron el cálculo de cuánto pueden perder versus cuanto pueden ganar, y temen más perder un buen porcentaje de su base electoral antes de tener la posibilidad de ganar parte del voto hispano”.

publicidad

En cuando a si se puede llegar a la Casa Blanca eludiendo el tema, dijo que es “difícil” y que “la ecuación del triunfo (por ahora) favorece a los demócratas”.

“Con el voto de las mujeres, los afroamericanos, los hispanos, y si a esto le sumamos el voto joven y de la clase media, los demócratas tienen mejores posibilidades de ganar”, apuntó.

“Pienso que los republicanos hicieron el cálculo de cuánto pueden perder versus cuánto pueden ganar y temen más perder un buen porcentaje de su base electoral antes que tener la posibilidad de ganar el voto hispano. El gran reto que tienen es lidiar con una base muy conservadora. Sin embargo, pienso que la aprobación (la semana pasada) del presupuesto es una señal que hay cosas positivas que pueden salir del nuevo liderazgo en la Cámara de Representantes”, apuntó.

Estoy seguro que prefieren evitarlo, pero no les resulta fácil hacerlo”.

La Acción Ejecutiva ampara de la deportación a indocumentados padres de...
La Acción Ejecutiva ampara de la deportación a indocumentados padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes legales permanentes.


Obligado por el partido

El congresista Luis Gutiérrez (demócrata por Illinois) dijo conocer a Ryan y que ha trabajado “en estrecha colaboración” con él en el tema de la inmigración “y sé que él apoya la reforma bipartidista al igual que la mayoría de los estadounidenses y la mayoría de los miembros de la Cámara. Pero a fin de garantizar la unidad del Partido Republicano, ha tenido que echar a un lado sus opiniones personales sobre los inmigrantes y la inmigración para apaciguar a los opositores (el ala ultraconservadora)”.

Agregó que el discurso republicano es parte de la campaña presidencial y dijo que “ lo que une a los republicanos es estar en contra del presidente Obama”, señalando que las declaraciones sobre la reforma migratoria constituyen “una desafortunada necesidad de los líderes del Partido Republicano”.

publicidad

Aseguró que Ryan apoya la inmigración legal y un estatus para los indocumentados, “asegurando los derechos de los trabajadores y los empleadores. No dudo de que Ryan apoya una reforma migratoria sensata, pero algunos en el Partido Republicano van a tratar de descalificar a cualquier persona que apoya lo que apoyan la mayoría de los estadounidenses”.

El congresista por Illinois también cuestionó la mantención de la Regla Hastert, activada por el saliente John Boehner, que solo permite llevar al pleno iniciativas de ley que cuenten con el respaldo de la mayoría de la mayoría, una exigencia que desde mediados de 2013 tiene frenado el debate.

“El país necesita una reforma migratoria abrumadora pero los republicanos de la Cámara siguen siendo uno de los pocos grupos de estadounidenses contrarios a la aprobación de un sistema de inmigración legal que funcione”, indicó.

Votos a cambio de reforma

Para la organización “Mi Familia Vota“ el escenario electoral es claro: Si los republicanos quieren votos latinos tienen que aprobar la reforma migratoria.

“Pero si el liderazgo republicano sigue ignorando o dando excusas para no arreglar el sistema migratorio y no hable de los temas que preocupan a nuestra comunidad latina, están apostando a perder una comunidad que esta creciendo políticamente y que es nuestro voto el que les entregará las llaves de la Casa Blanca”, dio a Univision Noticias Ben Monterroso, director ejecutivo de MI Familia Vota.

publicidad

“Nosotros vamos a continuar asistiendo a todos aquellos residentes legales permanentes que reúnen los requisitos para que se conviertan en ciudadanos y que se inscriban para votar”, dijo. “Nuestra meta es llevar al mayor número de electores a las urnas e incidir en el resultado de la elección presidencial”.

Una campaña respaldada por la Casa Blanca a mediados de año tiene como objetivo que 8.8 millones de residentes legales permanentes se conviertan en ciudadanos y voten en los comicios presidenciales del primer martes de 2016, cuando los estadounidenses elijan al sucesor del presidente Barack Obama.

“Hay que recordar que, de acuerdo con Latino Decisions, cualquier candidato Republicano que pretenda ganar la Casa Blanca necesita del 47% del apoyo de electores latinos y ninguno está remotamente cercano de alcanzar ese porcentaje”, recordó Monterroso.

América’s Voice tildó las declaraciones de Ryan de “desafortunadas” y que demostraban una estrategia similar a la esgrimida por Boehner durante su mandato como presidente de la Cámara de Representantes.

Ryan tampoco en sus declaraciones mencionó que Obama ha roto los récords de deportaciones. En lo que va de sus dos mandatos y hasta el 31 de agosto de 2015, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por su sigla en ingles) ha deportado a 2,2488,302 indocumentados.

publicidad
Contenido Patrocinado
En alianza con:
publicidad
publicidad